El 2022 ha demostrado ser un año bastante peculiar para las grandes tecnológicas. En el que existía gran interés por ver cómo reaccionarían las principales compañías del sector ante el regreso a la normalidad de casi todo el mundo tras la COVID-19. Pero ya sin la pandemia en el centro de la escena, nuevos desafíos han dicho presente para complicar el panorama, como la guerra de Ucrania y la inflación.

Por ello queremos aprovechar la oportunidad para recopilar la situación de las Big Tech en el segundo semestre de este año. Especialmente para establecer, si como se especulaba, los beneficios están empezando a sufrir las consecuencias del problemático contexto económico global.

Pero más allá de lo que dicen los resultados financieros trimestrales, veremos cuáles son las medidas que están tomando (o que planean tomar) las empresas para paliar los efectos de la crisis. Por motivos lógicos, es imposible mencionar todas las firmas que son consideradas como grandes tecnológicas en un único artículo, pero esta selección —un tanto arbitraria, es cierto— pinta una imagen bastante clara de cómo está el sector.

Google y el lamento por la pérdida de ingresos publicitarios de YouTube

Sede de Google

Alphabet, la casa matriz de Google, presentó esta semana los resultados financieros del tercer trimestre de 2022, con algunos datos muy notorios. En primera instancia, la firma de Mountain View informó ingresos por 69.062 millones de dólares, un 6 % más comparado con el mismo período del año pasado. Sin embargo, esa cifra estuvo por debajo de lo que esperaban los analistas, que rondaba los $71.000 millones.

En cuanto a beneficios, los californianos reportaron 13.910 millones de dólares, un 26,54 % menos al comparar con los 18.936 millones del tercer trimestre de 2021.

Otro dato para marcar de Google es que sus ingresos por publicidad también han quedado por debajo de las estimaciones, pese a haber crecido ligeramente en comparación con el último año ($54.482 millones vs. $53.130 millones). Pero lo verdaderamente notorio fue que, por primera vez desde que informa sus cifras por separado, han caído los ingresos por anuncios de YouTube. El trimestre finalizado el pasado 30 de septiembre arrojó una cifra de 7.071 millones de dólares, contra los 7.205 millones del Q3 2021.

Pese a que los números del más reciente informe fiscal no contentan demasiado a Alphabet, la compañía mantiene sus objetivos. El CEO, Sundar Pichai, ratificó las prioridades de la compañía, entre las que se mantienen YouTube Shorts, la competencia de TikTok, y Google Cloud.

Apple, una máquina de romper récords (por ahora)

MacBook Air M2

Si de grandes tecnológicas hablamos, imposible no referirnos a Apple. Los de Cupertino son una máquina de romper récords, y lo volvieron a demostrar en esta presentación de resultados. Los ingresos de la firma de Cupertino fueron de 90.146 millones de dólares, un 8 % más que en el mismo periodo del año anterior.

Como ya es costumbre, la principal fuente de dinero han sido las ventas del iPhone, aunque estuvo por debajo de las expectativas. Pero las verdaderas figuras del Q3 2022 —Q4 fiscal para los de la manzana— han sido los Mac, cuya comercialización creció un 25 % interanual y generó 11.500 millones de dólares. Cifra que representa un récord absoluto de ingresos para dicha división.

Así, Apple ha firmado el mejor cuarto trimestre fiscal de su historia, aunque las expectativas de cara a lo que se viene son bastante mesuradas. La compañía optó por no dar demasiados detalles de cara al futuro en sus últimos resultados financieros, aunque abrió el paraguas antes de que llueva. Específicamente, con sus ordenadores. Es que la compañía advirtió que, pese al gran desempeño del trimestre pasado, los ingresos de los Mac "decrecerán de manera sustancial". La temporada navideña será clave, entonces, para ver cómo se refleja esto en el próximo informe.

Amazon sufre por los gastos descontrolados

Amazon grandes tecnológicas | resultados financieros

Los resultados financieros del tercer trimestre de 2022 de Amazon han generado preocupación, principalmente por dos puntos: las magras proyecciones de ventas para las fiestas de fin de año y el descontrolado incremento de los gastos, pese al empuje dirigencial para recortarlos.

