La caída de usuarios de Netflix es una preocupación muy importante para el servicio de streaming de películas y series, pero sus encargados deben digerir un dato aún más alarmante: la antigüedad de los clientes perdidos. Según publica The Information, en los últimos dos años ha crecido notoriamente el número de suscriptores de larga data que han decidido darse de baja.

Estamos hablando de personas que se han alejado de Netflix tras formar parte de la plataforma por más de tres años. De acuerdo con los datos provistos por Antenna, un reconocida firma de investigación, el 13% de las 3,6 millones de cancelaciones registradas en el primer trimestre de 2022 fueron de clientes que formaban parte de dicho grupo.

Sin dudas es un dato preocupante, ya que deja en mayor evidencia una tendencia que se ha registrado desde el primer trimestre de 2020. Por entonces, solo el 5% de las cancelaciones correspondía a usuarios con más de tres años en Netflix; sin embargo, para el Q1 de 2021 ya representaban el 10% de las cuentas dadas de baja.

Esto habla a las claras de que a la plataforma de streaming le está costando horrores mantener el interés de sus clientes más antiguos; lo que además puede traducirse en una pérdida de fidelidad hacia su marca o propuesta.

Otro punto importante a tener en cuenta es que las cancelaciones del primer trimestre de 2022 fueron bastante más elevadas que las informadas por Netflix en ocasiones anteriores. Tengamos en cuenta que desde el Q4 de 2020 hasta el mismo período de 2021, inclusive, el promedio de suscripciones finalizadas fue de 2,5 millones en cada uno.

Netflix
La antigüedad de los usuarios que cancelan su suscripción a Netflix | Crédito: The Information

Netflix pierde clientes antiguos y no es solo por contenido, sino por economía

Según los especialistas, la economía ha jugado un papel clave en el incremento de las cancelaciones de Netflix entre su público antiguo. Las subidas de precios, sumadas a la aparición de un creciente número de competidores con suscripciones más baratas y con una oferta de contenido más interesante, han sido cruciales en esta historia. "Los consumidores votan mensualmente con sus carteras y ahora hay más candidatos viables en la boleta", indicó Brendan Brady, de Antenna.

Pero si Netflix puede rescatar algo positivo, dentro de lo negativo, es que ha caído el porcentaje de cancelaciones entre suscriptores con menos de un año de participación en la plataforma. Así como en el primer trimestre de 2020 representaron el 69% de un total de 2,1 millones de suscripciones dadas de baja, en el mismo período de 2022 han contabilizado el 60% de los 3,6 millones de alejamientos, por más que este último represente un número de usuarios mayor.

Por lo pronto, el servicio de streaming de películas y series ha delineado varios planes para tratar de aminorar el golpe por la caída de usuarios. Uno de los más importantes implica el lanzamiento de un plan más barato que incluirá anuncios; el mismo se esperaba recién para dentro de dos años, pero la empresa habría decidido pisar el acelerador e introducirlo en el trimestre final de 2022.

Por otra parte, Netflix también experimentará con la transmisión de eventos en directo, algo que inicialmente se utilizará para shows no guionados y especiales de comedia. En tanto que la compañía también planea cambiar su estrategia de producción de contenido original, enfocándose en el lanzamiento de menos títulos, pero de mayor calidad.