Sabido es que Fear the Walking Dead (Robert Kirkman y Daver Erickson, desde 2015) retrocedió en el tiempo respecto a la serie madre (Frank Darabont y Angela Kang, desde 2010) para contarnos con un mayor detalle el derrumbe del apocalipsis zombi; y que sus protagonistas fueron aprendiendo a sobrevivir en él como el grupo de Rick Grimes (Andrew Lincoln) se había visto obligado a hacerlo.

Y es esta clase de evolución personal la que se señala en la primera escena del episodio “Quatervois” (2x05) de The Walking Dead: World Beyond (Scott M. Gimple y Matthew Negrete, desde 2020), con la cámara avanzando de un personaje a otro en su cara a cara podrida contra los muertos vivientes. Y, a continuación, se produce el reencuentro que faltaba tras la separación paulatina en el tramo final de la temporada uno.

Unos largos preparativos en ‘The Walking Dead: World Beyond’

AMC

La directora Heather Cappiello, que ya se había ocupado de los capítulos “Handle with Care” (6x10) y “USS Pennsylvania” (6x15) de la mencionada Fear the Walking Dead, y de otros tantos para Mentes criminales (Jeff Davis, 2005-2020) o Blue Bloods (Mitchell Burgess y Robin Green, desde 2010) después de supervisar guiones de A dos metros bajo tierra (Alan Ball, 2001-2005), Carnivàle (Daniel Knauf, 2003-2005) o Miénteme (Samuel Baum, 2009-2011), cumple con la tarea de la realización sin lucirse lo más mínimo ni la necesidad de afearle nada.

Las secuencias que se suceden después del reencuentro son los preparativos narrativos para el plan de rescate y huida que se quiere poner en marcha a lo largo de las siguientes; las conversaciones imprescindibles para que todo esté en disposición y el desarrollo resulte verosímil.

Una labor dramáticamente poco atractiva en The Walking Dead: World Beyond si quien ha escrito el libreto de “Quatervois” no es alguien con el caletre de Aaron Sorkin (Algunos hombres buenos), Vince Gilligan (The X-Files) o Charlie Kaufman (¡Olvídate de mí), pero inevitable en cualquier caso.

Tampoco es que resulte patético lo que ha escrito el canadiense Ben Sokolowski, que ya había redactado los guiones de “The Blaze of Gory” (1x02), “The Deepest Cut” (1x09) e “In this Life” (1x10), además de unos cuantos para Arrow (Greg Berlanti, Marc Guggenheim y Andrew Kreisberg, 2012-2020) y The Flash (Berlanti, Kreisberg y Geoff Johns, desde 2014). Es eficiente sin más, pero en ningún momento ingenioso, conmovedor o apasionante.

De algunas cosas de interés al asombro poscréditos

AMC

Hasta mientras transcurre la parte primera de ese plan, la tranquilidad y los intercambios de palabras son la norma; e incluso en aquellas ocasiones que debiéramos sentir inquietud por si surge una desconfianza peligrosa o se descubren las maquinaciones de Iris Bennett (Aliyah Royale) y compañía, y hay varias de ellas, no se nos sube a la garganta.

Lo único de interés en estas sosegadas escenas de The Walking Dead: World Beyond son, por un lado, las novedades sobre los experimentos contra la plaga zombi y, por otro, lo que Elizabeth Kublek (Julia Ormond) le dice a su hija, Jennifer (Annet Mahendru) sobre la crianza. Porque la vemos titubeante, no con la fría seguridad de costumbre.

Solo cuando quedan minutos para que comience lo fundamental del plan previsto, la banda sonora compuesta por The Newton Brothers (Misa de medianoche) ayuda a que sintamos algo que nerviosismo hasta el golpe que nos descoloca, con su oportuno travelling circular.

Pero lo que de veras consigue asombrarnos es la escena poscréditos y los dos hechos importantísimos que implica, no únicamente para The Walking Dead: World Beyond, sino para la franquicia zombi en su conjunto y, en especial, para la serie madre. Y ya deseamos que los guionistas tiren de ese hilo en cualquiera de estas ficciones de la AMC.