– Dic 18, 2019, 11:20 (CET)

Lo mejor de las startups en 2019

Se acaba el año y en Hipertextual hacemos balance de lo que ha pasado en el sector de las startups: un ecosistema que cada vez muestra signos de mucha más madurez.

Se nos acaba un año muy accidentado prácticamente en todos los sectores. El mundo de la tecnología se debate entre si el concepto de móvil plegable será la tendencia para los próximos años y brega por la privacidad de los datos dominados por los gigantes del sector. La ciencia sigue mirando al espacio a la vez que lucha contra un mundo que se desmorona en términos climáticos. El cine tiene su propia versión del caos: streaming vs. cine y cineastas de la vieja escuela vs. películas de superhéroes.

Mientras, en el mundo de los emprendedores, la vida sigue en un contexto político que, ya definido por muchos, no está claro si afecta o no. ¿Es peor que no exista Gobierno desde hace meses, pero que no cambie las reglas del juego, o que se tenga un líder pero que cambie el statu quo? Si bien todos los emprendedores con los que Hipertextual ha podido hablar a lo largo de 2019 afirman que la estabilidad política y económica sería el mejor de los escenarios –un ideal en estos momentos–, estos no se ponen de acuerdo en cuál de las dos opciones actuales sería la mejor para sus negocios.

A la espera de un nuevo Gobierno, formado por una unión de colores, el colectivo se encuentra a la espera de las tan ansiadas reformas prometidas sobre el papel. Una normativa de emprendedores que tenga en cuenta la reforma de la ley de la segunda oportunidad, fomento de la inversión y rebajas fiscales para los nuevos negocios de corte tecnológico y potenciales creadores de empleo especializado.

2019 ha sido un año especial para las startups del país. "Menos rondas, pero más grandes. Nuevas formas de financiación. Un posible enfriamiento de la economía. Más cordura. Y, por último, optimismo", estos términos resumían las previsiones consultadas por Hipertextual en 2018 para este año.

La realidad es que en términos generales han acertado. El estancamiento de la economía es una realidad mundial; por otro lado, según el informe anual del fondo europeo Atómico, en 2019 la inversión en startups en España se ha estancado, además del crecimiento del talento, respecto a los resultados de nuestros compañeros en Europa que se mantienen al alza, pero –como ya adelantaban los inversores– los fondos han sido más selectivos y han caído en un número menor de compañías. Las cuales, eso sí, han conseguido agrupar mucho más capital de diferentes fuentes. Las startups españolas han logrado una financiación total de 1.340 millones de dólares en 2019, lo que supone un 4% del total del capital invertido en Europa.

Con todo este panorama, elegir lo mejor de 2019 es una tarea compleja.

Bnext y su récord en rondas de financiación

Con pocos recursos, Bnext ha conseguido cerrar el año superando a los gigantes de N26 y Revolut. También ha logrado pasar por encima de todas las rondas de financiación del sector, y por poco, del panorama emprendedor español.

22 millones de euros, de 13 que tenían la intención de cerrar, llegaron directamente de un amplio grupo de inversores extranjeros. Se cumplía, de esta manera, uno de las previsiones de los inversores para este año: más dinero, para unos pocos elegidos. Esa y la de los fondos de fuentes alternativas.

Después de culminar su ronda de financiación, Bnext anunciaba una ronda en Crowdcube para dar cabida a pequeños inversores. Con proceso que no estuvo exento de dramas, cuando una pequeña cláusula ponía en alerta a los inexpertos participantes en el capital de la fintech.

Ahora, la compañía ya ha puesto rumbo a México, donde una vez reciban los permisos pertinentes, comenzarán a operar para irrumpir en el sector de la banca local.

La alimentación, más emprendedora que nunca

La carne que no es carne, pero lo parece y los productos a priori sanos que realmente no lo son. Este ha sido, y será, uno de los caballos de batalla de los últimos meses.

Bajo el abrigo de las nuevas corrientes de alimentación, ha surgido todo un ecosistema listo para hacerse un hueco.

