Samsung Galaxy S20
– Feb 11, 2020, 20:00 (CET)

Galaxy S20, S20+ y S20 Ultra, primeras impresiones: Samsung despierta justo donde más lo necesitaba

Samsung afronta la primera mitad de 2020 con los nuevos Galaxy S20, Galaxy S20+ y Galaxy S20 Ultra, tres modelos pensados para cubrir diferentes nichos de mercado. Todos ellos cuentan con 5G, pantallas de 120 Hz y un módulo fotográfico que, por fin, da un paso hacia delante significativo respecto al de la generación anterior.

No hubo sorpresas. Los nuevos Galaxy S20, S20+ y S20 Ultra, presentados en la ciudad de San Francisco, han resultado ser tal y como las filtraciones emergidas durante las semanas previas ya habían indicado. La falta de sorpresa, sin embargo, no ensombrece a una nueva gama de productos que avanza justo donde más lo requería: en la fotografía.

El avance incesante de Apple, Google y Huawei en este campo había dejado a Samsung en un incómodo cuarto puesto en lo que a fotografía móvil se refiere. Ni el Galaxy S10 ni el Galaxy Note 10, sus armas de referencia durante el pasado 2019, lograron equiparar –y mucho menos superar– el rendimiento fotográfico de productos como el iPhone 11 Pro, el Pixel 4 XL o el Huawei P30 Pro. Una posición válida y respetable pero claramente insuficiente para una compañía que, desde hace más de una década, siempre ambiciona ser la mejor.

Con los Galaxy S20, S20+ y S20 Ultra, como decía, Samsung espera que la historia sea diferente en esta ocasión. La compañía ha llevado a cabo cambios significativos en el módulo fotográfico que reposa en la parte trasera de los dispositivos; y muchos de ellos, además, parecen haber sido en la dirección correcta.

Los sensores principales aumentan de tamaño

No hay forma más orgánica de mejorar el rendimiento fotográfico de un producto que invirtiendo en su sensor. Y eso es justo lo que Samsung ha hecho con los nuevos Galaxy S20, que presumen de píxeles de 1,8 micras en los modelos estándar y plus. El crecimiento es significativo respecto a la generación previa, que se quedó anclada en 1,4 micras.

El mayor aumento, no obstante, se observa en el modelo Ultra, el cual, gracias a la tecnología nonabinning, combina nueve píxeles en uno (con un tamaño equivalente de 2,4 micras). El incremento de tamaño de estos sensores debería mejorar muchísimo la calidad de las fotografías, especialmente aquellas capturadas de noche.

Adiós a la apertura dual

Ninguno de los Galaxy S20 monta el sistema de apertura dual que el fabricante introdujo con el Galaxy S9. Su lugar lo ocupa ahora un objetivo de apertura fija f/1,8 que asegura un mayor equilibrio entre detalle y luminosidad en todas las situaciones.

Sensor ToF en los dos modelos superiores

La inclusión de una cámara capaz de medir las distancias de los objetos que posan frente a ella resulta muy útil en modos de disparo como el retrato –o Enfoque Dinámico, como lo llama Samsung–. Gracias a ella, los Galaxy S20 deberían generar un mapa de profundidad más preciso, y, por consiguiente, aplicar un desenfoque más acertado y preciso a los elementos que lo merezcan.

Samsung Galaxy S20

Grabación de vídeo en 8K, aunque con un matiz

Samsung es una de las compañías que más impulsa la llegada del 8K a las televisiones, y sus Galaxy S20, como no podía ser de otra forma, también cabalgan en esa misma dirección. Todos ellos son capaces de grabar vídeo a una resolución de 8K, aunque, eso sí, solo a 24 FPS.

Mientras se realiza una grabación de vídeo en 8K, el fabricante permite realizar fotografías simultáneamente de hasta 33 megapíxeles de resolución.

Nuevos modos de disparo y un algoritmo de procesado de imagen teóricamente mejor

La fotografía moderna depende cada vez más de los algoritmos que actúan tras cada pulsación del fotógrafo, y productos como el Pixel 4 XL lo demuestran. Samsung, en este sentido, asegura haber mejorado los diferentes sistemas de procesado de imagen, pero, para juzgarlos correctamente, será necesario esperar a que el nuevo retoño surcoreano salga a la calle durante un periodo suficientemente prolongado.

La compañía también ha implementado nuevos modos de captura, como por ejemplo el Pro Video, que permite ajustar diversos parámetros manualmente durante la grabación de un clip de vídeo.

