Tras la presentación del Motorola Razr plegable y su acogida el pasado noviembre, quedó claro se trataba del formato más llamativo hasta el momento. Un smartphone estándar que se pliega en un formato compacto que permite su transporte, más que uno que se hace prácticamente un tablet. El primer móvil plegable de Huawei andaba este último camino, pero no es el único.

Y es que al igual que Samsung con su Galaxy Z Flip, que aterrizó junto a los Galaxy S20. Ahora es Huawei quien aparenta querer unirse a este club, con una propuesta muy similar a la de su competidor coreano.

Leemos en Tiger Mobiles una nueva patente presentada por Huawei ante la oficina de registro de propiedad intelectual china, CNIPA. En esta se muestran esquemas y unas primeras imágenes aparentemente generadas por ordenador sobre el que apunta a ser el próximo terminal del gigante de las telecomunicaciones asiático.

Por lo pronto, según estas imágenes y esquemas filtradas, parece que Huawei introducirá un módulo fotográfico compatible, al menos, con hasta tres sensores a bordo. Asimismo, cuenta con una pequeña banda en su parte trasera, donde podría estar ubicado el flash y otros sensores menores.

El 'Galaxy Z Flip' de Huawei se va esbozando, ¿el plegable económico?

Pero si nos fijamos en la continuidad de la banda más allá de la protuberancia principal, se intuye un espacio similar como el que vemos en el Galaxy Z Flip. Este marco podría dar cabida a una pequeña pantalla que permitiera, entre otras cosas, ver pequeñas notificaciones o actuar a modo de cámara a la hora de tomar selfies con la cámara principal.

La segunda mitad del año se acerca agitada para un fabricante, a pesar de haber alcanzado incluso el primer puesto a nivel global, al menos temporalmente. El gigante de las telecomunicaciones chino se enfrenta a un veto redoblado tras perder el acceso a los chips fabricados por TSMC. Asimismo, informaciones recientes afirman que Huawei podría haber retrasado su hoja de ruta para la puesta en venta de los Mate 40.

El formato 'de concha' o clamshell ha venido caracterizado por un tamaño menor, pero también por un precio final bastante más asequible en los dos modelos que se han puesto a la venta. Se desconoce por el momento cuáles son las intenciones de Huawei en este apartado, y si podrían equiparlo totalmente como ya han hecho en otros equipos como el Huawei P40 Pro.

Huawei ya apuntaba a comienzos de 2019 hacia dispositivos con pantalla plegable por debajo de los 1.000 euros. Para ello tardarían, según estimaban entonces, entre uno y dos años. Es por esto que es más que posible que la próxima propuesta plegable de Huawei no sea tan costosa como su recién actualizado Mate Xs –con sus 2.499 euros–, o el Huawei P40 Pro+ –y sus 1.399 euros–.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.