– Oct 4, 2019, 9:09 (CET)

Alfonso Sainz de Baranda (Bnext): «Pasamos de 13 a 22 millones en la ronda porque la situación sobrepasó todas nuestras expectativas»

South Summit 2019 celebra un nuevo año y aprovechamos para hablar con Bnext sobre su recién estrenada ronda de financiación.

Cerraron una ronda de financiación de 22 millones de euros justo antes de la celebración del South Summit 2019. Una timing que definen como muy meditado. Después de todo, no deja de ser un récord (el segundo en cuantía después de la ronda Serie A de Hawkers) en España. Si querían que se hablase de ellos, anunciar la operación justo antes del encuentro de emprendedores por excelencia era perfecto. Charlamos con Alfonso Sainz de Baranda, chieff growth officer de Bnext, sobre su nuevo anuncio y la próxima gran expansión a México.

Hace un par de días anunciabais una ronda de financiación de 22 millones y medio. Todo un récord para el emprendimiento en España hasta la fecha...

Efectivamente, ha sido un récord en España en Series A, porque aquí hay muchos tipos de rondas. Es la segunda más grande después de Hawkers, que está muy por encima, aunque es otro sector completamente diferente.

¿Cómo se logra llegar a cerrar esta cifra?

Con muchísmimo trabajo y mucha ambición. Desde el principio queríamos llegar a eso. Un problema que vemos mucho en España es que la gente tiende a pedir menos. Cuando ves las presentaciones de un pitch piden 100.000 euros para financiar su startup que va a competir con Facebook; si te vas a Londres, esa misma startup estaría pidiendo un millón lo menos. En parte porque hay más dinero disponible y también por una cuestión de ambición.

Desde el principio, cuando fundamos Bnext, queríamos la alternativa real a la banca. Para ello necesitábamos demostrar muy rápido de lo que éramos capaces como equipo, que a los usuarios les gustase nuestro producto y que íbamos a necesitar mucho dinero para esto. Guillermo, que es el CEO, se encarga plenamente de la parte de inversión de forma contínua. Al principio tanteamos un par de fondos españoles, pero se nos quedaban muy fuera, así que salimos fuera. Y les gustamos porque la historia que les hemos contado no la han visto nunca, y eso que muchos de ellos han invertido en la competencia como N26.

Lo que, en este caso, les gusta de España, es que hemos sido capaces de llegar a un nivel muy alto en cuanto a crecimiento ingresos y equipo con un muy bajo coste. Una empresa como la nuestra en Inglaterra hubiese necesitado diez veces más inversión para hacer lo mismo.

La ronda ha sido de 22,5 millones, pero fuentes del sector apuntan a que vuestro objetivo simplemente estaba en los 13 millones. ¿Qué ha pasado para ese aumento?

Efectivamente, la situación sobrepasó todas nuestras expectativas y hemos tenido que dejar a varios fondos fuera la verdad. La ronda que abrimos no era una cuestión de más dinero, de cuanto más tengamos más nos podemos gastar, si no cuanto más levantemos tendremos más tiempo para la siguiente ronda. Aunque lo más seguro es que lancemos una ronda dentro de poco. Es una gran diferencia tener que ponerte a una en seis meses a que sean nueve.

Hemos mostrado una serie de métricas a las cuales les tenemos que dar tiempo, y esto nos permite poder cumplirlas. Además, es algo clave para que la siguiente sea espectacular. Que lo será.

Tantos millones a qué están enfocados

Por un lado queremos la internacionalización, queremos salir de la frontera de España para llegar a México. La segunda parte irá dedicada a la creación de una estructura para generar ingresos de una forma más eficiente. Sabemos que ya aportamos mucho valor a nuestros clientes, pero queremos aportar más. Y tres, queremos mantener nuestro liderazgo en España. Ahora mismo somos la séptima aplicación bancaria más usada por los españoles y delante nuestro pues están los 5 bancos principales.

Queremos mantener ese puesto e, incluso, superarlo. Aportar más valor a los usuarios, sin olvidarnos de crecer rápido.

Tenéis el foco puesto en Latinoamérica, concretamente México, ¿qué retos supone esta internacionalización?

Por supuesto, es muy interesante para ellos. De hecho SoftBank acaba de abrir una sede allí, en México. Ahora hay mucho enfoque en esos países, porque se cree que hay una rentabilidad que en Europa ya ha alcanzado su límite; al igual que en Estados Unidos. También algo que es clave en cómo atraer estos fondos, es que queremos salir fuera de España. Guillermo, nuestro CEO, se ha movido a un evento solo para hablar con un inversor y eso les gusta. Mucha gente se queda aquí y no debe ser así y quizá hay que buscar interlocutores e inversión fuera porque hay gente con mucho dinero, mucha capacidad y mucha visión. Solo hay que demostrarle las métricas.

Hablamos de ir a México como una cuestión muy sencilla, pero muchos han fracasado en el intento por el propio sistema de bancarización del país. ¿Qué proponéis vosotros?

El reto es todo. En México hay tres tipos de nivel banca. Los no bancarizados que solo trabajan con efectivo. Los que están bancarizados y todos sus movimientos se hacen a través de sus cuentas y un tercero que son los infrabancarizados: sí que tienen cuenta bancaria y cobran su nómina, pero la banca es muy craa para ellos porque te cobran por cualquier cosa que hacen. Al final terminan sacando todo el dinero fuera de las cuentas y usan poco la banca.

Nos dirigimos a esos últimos para que les sea rentable usar la banca. Nosotros somos españoles y nos creemos que Latinoamérica es mucho más fácil que Francia por el idioma y estamos muy equivocados, es mucho más difícil de hecho. En nuestro caso aportamos por esas regiones porque nos quitamos la barrera del idioma, cierto, lo cual en el sector es muy importante. Pero creemos además que tenemos un equipo que es capaz de adaptarse al país, al igual que hicimos en España donde supimos adaptarnos al sector. Queremos buscar el punto adecuado para conquistar México, ir probando muy a menudo con un equipo que esté analizando todo allí, pero ser capaces de encontrar el hueco.

En la anterior ronda ya comentasteis el tema del capital extranjero, ahora con los 22 millones se ha vuelto a repetir la internacionalización. ¿Hay tan poco capital en España?

Hemos probado dentro, por supuesto, hemos hablado con todos los fondos españoles y muchos de ellos han querido entrar. La cuestión es que hay un problema de tamaños. Para cerrar una ronda como la nuestra y para que un fondo le salga rentable hay que invertir una cantidad relevante, y esas cantidades que pueden invertir ahora quizá esos fondos ahora no las tienen disponibles. Es una cuestión de timing y de capacidad de los fondos españoles, que comparados con un DN Capital que tiene millones en cartera no hay ningún fondo que se le pueda comparar en tamaño. Y de esos en España creo que hay pocos, pero hemos hablado con todos ellos y nos gustaría que entrasen; nos gustaría que estuviesen en algún momento.

Sin tener negocio fuera de España. ¿Es complicado convencer a los fondos?

Al final lo que convence a un fondo son las métricas: cuánto gastas, cuánto tienes... Y esas métricas hablan bien del equipo.

Creo que en nuestro ratio de fondo que han venido a vernos a la oficina y les hemos hecho la reunión es del 100% ahora mismo. De unos 15 que hemos visto, todos han querido entrar. Además, ellos no son tontos y buscan grandes empresas. Que estés en España o en otro país les es indiferente.