Un zoom de mayor alcance en los modelos estándar y plus

Huawei y Oppo abrieron la veda con los zooms de largo alcance en 2019, y Samsung, tras más de un año de espera, por fin se suma a esta tendencia. Los modelos estándar incorporan un sistema híbrido de tres aumentos y son capaces de alcanzar hasta 30 aumentos haciendo uso del zoom digital.

Aquí también entran en juego diversos algoritmos de inteligencia artificial desarrollados por Samsung, los cuales prometen optimizar los resultados y rebajar el impacto del aumento digital –que suele implicar una pérdida de calidad–.

Samsung Galaxy S20

En el modelo Ultra, el zoom llega hasta los 100 aumentos digitales, pero eso no es lo interesante

Los cien aumentos publicitados por Samsung son reales, pero, evidentemente, la calidad de la fotografía decae considerablemente cuando se realiza un zoom digital como este. Resulta más sensato, por lo tanto, quedarse con que este Galaxy S20 Ultra ofrece hasta 4 aumentos puramente ópticos y 10 aumentos híbridos, que sigue siendo una propuesta muy interesante. Así es cómo funciona el sistema:

  • De 1x a 4x, el Galaxy S20 Ultra utiliza el sensor principal (de 108 megapíxeles). El zoom, en este caso, es 100% digital. En las breves pruebas que pude realizar, los resultados son bastante prometedores.
  • Cuando llega a 4x, el Galaxy S20 Ultra cambia al sensor de 48 megapíxeles, el cual está acompañado de un objetivo de cuatro aumentos 100% óptico. Este está estabilizado y tiene una apertura f/3,5.
  • Desde el 4x y hasta el 10x, el Galaxy S10 Ultra combina los cuatro aumentos ópticos con el zoom digital –de ahí que Samsung lo llame "híbrido"–. Gracias al sensor de 48 megapíxeles, Samsung puede realizar recortes digitales sin sacrificar en exceso la nitidez de la imagen.
  • De 10x a 100x, el zoom es mayoritariamente digital y, por consiguiente, la nitidez comienza a caer en picado. Samsung, no obstante, asegura que los diferentes algoritmos de inteligencia artificial ayudan a compensarlo.

Respecto a la implementación de este complejo sistema hay dos detalles interesantes a comentar:

  • La animación entre el 0,5x y el 100x es bastante fluida considerando que en varios momentos cambia de sensores. Es uno de esos pequeños detalles que enriquecen la experiencia de uso.
  • Cuando se lleva el zoom hasta los 100 aumentos resulta indispensable apoyar el teléfono en un trípode o una superficie plana muy estable. De lo contrario, es bastante probable que la fotografía resulte movida.

Samsung ya no llega tarde

Samsung Galaxy S20

Más allá de la fotografía, otra de las lecturas interesantes de esta nueva familia Galaxy S20 es que el fabricante surcoreano, a diferencia del año pasado, ya no llega tarde a algunas tendencias. Por ejemplo: 2020 será el año de las pantallas de 120 Hz, y Samsung, a diferencia de 2019 –cuando OnePlus le adelantó por la derecha con las memorias UFS y el panel de 90Hz–, estará en ese parqué con sus nuevos pívots. Y lo mismo se podría decir de otros elementos como la conectividad 5G, las baterías de gran capacidad o los zooms de largo alcance, los cuales muy probablemente hagan acto de presencia en numerosos productos a lo largo de este año.

Esta filosofía se aplica en los tres modelos, los cuales comparten la mayor parte de las características técnicas. De hecho, las diferencias se resumen en cuatro aspectos: fotografía, tamaño de pantalla, capacidad de la batería, almacenamiento y memoria RAM. Todo lo demás es, a grandes rasgos, exactamente igual entre el Galaxy S20, Galaxy S20+ y Galaxy S20 Ultra.

