Si hay algo que la franquicia de The Walking Dead (Frank Darabont y Angela Kang, desde 2010) no parecía muy interesada en explicarnos es el origen del virus causante del apocalipsis zombi y, en fin, si puede haber alguna vacuna contra el mismo. La historia de esta serie y de sus primer spin-off, Fear the Walking Dead (Robert Kirkman y Dave Erickson, desde 2015) se había enfocado en el reto de la supervivencia a la hecatombe de sus protagonistas y los dilemas morales que se encentran por el camino, en muchas ocasiones, quizá la mayoría, de lo más terribles.

Sin embargo, la propia The Walking Dead introdujo someramente el tema entre el final del episodio “Wildfire” (1×05) y la trama del siguiente, “TS-19” (1×06), con el que termina la primera temporada. En ambos conocemos al doctor Edwin Jenner (Noah Emmerich), el último patólogo del Centro de Control de Enfermedades de Atlanta que se había empeñado en la búsqueda de un remedio para el virus zombificador con su difunta esposa Candance (Claire Bronson). Y hasta The Walking Dead: *World Beyond (Scott M. Gimple y Matthew Negrete, desde 2020) no se ha retomado el asunto.

AMC

Una década después, en el capítulo “Brave” (1×01), se dice que el doctor Leopold Bennet (Joe Holt), bioquímico y genetista, se había marchado de la Colonia Campus a la base de la peligrosa República Cívica Militar para lo mismo que Edwin Jenner. En sendas escenas poscréditos de “The Wrong End of a Telescope” (1×04) y de “Shadow Puppets” (1×06), nos muestran detalles de los experimentos sobre el virus zombi, y nos aclaran de qué iban las cinco apariciones de esta organización entre los episodios “The Big Scary U” (8×05) y “What Comes After” (9×05) de The Walking Dead.

Sin embargo, mientras que las otras cinco veces en que la hemos visto en Fear the Walking Dead, desde “Here to Help” (5×01) hasta “Alaska” (6×03) por el momento, no sirven más que para ampliar lo que se sabe acerca del modus operandi de sus intevenciones y no para aportar datos sobre su investigación del virus, en el capítulo “Truth or Dare” (1×07) de World Beyond hay un flashback relacionado con Jennifer “Huck” Mallick (Annet Mahendru) en el que un marine de Estados Unidos llamado Owens (Michel Curiel) se refiere al origen de la catástrofe antes de que le interrumpan.

AMC

Y solo llega a decir lo que sigue: “He oído que vino en un cohete, que empezó en el espacio, alguien lo respiró, le revolvió el estómago y cuando se subió al avión…”, y nada más. Pero basta con eso para llamar poderosamente la atención de los espectadores, pues sus palabras entroncan con una respuesta que dio en Twitter el propio Robert Kirkman, guionista de la novela gráfica homónima que adapta The Walking Dead, el pasado mes de enero: “Esporas espaciales”, escribió a otro usuario con la cuenta suspendida en la actualidad y mediante un tuit que desconocemos si era de broma pero que, más tarde, vaya, ha decidido borrar. ¿Para no confundir o para no revelar nada tan pronto?

Pero lo cierto es que, en La noche de los muertos vivientes (George A. Romero, 1968), película que no existe en el universo de The Walking Dead, el principio de la paga zombi se debe a la radiación esparcida en la Tierra por una sonda espacial que había vuelto de Venus y explotado en nuestra atmósfera, así que puede que no sea más que un pequeño chiste de homenaje. De hecho, en “Beside the Dying Fire” (2×13), Rick Grimes (Andrew Lincoln) cuenta lo que Edwin Jenner le había susurrado al oído: que todo el mundo tiene el virus y, por esa razón, los muertos regresan aunque un zombi no les haya mordido en vida. ¿Y cómo cuadra tal cosa con una espora espacial?

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.