Amazon ha sido noticia en los últimos días en los planos local e internacional por varias cosas. La primera, y que más afecta a los usuarios de Amazon Prime en España, es que subirá los precios de su suscripción de envíos rápidos y otras muchas ventajas. La segunda, a nivel global, su anuncio de la compra de iRobot, la empresa propietaria de las conocidas aspiradoras automáticas roomba, por 1.700 millones de dólares. Y, la tercera, y que ha pasado más desapercibida, la posible eliminación de su marca Amazon Basics.

Mucho movimiento en poco tiempo en una empresa que ha subido como la espuma desde siempre, pero que en los últimos años, y especialmente tras el relevo de Andy Jassy a Jeff Bezos, se ha encontrado como todas las empresas de venta con el problema de la subida de precios —para Amazon es especialmente relevante la subida del coste del combustible— y, algo que viene ya a largo plazo: la realidad de que su negocio en la nube y publicitario cada vez es más rentable en comparación con su negocio nativo como marketplace.

Todo ello puede admitir algunas lecturas sobre cómo puede ser el Amazon a medio plazo. No muy distinto del actual, quizá en el exterior, pero sí que en algunos detalles que se han convertido en parte de la propia compañía.

Amazon ya nos tiene: ahora puede subir los precios

Amazon se ha caracterizado siempre por entrar en mercados con precios bajos. Sus Echo, Kidle o Fire son ejemplos frente a otros dispositivos. Y también lo era su suscripción Prime. Envíos rápidos y gratis en centenares de miles de productos. Dos millones de canciones -y ahora también podcast- gratuitos en Amazon Music. Series y películas en Prime Video. Libros con Prime Reading. Almacenamiento de fotos en la nube frente a Google Photos que pasa a ser de pago… La cantidad de servicios que ofrece Amazon en su suscripción Prime es absurda. 

Y aunque la subida de precios en otros países ya lo dejaba claro, ahora ha llegado el turno de España. ¿Cuánto más sube el precio de los servicios de Amazon? Los que tenían una cuota de 36 euros al año, ahora tendrán que pagar un total de 49 euros anuales; concretamente para los que prefieren pagar de golpe en una sola cuota. Es una gran subida si nos ponemos en la tarifa de hace casi cuatro años, cuando la plataforma solo pedía 19 euros para contratar sus servicios. Es un aumento de un 38 % de su tarifa.

Por otro lado, y en cuanto a la tarifa mensual de Amazon Prime también hay un aumento. Pasa de los 3,99 euros a los 4,99 euros.

Sigue siendo un buen precio en comparación a otros servicios —ya solo comparando Prime Video con otras plataformas, es sumamente económico—, pero este puede ser el primer paso hacia unos clientes que ya son fieles y después de convertirse ya en una referencia.

El nuevo asalto, ahora de verdad, nuestras casas

Porque parte de esta estrategia de precios también se había seguido como habíamos dicho con los dispositivos para el hogar. Una apuesta que ahora acaba de sumar una pieza fundamental. Amazon acaba de anunciar la compra de iRobot por 1.700 millones de dólares.

Desde el punto de vista del hogar inteligente, parece claro que Amazon quiere a iRobot por los mapas que genera de las casas para tener un conocimiento profundo de nuestros hogares. La empresa de aspiradoras tiene un conocimiento detallado de nuestras habitaciones, de nuestros hábitos —horarios de limpieza o de no estar en casa— y, sobre todo, de cómo cambian. Sabe dónde está tu cocina, cuáles son las habitaciones de tus hijos, dónde está tu sofa, y si has convertido recientemente la habitación de invitados en una nueva estancia.

Ese contexto es especialmente importante para otros dispositivos inteligentes. Oro digital para una empresa cuyo objetivo principal es venderte más cosas. Y —adivina adivinanza— seguramente para ello comience bajando los precios de las roomba o sacando un modelo más económico.

En este sentido, Amazon asegura que no hará uso de los datos bajo ningún concepto. “Proteger los datos de los clientes siempre ha sido una prioridad para Amazon, y estamos convencidos de que hemos hecho un muy buen trabajo a la hora de custodiarlos en nuestras distintas áreas de negocio. Hemos trabajado muy duro para contar con la confianza de nuestros clientes y seguimos trabajando cada día para mantener dicha confianza”, según explica un portavoz a Hipertextual.

Y el fin de Amazon Basics

Otro aspecto que parece que va a cambiar es Amazon Basics. O, más bien, desaparecer. La marca blanca de Amazon es un cúmulo de denuncias, sobre todo en Europa y, además, ha dejado de ser rentable.

Según un estudio de Institute for Local Self-Reliance, un centro de Estados Unidos que, se debe advertir, fomenta el comercio local, Amazon cada vez gana más dinero en forma de tarifas de gestión y reparto a productos de terceros, algo que con Basics no se lleva. Si a ello le sumamos el aumento de los costes y el riesgo de recibir demandas…

Evolución de los beneficios por tarifas a productos de terceros en Amazon. Fuente: IFLR
Evolución de los beneficios por tarifas a productos de terceros en Amazon. Fuente: ILSR

Este cese no se aplicaría a las líneas de gadgets propios de la compañía, incluidos los dispositivos Kindle, Echo y Fire TV. 

Las conversaciones en Amazon sobre el abandono de sus marcas blancas se sucedieron durante varios años a medida que aumentaba el escrutinio de la línea de negocio, según una fuente a la que tuvo acceso Recode.

Los directivos que están a favor de esta decisión creen que Amazon tiene derecho a vender marcas blancas, como hacen muchos minoristas, pero que el negocio no es lo suficientemente crucial desde el punto de vista estratégico como para defenderlo frente a posibles peticiones de las autoridades antimonopolio. 

Amazon ha dicho que sus marcas blancas representan un porcentaje de un solo dígito de las ventas totales de productos en sus tiendas online. Pero, sin duda, siguen siendo una fuente importante de beneficios para el negocio minorista de Amazon, en parte porque la empresa no tiene que gastar mucho en publicidad como lo hace una marca externa.

De ser así, Amazon retomaría su función como marketplace, donde los datos y los anuncios volverían a ser la madre del cordero, esas dos divisiones que más han crecido en los últimos años hasta representar un 12 y 8% de sus ingresos respectivamente, pero siendo los más rentables.

Participa en la conversación

1 comentario

Deja tu comentario

  1. Muchos servicios pero la mayoria de la gente solo usa uno o dos… Deberian ponerlo en plan paquetes de suscripcio y el que quiera prime, twitch, music, reading, video… Que lo pague a parte y solo lo que necesite, pero a amazon no le vadria eso porque muchos de sus servicios no lo pagaria mucha gente asi wue lo empaquetan todo y te la cuelan.