Que lo de Fundación (David S. Goyer y Josh Friedman, desde 2021), la serie de Apple TV+ basada en las novelas más míticas del gran Isaac Asimov, es todo un acontecimiento cinematográfico, probablemente irrepetible, no puede ponerse en duda de ninguna manera razonable. Seguro que muchos lectores de este genio de la ciencia ficción hemos fantaseado con que algún cineasta se atreviese a adaptar esta saga literaria imprescindible de siete libros a la pequeña pantalla, que ahora no es tan pequeña en absoluto.

Para nuestra alegría, por fin ha sucedido, y qué gozada ver las imágenes galácticas y los paisajes alienígenas con los que solo hemos soñado hasta ahora, y qué gusto da escuchar a una lógica voz en off decir los hombres de los personajes que amamos y que nos los muestren en la viva carne y los huesos de los actores que los interpretan. Casi sin pestañear los miramos.

Dos cineastas poco evidentes para ‘Fundación’

Apple TV+

Que Apple TV+ escogiese a David S. Goyer y a Josh Friedman para que se ocuparan de semejante adaptación, quizá de las más importantes del siglo por su envergadura en el género, no parecía una opción obvia. El uno no ha destacado demasiado en la dirección de las películas Zig Zag (2002), Blade: Trinity (2004), Lo que no se ve (2007) y La semilla del mal (2009), ni con los episodios de Operación Threshold (Bragi F. Schut, 2005-2006) y de sus Flashforward (2009-2010) y Da Vinci’s Demons (2013-2015).

Su estatus en Hollywood, que le ha permitido ocuparse de Fundación, se debe a los guiones que ha firmado para El Cuervo: Ciudad de ángeles (Tim Pope, 1996), Dark City (Alex Proyas 1998) con Lem Dobbs, la trilogía de Blade (Stephen Norrington, Guillermo del Toro y él, 1998-2004), Jumper (Doug Liman, 2008) con Jim Uhls y Simon Kinberg, Batman vs. Superman: El amanecer de la justicia (Zack Znyder, 2016) y Terminator: Destino oscuro (Tim Miller, 2019).

Además de la historia de Batman Begins, El caballero oscuro y El caballero oscuro: La leyenda renace (Christopher Nolan, 2005-2012) y El hombre de acero (Snyder, 2013). Y que tiene experiencia en la creación de ficciones televisivas por Blade: The Series (2006), las ya mencionadas Flahforward, con Brannon Braga, y Da Vinci’s Demons y, por último, Constantine (2014-2015).

En cuanto a Josh Friedman, que ha tenido tiempo de labrarse una trayectoria menor que la de David S. Goyer, podemos decir que ha escrito los libretos de La guerra de los mundos (Steven Spielberg, 2005) y La Dalia Negra (Brian de Palma, 2006), y que ha elaborado las series Terminator: Las crónicas de Sarah Connor (2008-2009), Emerald City (2016-2017) con Matthew Arnold y Snowpiercer (desde 2020) con Graeme Manson.

Más allá de lo esencial en la obra de Isaac Asimov

Apple TV+

Por suerte para Apple TV+ y para los espectadores, ambos han entendido muy bien que la esencia de la narrativa de Isaac Asimov es intelectual, de una helada fascinación, y que su fuerza estriba en el ingenio irreductible de sus planteamientos, desarrollados a través de interesantísimas conversaciones. Esa esencia está, por supuesto, en Fundación; pero tal cosa no impide que David S. Goyer y Josh Friedman se hayan preocupado por ofrecérnosla con la debida planificación variada y un buen ritmo en el montaje y, también, secuencias del gran espectáculo que se podían sacar entre líneas.

El fastuoso diseño de producción obra de Rory Cheyne, que ya se había lucido lo suyo en la barroca Hannibal (Bryan Fuller, 2013-2015) y en la llamativa American Gods (Fuller y Michael Green, 2017-2021), y madurado por Adorjan Portik (Dune) y su equipo de dirección de arte nos arranca escalofríos auténticos de placer frente a las alucinantes composiciones de ficción científica y la hermosa naturaleza extraterrestre que nos brindan. Qué disfrute visual, el de Fundación.

Sobre todo, combinado con el que nos procura a los oídos la banda sonora casi omnipresente y épica de Bear McCreary, al que ya conocemos por sus partituras para Galáctica, estrella de combate (Ronald D. Moore, 2004-2009), The Walking Dead (Frank Darabont y Angela Kang, desde 2010), Calle Cloverfield, 10 (Dan Trachtenberg, 2016) o Godzilla: El rey de los monstruos (Michael Dougherty, 2019). Muy consciente parece el músico de que debe ayudar a David S. Goyer y Josh Friedman a provocarnos el mayor asombro en los capítulos de Fundación.

Deseando que adapten las siete novelas… y todas las demás

Apple TV+

Pero ninguno los frutos de todo este estupendo trabajo serviría de mucho si el elenco de Fundación, para que está al servicio en última instancia porque a ellos iluminan en escena, fuese mediocre; y nada más remoto de la realidad. Nos quitamos el sombrero cinéfilo ante la incipiente Lou Llobell (Voyagers) como Gaal Dornick, el fantástico Jared Harris (Chernobyl) dando vida al legendario Hari Seldon, Lee Pace (Halt and Catch Fire) como el emperador Cleón I, con un detalle que recuerda a Dark (Baran bo Odar y Jantje Friese, 2017-2020); Leah Harvey (Los miserables) encarnando a Salvor Hardin o Laura Birn (The Innocents) en la piel de Demerzel. ¿No saliváis, insisto, ante sus nombres?

Si no es así porque no habéis leído a Isaac Asimov, no os preocupéis: esta serie de David S. Goyer y Josh Friedman para Apple TV+ os encandilará en cualquier caso si sois amantes de la ciencia ficción y os atrapan propuestas como La llegada, Blade Runner 2049 o Dune (Denis Villeneuve, 2016, 2017, 2021); e incluso si os ganaron las intrigas palaciegas de Juego de tronos (David Benioff y D. B. Weiss, 2011-2019) y sus sustanciosos diálogos. Y ojalá adapten las siete novelas sobre la Fundación en las temporadas que sea preciso; y que luego salten a las anteriores en un spin-off. Porque nos las tragaríamos todas con la más sincera alegría.