El Apple Car es un proyecto sobre el que prácticamente no sabemos nada, pero que a pesar de ello ha ganado mucha atención en los últimos años. Todos esperan que el desembarco de Apple al mercado de la movilidad eléctrica y autónoma sea con bombos y platillos, pero el panorama de esta iniciativa parece cada vez más envuelto en incertidumbre. Y esto ocurre, principalmente, por la permanente sangría de ingenieros y ejecutivos relacionados con el desarrollo del esperado coche de la firma de Cupertino.

En los últimos meses la noticia parece repetirse una y otra vez; algo que se acentuó desde que Doug Field, el líder del proyecto, abandonó Apple para incorporarse a Ford. Desde que eso sucedió, otras varias figuras claves han decidido alejarse de la firma californiana y su secretísimo Project Titan; y ahora le ha tocado el turno a Joe Bass, quien era jefe de gestión de los programas de ingeniería de software del Apple Car.

La novedad se conoció a través del más reciente newsletter de Mark Gurman. El reconocido periodista de Bloomberg indica que, con la salida de Bass, ya prácticamente no queda ninguno de los directivos que hasta hace un año estaban ligados al Apple Car. No olvidemos que a comienzos de diciembre pasado, los de la manzana también habían sufrido el alejamiento de Michael Schwekutsch; el exdirector senior de ingeniería con pasado en Tesla emigró hacia Archer Aviation para colaborar en el desarrollo de taxis aéreos.

En el caso de Joe Bass, su próximo destino será Meta. Por el momento se desconoce cuál será su rol dentro de la casa matriz de Facebook, Instagram, WhatsApp y Oculus. Sin embargo, que su partida se haya dado hacia dicha corporación no es un dato menor. Según Gurman, ya son más de 100 los empleados que en los últimos meses han abandonado Apple para sumarse a la firma dirigida por Mark Zuckerberg. Al punto tal que los de Cupertino comenzaron a recompensar a sus ingenieros más destacados con hasta 180 mil dólares en acciones para evitar que sean seducidos por otras empresas.

El 2022 será clave para el destino del Apple Car, según Gurman

Foto por Alex Kalinin en Unsplash

Que la continua partida de figuras claves ligadas al Apple Car plantea un desafío inesperado para Apple, no es una sorpresa. Sin embargo, Mark Gurman considera que el 2022 puede ser el punto de inflexión para que Apple tome una decisión con respecto al desarrollo de su supuesto coche eléctrico y autónomo. Esto no necesariamente significaría una cancelación absoluta del proyecto, pero sí un análisis pormenorizado para saber si, ante las continuas salidas, están dadas las condiciones para sostener un hipotético lanzamiento en 2025.

Recordemos que durante la primera parte del 2021 se especuló con las supuestas alianzas de Apple para la producción del Apple Car. En principio parecía que estaba todo dado para que sea una colaboración con Hyundai, pero finalmente no fue así. También se mencionó el involucramiento de PSA (Peugeot, Citroën, DS, Vauxhall y Opel) y General Motors en la iniciativa, y después se habló sobre Nissan. Sin embargo, en este último caso fueron los propios japoneses quienes negaron su interés al respecto.

En la continuidad del año, las novedades sobre los avances en su desarrollo se calmaron bastante. De hecho, lo más relevante se conoció en noviembre; allí supimos que, aparentemente, la idea de Apple sería lanzar un vehículo sin pedales ni volante. Pero la expectativa se vio rápidamente licuada por las permanentes salidas del equipo desarrollador. Así, queda claro que el Apple Car es el proyecto que más problemas le ha traído a Apple en mucho tiempo.