Después de la tremenda declaración de guerra con la que termina el episodio “Padre” (7x08) de Fear the Walking Dead (desde 2015), el siguiente, “Follow Me” (7x09), comienza con una de esas secuencias oníricas que son tan escasas en la ficción zombi de la AMC, obra de Robert Kirkman y Dave Erickson, y que se sienten tan extrañas en medio del realismo crudo de su apocalipsis doble.

Pero la verdad es que, durante la inmediata, solo febril, encontramos igualmente el surrealismo, pero por las chocantes, sinfónicas y ensordecedoras circunstancias en las que se despierta la Alicia Clark de Alycia Debnam-Carey, uno de los pocos personajes protagonistas que continúan en la serie desde la primera temporada. Y el misterio de lo que ha sucedido hasta esa situación estimula nuestra curiosidad.

Por otro lado, como referente obvio para el Paul de Warren Snipe, al que hasta lo tenemos en los oídos y se verbaliza después, está el grandioso compositor Ludwig van Beethoven en este capítulo de Fear the Walking Dead; pero no podemos evitar acordarnos de todos modos de Connie, a la que encarna Lauren Ridloff en la serie madre (desde 2010), por su misma aunque algo diferente condición.

Las costumbres de ‘Fear the Walking Dead’

AMC

Cuando se une a esta historia apocalíptica un nuevo superviviente del que no sabemos casi nada, nos preguntamos si será peligroso. Porque la desconfianza lógica que experimentan los personajes en este mundo hostil se nos ha pegado a los espectadores por la costumbre. Y, pese a que haya detalles que conocer sobre Paul, esperamos que no sea como el Virgil de Kevin Carroll en The Walking Dead.

Por que no decidan repetirse de nuevo en la franquicia. Máxime si, en este spin-off, suelen introducir elementos distintos. Como escenarios bastante curiosos en el vacío humano; desde la hacienda mexicana, el yate Abigail, el Hotel Rosarito o la presa hasta el parque de atracciones, el poblado del Salvaje Oeste, el submarino USS Pennsylvania o el cuadrilátero de lucha libre. Y, en “Follow Me”, un auditorio.

La tensión estalla, por otra parte, con zombis de por medio. De lo contrario, esta serie no se llamaría Fear the Walking Dead; aunque, en ocasiones, da la sensación de que incluyen a los muertos vivientes en ciertos episodios como una cuota para cumplir con la premisa o, bueno, contentar a los televidentes que aman a estos monstruos perturbadores y desean que les brinden secuencias gore con ellos.

Malgastando a otro personaje interesante con un buen clímax

AMC

El empeño alucinado de Alicia Clark en “Padre”, con las consecuencias que vemos en este capítulo dirigido por Heather Cappiello tras “Handle with Care” (6x10), “USS Pennsylvania” (6x15) y “The Portrait” (7x07) y, para The Walking Dead: World Beyond (2020-2021), “Quatervois” (2x05) y “Who Are You?” (2x06), sigue cierta línea narrativa de comportamiento irracional que se funda en sueños.

Antes de “Follow Me”, nos lo hemos encontrado en el singular “In Dreams” (6x12), que también fue escrito por Andrew Chambliss y Ian Goldberg, los propios showrunners de Fear the Walking Dead, pero con Nazrin Choudhury. Aquí, además, se sirven de un recurso que, en los últimos años, relacionaríamos con el temible hombre ciego de Stephen Lang en No respires (2016) y su secuela (2021).

Es decir, el Paul de Warren Snipe, intérprete y rapero sordo que se ha metido en la piel del padre de la Anaya de Birgundi Baker en Black Lightning (2017-2021), por ejemplo, aprovecha su discapacidad contra sus enemigos, una jugada que basta para empoderarle y que a Angela Kang y sus guionistas no se les ha ocurrido con Connie de ningún otro modo, para no reiterarse, en The Walking Dead.

E, igual que hicieron con el carismático Emile LaRoux de Demetrius Grosse en “The End Is the Beginning” (6x01), le malgastan en un solo episodio, por mucho que a aquel le recuperasen con el parentesco de Josiah LaRoux a partir de “Six Hours” (7x02). Puede que, como pieza dramática con el adecuado clímax, funcione. Pero lamentamos que no le mantengan y desarrollen más en Fear the Walking Dead.