Con el personaje de Alicia Clark (Alycia Debnam-Carey), han tomado decisiones parecidas a las de Althea Szewczyk-Przygocki (Maggie Grace) en la séptima temporada de Fear the Walking Dead (Robert Kirkman y Dave Erickson, desde 2015). La segunda aparece a partir del episodio “Breathe with Me” (7x04), un ratillo, y le proporcionan una despedida con caducidad en “Reclamation” (7x06). En cuanto a la primera, no le hemos visto el pelo hasta el final de “The Portrait” (7x07), y no nos ofrecen explicaciones de su paradero sino en “Padre” (7x08).

La hija mayor y, en teoría, superviviente única de la familia Clark ha estado ausente desde “Mother” (6x14), nada menos; y es la escena de su última intervención la que retoman en este nuevo capítulo, tras el que viene el parón de emisiones de la midseason. De modo que, por una parte, regresamos a la época prenuclear en que el demencial Teddy Maddox (John Glover) ejercía su maligna influencia; y por otro, los guionistas recogen el testigo del cliffhanger con el que acaba “The Portrait” y lo resuelven de una forma poco creativa.

‘Fear the Walking Dead’ amplía lo que sabemos sobre el virus zombi

AMC

Pero volver atrás en cierto número de flashbacks, a la temporada seis de Fear the Walking Dead, significa aportar detalles desconocidos hasta el momento del entorno en el que se desarrolla “The Holding” (6x11) e integrados en lo que, quizá, sea lo de mayor interés en “Padre”: la narración de las cambiantes circunstancias que ha vivido la mencionada Alicia Clark antes de reunirse de nuevo con Morgan Jones (Lennie James) y verse las caras con el ahora tristemente infame Victor Strand (Colman Domingo).

Se echa en falta una confrontación más vehemente entre ambos y el tercero en discordia, una intensidad dramática superior que eleve el voltaje del episodio y nos emocione de veras. Pero lo cierto es que no nos permiten tomarnos demasiados minutos para considerar este inconveniente porque lo que ocurre enseguida, con una puesta en escena lánguida, a años luz de lo que vimos en “Good Out Here” (4x03) para Nick Clark (Frank Dillane), atrae nuestra atención de inmediato. Y pronto, tras un flashback desconcertante, comprendemos que no carece de sentido.

Así, la protagonista tiene algo en común con dos personajes de The Walking Dead (Frank Darabont y Angela Kang, desde 2010): Aaron (Ross Marquand) y Hershel Greene (Scott Wilson), cada uno por sus propias razones. Pero no del todo, porque lo que nos plantean aquí Andrew Chambliss e Ian Goldberg (Érase una vez), escritores de este capítulo dirigido por el habitual Michael E. Satrazemis (Lore) como diecisiete de la serie madre y veintiuno de este primer spin-off, suma otra pieza inesperada al puzle sobre el funcionamiento del virus zombi.

Despertando la ira de la temible Alicia Clark

AMC

Para rematar la faena, las consecuencias previsibles de lo que Victor Strand hizo en el último tramo del episodio “The Beacon” (7x01) le alcanzan por fin durante el mismo de “Padre”. Y esto sucede con la misma maniobra narrativa que se había utilizado en “The Portrait”: cuando estaba concretándose un acuerdo en términos más o menos amistosos entre personajes enemistados que en otro tiempo eran camaradas, una oportuna revelación de culpabilidad da al traste con ello y empeora sus relaciones hasta una hostilidad aún más problemática.

Esta es la escena específica en la que se produce el enfrentamiento verbal que deseábamos en las anteriores, y no defrauda: Alycia Debnam-Carey (Los 100) se muestra realmente temible en la explosión de ira de Alicia Clark. Y con ello se repite el espíritu del cierre de “Cindy Hawkins” (7x03) pero más rabioso. Y uno piensa que la pérfida Virginia (Colby Minifie), que se había propuesto lo que Victor Strand y él la había traicionado en “Things Left to Do” (6x09), debía de estar riéndose en el infierno zombi si no fuera un cuento de hadas como Fear the Walking Dead.