En las últimas semanas, las informaciones sobre el supuesto Apple Car no han hecho más que sucederse. La mayoría de ellas señalaban a Hyundai como el principal partner de Apple en este novedoso proyecto. Sin embargo, el fabricante surcoreano ha confirmado este lunes que, en estos momentos, no está negociando con Apple sobre este posible proyecto.

Esta información coincide con lo publicado por Bloomberg el pasado viernes. Entonces, el medio norteamericano aseguró, citando a personas cercanas al proyecto del Apple Car, que las negociaciones entre ambas compañías se encontraban en pausa.

En enero, Hyundai confirmó públicamente las negociaciones con Apple, pero poco después rectificó su comunicado oficial retirando toda mención a la empresa de Cupertino. Según explica Bloomberg, ese comunicado, sumado a otros detalles que se han filtrado en las últimas semanas, ha molestado en el seno de Apple.

Para poder llevar a cabo con éxito este proyecto, Apple necesita un socio con mucho conocimiento de la industria y bastante capacidad de producción. En otras palabras: requieren un partner que haga con el Apple Car el mismo trabajo que Foxconn hace con el iPhone. Un acuerdo de colaboración con un fabricante asentado en el sector, por lo tanto, les permitiría sortear el obstáculo de la producción.

La empresa liderada por Tim Cook, según Bloomberg, está conversando sobre este proyecto con otros fabricantes de automóviles. Una información que coincide con lo publicado por Nikkei la semana pasada. El medio asiático señaló entonces que Apple estaba negociando con diversos fabricantes de automóviles japoneses sobre la posible producción del Apple Car.

El Apple Car está aún a varios años de distancia

La llegada del Apple Car al mercado parece estar aún a varios años de distancia. En enero, Bloomberg aseguró, citando a personas cercanas al proyecto, que el vehículo no llegaría al mercado en, al menos, cinco años. Reuters, en paralelo, aseguró que Apple tiene como objetivo iniciar la producción de su vehículo en 2024.

De materializarse el proyecto, la empresa de Cupertino entraría en un mercado que tiene a Tesla como referente indiscutible. Pero esa no sería la única competencia a la que tendría que enfrentarse. Fabricantes asentados como Volkswagen, Porsche o Ford –entre muchos otros– están invirtiendo importantes sumas de dinero en la electrificación de su catálogo.