La firma de Andy Jassy informó ingresos por 127.101 millones de dólares, un incremento del 15 % interanual. Además, volvió a la rentabilidad tras dos trimestres de pérdidas, con beneficios por 2.872 millones de dólares. De todos modos, dicha cifra significó una caída del 9 % en comparación con el tercer trimestre de 2021.

Pero todas las miradas en el informe se han posado sobre los astronómicos gastos, que subieron un 18 % y se ubicaron en $124.576 millones. Así, fue el quinto trimestre consecutivo en el que los resultados financieros de Amazon mostraron los gastos creciendo más rápido que los ingresos.

Sin embargo, la mayor preocupación está por venir. Lo anterior se debe a que la proyección de ventas de Amazon para el trimestre final del año es bastante menor a la prevista por especialistas. La compañía espera ingresos entre 140.000 y 148.000 millones de dólares para el período octubre-diciembre, contra los 156.000 millones pronosticados por analistas.

Como era de esperarse, la situación se trasladó rápidamente al precio de su acción, que se desplomó un 20 % tras el cierre de los mercados.

Microsoft: el crecimiento de ingresos más lento de los últimos 5 años

Microsoft

Si nos enfocamos en Microsoft, el tercer trimestre de 2022 —el primero de su año fiscal 2023— también ha revelado un panorama complejo. Los de Redmond presentaron ingresos por 50.122 millones de dólares, un 11 % más que en el mismo período del año pasado, empujados por el crecimiento del área de servicios, que compensó la caída de la entrada económica por productos.

Sin embargo, sufrió una caída del 14,3 % interanual en sus beneficios, que fueron de 17.556 millones de dólares. Las cifras del más reciente informe económico de Microsoft se ha quedado corta en comparación con las proyecciones de los analistas, lo que provocó una caída del 6 % en el valor de su acción después de que cerraran los mercados.

Pero lo verdaderamente llamativo del caso de Microsoft es que ha registrado el trimestre de crecimiento de ingresos más lento de los últimos 5 años. La última vez que la firma dirigida por Satya Nadella había registrado un incremento en su revenue menor a un 12 %, había sido en el trimestre finalizado en marzo de 2017.

Al igual que otras compañías, los de Redmond echaron culpas al contexto económico mundial (inflación + depreciación de las divisas internacionales frente al dólar), junto a la guerra de Ucrania y el caos político del Reino Unido por su desempeño durante el último trimestre. No obstante, también notaron que un factor determinante fue la caída de las ventas de ordenadores nuevos, lo que impacta directamente sobre Windows, sus aplicaciones de productividad —el paquete de Office, por ejemplo— y sus servicios en la nube.

Pocas semanas atrás, Microsoft se sumó a otras grandes tecnológicas que anunciaron una reducción de su fuerza laboral por temor a una recesión. La primera medida fue despedir a unos 1.000 trabajadores en una amplia variedad de unidades de negocio —desde Xbox hasta servicios gubernamentales—, incluidos veteranos de más de 10 años de antigüedad en la empresa. La medida se sumó a una drástica reducción en las nuevas contrataciones desde julio pasado.

El comienzo del año fiscal 2023 también marca una muy importante expectación en torno a qué sucederá con la compra de Activision Blizzard. Microsoft espera que el acuerdo por 69.000 millones de dólares se cierre antes de que finalice el próximo junio, pero la presión regulatoria es, sin dudas, un elemento que genera cierta impaciencia entre directivos y accionistas.

Meta se lleva la peor parte entre las grandes tecnológicas

Avatares del Metaverso grandes tecnológicas | resultados financieros

El bofetón que recibió Mark Zuckerberg la semana pasada se escuchó hasta en Plutón. Meta informó ingresos por 27.714 millones de dólares en el tercer trimestre de 2022, una caída del 4 % interanual, pero, aun así, una cifra mayor a la que proyectaban los analistas. Sin embargo, las "buenas noticias" acabaron allí.

La casa matriz de Facebook, WhatsApp, Instagram y Reality Labs tuvo beneficios de apenas 4.395 millones de dólares; es decir, un 52 % menos comparado con los $9.194 millones del mismo período del año previo.

Además, sus costes y gastos aumentaron casi un 20 % interanual, mientras que Reality Labs, la división a cargo de los proyectos de realidad virtual y el metaverso, registró pérdidas por 3.700 millones de dólares, manteniendo la racha ya conocida. Y Meta ha reconocido que espera seguir perdiendo dinero a raudales en 2023.