En Estados Unidos, y de la mano de Impossible Burger y Beyond Burger –ahora ya considerados imperios altamente financiados–, otras compañías locales han venido a ocupar su puesto. Heura, de Foods for Tomorrow, marca el año en el sector emprendedor español con su apuesta de alimentación alternativa y respetuosa con el medio ambiente. Ha sido, además, considerada por El Referente como una de las startups españolas más revolucionarias del país.

Pero la cuestión no es solo de dejar de comer carne, una de las alarmas ambientales de la década. ¿Cómo enfrentarse al mundo de la buena alimentación? La Real Food está a la orden del día y la unión de las redes sociales y la tecnología han hecho posible un nuevo paradigma: la lucha contra los procesados y el marketing. Si hace unos meses, la solución venía de Francia con Yuka, consejero digital para una alimentación saludable, en poco tiempo han surgido versiones nativas: El Coco en Barcelona y MyRealFood del incombustible Carlos Ríos ya se han posicionado como los lectores de códigos más populares.

El sector inmobiliario, el cambio de lo tradicional

O no. La realidad es que el sector inmobiliario ha sufrido un cambio durante los últimos años, pero el control reside en las mismas manos. Los grandes fondos y bancos, en un claro interés por seguir estando en el negocio, se han posicionado como los mejores financiadores de los nuevos modelos que toman posiciones en un país muy interesando por la construcción.

El ladrillo es, de hecho, uno de los negocios que más debates ha tenido a sus espaldas. Y ya no solo para la venta de viviendas: nuevos modelos de negocio han florecido con el paso de los años. Airbnb o HomeAway han cambiado la concepción de la rentabilidad de una vivienda con sus pisos vacacionales. SpotaHome o Badi el negocio de los alquileres.

Y, ahora, el negocio del proptech ha irrumpido en la propia venta de los pisos. Adiós a las comisiones, un modelo de negocio que les ha costado las críticas e incluso amenazas de las versiones más tradicionales del sector. El crecimiento a un 15% mensual de Housell, Housfy y su ronda de 6 millones de euros este año, Realo o Propertista ya cuentan con su hueco en el negocio.

La lucha contra las grandes compañías energéticas

Parece ser un mantra del emprendimiento estos años: los elevados costes de las grandes y tradicionales compañías son un monstruo que hay que perseguir. En este sentido, y un momento en el que el auge de lo renovable y los vehículos eléctricos toma posiciones en el mercado, los nuevos modelos de negocio en el ecosistema han venido para quedarse.

2019 ha sido el año en el que una pequeña compañía, centrada en energía verde, anunciaba su salida a bolsa. Holaluz, que plantó cara a las grandes eléctricas con su modelo de negocio basado en el ahorro ha sido, sin duda, uno de los éxitos del mercado emprendedor en España.

Un éxito seguido por muchos otros. Desde Reino Unido, y atraídos por un mercado ahora liberalizado y sin penalizaciones a las renovables, Bulb quiere seguir los pasos de la compañía española. Ya aquí, Lucera fundada por Emilio Bravo, ha cambiado las reglas del juego con su modelo a precio de coste y, siempre, de origen renovable.

Los nuevos modelos de transporte... y no, no son los patinetes

2020 es un año importante para el sector ferroviario en España. El inicio de la liberalización del mercado en el país marcará un antes y un después en el negocio y, supuestamente, en el precio de los trayectos. Pero ahí no queda la cosa.

Con Elon Musk detrás de la idea, el mundo se prepara para la irrupción de lo que será el nuevo modelo de la alta velocidad según el creador de Tesla. Hyperloop, cada vez más una realidad que una locura de inventor, ya tiene su versión en España de la mano de Zeleros. La startup valenciana, también considerada como una de las más exitosas del país en 2019 ha conseguido levantar 2 millones de euros y apoyada por Juan Roig –Presidente de Mercadona– entre otros inversores, ya cuenta con un modelo casi factible para iniciar los nuevos modelos de transporte que esperan tener operativos en 2024.