AMC

Debíamos ser conscientes de que el episodio **“Buried” (4×04)** de *Fear the Walking Dead* iba a ser bastante doloroso tal como terminó “Good Out Here” (4×03), con ese giro tremendo que nos descerrajaron sin previo aviso. La tristeza por la muerte de Nick Clark (Frank Dillane) marca cada imagen del comienzo del capítulo y de su hilo temporal, en el que el realizador noruego Magnus Martens **intercala breves escenas que Althea** (Maggie Grace) **ha inmortalizado con la videocámara que porta** —Luciana Gálvez (Danay García) impidiendo que su novio difunto regrese como un zombi, Alicia Clark (Alycia Debnam-Carey) rematando a Ennis (Evan Gamble), Victor Strand (Colman Domingo) cubriendo el cadáver de Nick— y **el traslado del grupo en la antigua camioneta de los SWAT**.

**Es Victor quien insta a Al para que les grabe respondiendo a sus preguntas sobre la historia que les ha llevado hasta allí, y ella accede sin alegría** justo antes de los títulos, que en esta cuarta temporada están siendo adaptados a lo que cuenta cada episodio: otra mejora que han traído los nuevos showrunners, Andrew Chambliss e Ian Goldberg, tras el abandono de Dave Erickson después de concluir la tercera. En el pasado, Luciana mira **lo bien que les va a los Buitres con su recolección de suministros, mientras ellos se ven en la obligación de racionar la comida; y a Madison** Clark (Kim Dickens) **se le ocurren lugares que en los que tal vez no hayan rapiñado a sus vecinos fastidiosos**. Victor sale con Cole (Sebastian Sozzi) y, eh, Nick con Luciana: era esperar que volviese a aparecer.

AMC

En el presente gris, John **Dorie** (Garret Dillahunt) **trata de convencer a Morgan** Jones (Lennie James) con cierta elocuencia **de que se quede con ellos después de enterrar a Nick, en vano**, y por ello descubrimos que fue oficial de policía, como Rick Grimes (Andrew Lincoln) y Shane Walsh (Jon Bernthal) en *The Walking Dead*. En pasado colorido, Alicia sale en busca de alimento con Naomi (Jenna Elfman) a un parque acuático en el que se suceden varias escenas de bastante tensión con zombis, lo que confirma que *Fear the Walking Dead* gana en escenarios atractivos a la serie madre sin ninguna duda: pensemos en la hacienda de Celia Flores (Marlene Forte), el yate Abigail, el Hotel Rosarito o la presa al cargo de Lola Guerrero (Lisandra Tena).

**Naomi trata de largarse ante la mala situación en el estadio de béisbol; Victor, como de costumbre, urde su propio plan de fuga; y Luciana intenta convencer a Nick de que tomen igualmente las de Villadiego**. Madison dialoga otra vez cara a cara con el rapaz Mel (Kevin Zegers) en el aparcamiento, quien la tienta con unas apetitosas salchichas, y ella a él, con los condimentos, pero no se mueven un ápice de sus posiciones. Y el tipo le cuenta cómo perdió a toda su familia excepto a su hermano Ennis por intentar resistir en un supuesto refugio, es decir, opta por la misma técnica ejemplar que luego usaría Dorie para persuadir a su interlocutor y con idéntico resultado. Y **Naomi le dice a Alicia que** era enfermera en cuidados intensivos de un hospital, y **está de acuerdo con Mel en que lo del estadio no durará mucho**.

Y **en la mejor secuencia de “Buried”, durante la que se intensifican los brincos del pasado al presente y viceversa** que han menudeado en el episodio desde el comienzo y el ritmo del montaje se acelera un poco más, con la cámara inmisericorde de Althea sin perderse nada, **Alicia, Luciana y Strand exponen que cambiaron de opinión y decidieron quedarse y resistir, y que, por ese motivo, Nick ha sido asesinado**. A continuación, Al, Morgan y Dorie se dan cuenta de que los otros tres van a ir a vengarse de los Buitres cuando **recogen una serie de armas ocultas, y le sugieren a Althea de que se una a ellos si quiere saber cómo acaba la historia. Entierran a Nick junto a un árbol, y Morgan coloca un altramuz azul sobre su tumba**.

AMC

Luego, **Dorie se tropieza con la mochila de Laura, a la que está buscando, entre los pertrechos de los otros; en un flashback, Naomi la usa** y extrae de ella la otra pistola de empuñadura blanca con las iniciales de John Dorie, quien exige saber dónde se encuentra. **Luciana le dice que no salió del estadio y que “las cosas se pusieron mal” allí, y es Alicia quien sostiene que murió entonces**. Pero Dorie no quiere creérselo, y ella culpa a los Buitres y le invita a acompañarles en su venganza también. Pero **se queda en el sitio con Morgan, impactado, y Althea se marcha después le prometerle averiguar lo que sucedió** y volver más tarde a para contárselo. Con capítulos así, como los de esta temporada, *Fear the Walking Dead* puede llegar a ganarse de veras el respeto de los espectadores más desilusionados.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.