La respuesta del mercado a estos datos fue BRUTAL (sí, así en mayúsculas). El precio de la acción de Meta se desplomó un 25 % entre miércoles y jueves, y borró 80.000 millones de dólares de valuación a la compañía. Y no es la primera vez que los de Menlo Park quedan expuestos a una situación así, incluso en lo que va del año.

No olvidemos que, en febrero, tras conocerse que Facebook había perdido usuarios activos por primera vez, su acción cayó un 26,4 %. Esto significó una pérdida de valor de mercado de 230.000 millones de dólares, la mayor en un solo día para una compañía estadounidense en toda la historia.

El empuje por el metaverso hasta ahora no ha dado resultados y los inversores están empezando a perder la paciencia. De hecho, en días pasados se conoció que una empresa con acciones en Meta salió a pedirle a la compañía que "se ponga en forma y recupere el enfoque". Y mientras los californianos se suman al grupo de grandes tecnológicas que planean despidos que no son despidos, es bueno volver a preguntarse: ¿Es Mark Zuckerberg un suicida?.

Spotify: resultados financieros con márgenes acotados

Oficinas de Spotify en Rusia

Spotify también presentó resultados financieros que han estado en línea con los de otras grandes tecnológicas. El servicio de streaming registró ingresos por 3.036 millones de euros, un incremento interanual del 21 %. Sin embargo, su margen bruto estuvo por debajo de las expectativas y cayó al 24,7 %, comparado con el 26,7 % que registró en el tercer trimestre de 2021. Y tuvo pérdidas operativas por 228 millones de euros, bastante por encima de los 169 millones que habían sido proyectados por analistas.

Más allá de lo estrictamente financiero, Spotify ha tenido un buen trimestre como plataforma. La compañía experimentó un alza del 20 % interanual en su número de usuarios activos por mes, alcanzando un total de 456 millones. Y registró incrementos del 13 y 24 % en el número de suscriptores Premium y cuentas con publicidad, respectivamente, en comparación con el tercer trimestre de 2021.

Como ha sucedido con la mayoría de las grandes tecnológicas, tras la presentación de resultados el precio de la acción de Spotify cayó un 4 %. Habrá que ver cómo se comportan los mercados para el informe del próximo trimestre, puesto que la compañía espera alcanzar los 3.200 millones de euros en ingresos; pero con pérdidas operativas que rozarían los 300 millones de euros.

Y ojo con el aumento de precios que se viene para 2023...

Netflix se sube al tren de la recuperación

Exterior de las oficinas de Netflix con el logo en la fachada grandes tecnológicas | resultados financieros

Los resultados del tercer trimestre fueron una bocanada de aire fresco para Netflix. En un año complicado, donde su acción había perdido casi el 60 % de su valor, especialmente tras la abrupta pérdida de usuarios de abril, el servicio de streaming está dando señales de recuperación.

El informe de la última semana reveló que la plataforma sumó 2,4 millones de suscriptores durante el Q3, aproximadamente un millón más de lo previsto. La noticia llegó acompañada por datos financieros que no fueron nada demasiado extraordinarios: ingresos por 7.926 millones de dólares (+5,9 % interanual) y beneficios por $1.398 millones (-3,52 % interanual).

Sin embargo, el precio de la acción de Netflix subió un 14 % tras el anuncio. ¿Por qué? Porque la compañía tiene planes muy ambiciosos para el trimestre final de 2022. Específicamente, apunta a sumar otros 4,5 millones de nuevos clientes antes de que se cierre el año. No olvidemos que la compañía planea estrenar una nueva suscripción barata y con anuncios, y pretende expandir su apuesta por el gaming. Además, está considerando lanzar su propio servicio de juegos en la nube, al estilo Stadia.

Tesla rompe el molde entre las grandes tecnológicas

Elon Musk Twitter

Tesla ha sido, ciertamente, una rara avis entre las grandes tecnológicas durante el tercer trimestre de 2022. La firma liderada por Elon Musk es de las pocas que ha logrado un crecimiento extraordinario en la comparación interanual de ingresos y beneficios de sus más recientes resultados financieros, pese a las dificultades. Y vaya que las ha tenido.

