Era evidente que Netflix no se iba a quedar con los brazos cruzados tras informar la pérdida de 200.000 usuarios en el primer trimestre fiscal de 2022. Como parte de su estrategia para contrarrestar la preocupante situación, la plataforma de vídeo en streaming confirmó que lanzará una suscripción más barata. Eso si, con anuncios para compensar la disminución del precio.

Ha sido Reed Hastings, co-CEO de Netflix, quien anunció tan importante movimiento durante la habitual llamada con inversionistas (vía The Hollywood Reporter). Sin embargo, no esperes ver la suscripción económica pronto, ya que la compañía dedicará al menos un año a examinar la propuesta antes de lanzarla a todo el mundo. El directivo no descarta que el estudio se prolongue dos años.

Apenas en marzo, Spencer Neumann, director financiero de Netflix, señaló que no estaban interesados en una suscripción con publicidad. "Eso no es algo que esté en nuestros planes en este momento. Tenemos un gran modelo en el negocio de suscripciones, a escala mundial", declaró. ¿Qué provocó que cambiasen de opinión en un periodo tan corto de tiempo? Sin duda, los decepcionantes números reportados en el primer trimestre fiscal de 2022.

En la llamada con inversores, el propio Hastings reconoció que los consumidores desean una alternativa de menor costo. Recordemos que la plataforma ha incrementado sus precios de forma constante en buena parte del mundo, una situación que ha comenzado a enfadar a una cantidad considerable de miembros. Ahora, no obstante, Netflix quiere darle un giro al asunto:

“Aquellos que han seguido a Netflix saben que he estado en contra de la complejidad de la publicidad y soy un gran admirador de la simplicidad de la suscripción. Pero por mucho que sea un fan de eso, soy más fan de la elección del consumidor. Y permitir que los usuarios a quienes les gustaría tener un precio más bajo y toleran la publicidad obtengan lo que quieren, tiene mucho sentido", dijo.

Netflix mira de cerca a sus rivales

Foto por Thibault Penin en Unsplash

Otro factor que alentó a Netflix a explorar un plan con anuncios es la excelente recepción que este tipo de suscripciones ha tenido en sus competidores. HBO Max ya ofrece una suscripción gratuita con publicidad, mientras que Disney Plus igualmente planea lanzar una membresía de menor costo. Se espera que esta última esté disponible en gran parte del mundo en 2023.

"Está bastante claro que está funcionando para Hulu, Disney lo está haciendo, HBO lo hizo. No tenemos ninguna duda de que funciona", agregó Hastings.

Ante le preocupación que genera cualquier suscripción con anuncios por el tema de la privacidad, desde Netflix anticipan que no pretenden recurrir a ningún sistema de rastreo para recabar datos. "En términos del potencial de ganancias, definitivamente el mercado de la publicidad en internet ha avanzado, y ahora no tiene que incorporar toda la información sobre las personas que solía incorporar. Podemos mantenernos al margen de eso y realmente centrarnos en nuestros miembros, creando esa gran experiencia", concluyó.

Perder 200.000 usuarios no es el único tema que preocupa a Netflix. La compañía prevé perder 2 millones de suscriptores durante el actual trimestre fiscal debido a una evidente desaceleración de su crecimiento. Ofrecer una suscripción barata es parte de la estrategia para intentar frenar su caída.