La compañía estadounidense se vio principalmente afectada por los rebrotes de la COVID-19 en China, que obligaron a la paralización de la línea de producción en la Gigafactory Shanghái durante el segundo trimestre. Sin embargo, logró recuperarse durante el tercer trimestre para alimentar resultados más que interesantes.

Los ingresos de Tesla durante el período julio-septiembre fueron de 21.454 millones de dólares, un poco por debajo de la expectativa de $21.900 millones. Pese a ello, representaron un incremento del 56 % interanual. Pero lo verdaderamente impactante estuvo en los beneficios, que alcanzaron los 3.292 millones de dólares, un 103 % más que en el tercer trimestre de 2021.

La firma de Elon Musk también mostró buenas estadísticas en materia de producción y entrega de sus coches eléctricos. Con la normalización de la línea de producción china, más el empuje de la nueva Gigafactory de Berlín, Tesla ha logrado producir 365.923 Model S, X, 3 e Y durante el Q3 2022. En cuanto a entregas, registró 343.830, la cifra trimestral más alta de su historia. Dichos números significan incrementos interanuales del 54 y 42 %, respectivamente.

Pese a las cifras positivas, las acciones de Tesla cayeron un 4 % tras la divulgación de sus resultados trimestrales. ¿Por qué? Porque analistas e inversores temen que pronto comience a verse una caída en la demanda de sus coches eléctricos. Que la compañía haya entregado unos 20.000 vehículos menos de los que fabricó en el trimestre, sumado al reciente recorte de hasta un 9 % a sus precios en China, genera intranquilidad en los analistas. No obstante, Elon Musk salió a desmentir que el interés por sus coches esté menguando. "Venderemos cada automóvil que fabriquemos", indicó.

Ahora la expectativa está puesta sobre el cumplimiento de la promesa de entrega de los Semi. Tesla asegura que las primeras unidades de su camión eléctrico llegarán a manos de sus dueños a partir de principios de diciembre.

Mientras tanto, los accionistas de Tesla también ponen un ojo a lo que suceda con Twitter, tras la compra por parte de Elon Musk.

Intel: un trimestre calamitoso con despidos en puerta

Intel escasez de componentes chips Pat Gelsinger | grandes tecnológicas | resultados financieros

Si Meta se ha llevado la peor parte del último trimestre entre las grandes tecnológicas, a Intel no le ha sobrado demasiado. Semanas atrás se conoció que la chipera estaba analizando el despido de miles de trabajadores ante la caída de sus ingresos por la baja en las ventas de ordenadores. Algo que finalmente se ha confirmado con el anuncio de sus resultados financieros.

Por supuesto, Intel no ha dicho públicamente que despedirá a X cantidad de personas. Pero ha asumido el compromiso de reducir costes por 3.000 millones de dólares en 2023. Y una de las áreas a recortar será la del personal, aunque no será la única. El plan de los de Pat Gelsinger es usar la tijera hasta disminuir gastos hasta por 10.000 millones para 2028.

En cuanto a los resultados financieros en sí mismos, los ingresos de Intel fueron de $15.300 millones, un 20 % menos que un año atrás. Pero lo verdaderamente impactante ha llegado por el lado de los beneficios: solo 1.000 millones de dólares, contra los 6.800 del tercer trimestre de 2021; es decir, una caída interanual del 85 %.

Según el CEO de Intel, la rentabilidad no es buena, en parte, por "ineficiencias" en las operaciones de la compañía, que deben ser abordadas. Llamativamente, el compromiso de la firma por recortar gastos no ha caído mal en el mercado. Si bien las acciones cayeron en un principio, tras el cierre de mercado repuntaron hasta un 5,4 %.

Los resultados financieros que restan por conocer entre las Big Tech

Como ya dijimos, este es un muestreo limitado pero bastante elocuente sobre la realidad de las grandes tecnológicas en la segunda mitad de 2022. Aunque todavía queda mucho por conocer. Esta semana estará cargada de anuncios de otras compañías del sector, aunque todo hace pensar que, en líneas generales, serán bajo la misma tónica. Algunos de los informes financieros más relevantes por conocer son los siguientes:

  • 1 de noviembre: Uber, AMD, Airbnb, Sony y Electronic Arts.
  • 2 de noviembre: eBay y Qualcomm.
  • 3 de noviembre: PayPal y Coinbase.
  • 7 de noviembre: Take-Two Interactive y Activision Blizzard.

Deja un comentario

Deja tu comentario