Samsung Galaxy S20 Samsung Galaxy S20+ Samsung Galaxy S20 Ultra
Pantalla 6,2", OLED, QHD+ (1440p), 120 Hz 6,7", OLED, QHD+ (1440p), 120 Hz 6,9", OLED, QHD+ (1440p), 120 Hz
Tamaño 69 x 152 mm 74 x 162 mm 76 x 167 mm
Grosor 7,9 mm 7,8 mm 8,8 mm
Peso 163 gramos 186 gramos 220 gramos
Procesador Exynos 990, 7nm Exynos 990, 7nm Exynos 990, 7nm
RAM 8, 12 GB LPDDR5 8, 12 GB LPDDR5 12, 16 GB LPDDR5
Memoria 128 GB UFS 3.0 y microSD 128, 512 GB UFS 3.0 y microSD 128, 512 GB UFS 3.0 y microSD
Cámara principal 12 MP f/1,8, zoom 3x Hybrid Optic 64 MP f/2,0 y gran angular de 12 MP f/2,2 12 MP f/1,8, zoom 3x Hybrid Optic 64 MP f/2,0, gran angular de 12 MP f/2,2 y sensor ToF 108 MP f/1,8, zoom 10x Hybrid Optic 48 MP f/3,5, gran angular de 12 MP f/2,2 y sensor ToF
Cámara frontal 20 MP f/2,2, perforada 20 MP f/2,2, perforada 40 MP f/2,2, perforada
Batería 4.000 mAh, carga rápida, carga rápida inalámbrica 4.500 mAh, carga rápida, carga rápida inalámbrica 5.000 mAh, carga rápida, carga rápida inalámbrica
Resistencia IP68 IP68 IP68
Biometría Sensor de huellas bajo pantalla, ultrasónico Sensor de huellas bajo pantalla, ultrasónico Sensor de huellas bajo pantalla, ultrasónico
Conectividad Versiones 4G y 5G (NSA y SA), Wi-Fi 6, Bluetooth 5, NFC, USB C, sin jack, GPS, Galileo, Glonass, Beidou Versiones 4G y 5G (NSA y SA), Wi-Fi 6, Bluetooth 5, NFC, USB C, sin jack, GPS, Galileo, Glonass, Beidou 5G (NSA y SA), Wi-Fi 6, Bluetooth 5, NFC, USB C, sin jack, GPS, Galileo, Glonass, Beidou
Sistema Android 10 Android 10 Android 10

Diez disparos finales

Samsung Galaxy S20

  • No todos los Galaxy S20 cuentan con 5G. La empresa surcoreana fabricará versiones con y sin esta conectividad de los modelos estándar y plus. En función del mercado y del estado de la red 5G en dicho país, el fabricante comercializará unas versiones u otras. En España, por ejemplo, sí se ofertarán las variantes con conectividad 5G.

  • En Europa, Samsung distribuirá los Galaxy S20 con SoC Exynos 990, mientras que en otros países como Estados Unidos comercializará la variante con Snapdragon 865. Esta última, según el histórico, podría ser ligeramente superior en eficiencia energética y potencia respecto a la variante europea.

  • Todos los Galaxy S20 cuentan con una pantalla con una tasa de refresco de hasta 120 Hz. Esta opción viene desactivada por defecto y únicamente es compatible con la resolución Full HD+. Cuando se activa, no obstante, la experiencia de uso se ve muy mejorada: las transiciones son más fluidas, los elementos de la interfaz se desplazan con mayor naturalidad, etc. También beneficia a aquellos que jueguen a títulos como Fortnite o Call of Duty.

  • El panel táctil de los Galaxy S20 se actualiza a una tasa de refresco de 240 Hz, por lo que el equipo responde con mayor velocidad a las pulsaciones y los gestos del usuario.

  • La curva lateral es menos pronunciada que en generaciones anteriores, lo cual resulta interesante considerando que Samsung ha impulsado las pantallas curvas como signo diferenciado desde el S6 Edge (2015). Esta tendencia ya se inició con el Galaxy S10.

Samsung Galaxy S20

  • La cámara frontal ahora está centrada. La perforación a través de la cual emerge tiene un diámetro aún menor, por lo que pasa más desapercibida que en modelos anteriores.

  • Ningún modelo tiene conector de auriculares. Samsung se despide por fin del jack de 3,5 milímetros en la familia Galaxy S.

  • El módem 5G de los Galaxy S20 es compatible tanto con la versión standalone como con la non-standalone, por lo que este modelo podrá conectarse a las redes que se desplieguen en el futuro.

  • El modelo Ultra es bastante grande y algo más grueso que otros modelos de la firma. El fabricante, no obstante, lo justifica con la gran batería de 5.000 mAh y los nuevos elementos fotográficos (el zoom óptico de cuatro aumentos, el sensor de 108 megapíxeles, etc.).

  • Los nuevos modelos cuentan con una función denominada Quick Share, que se asemeja bastante al AirDrop de Apple. Permite enviar archivos a otros teléfonos compatibles de forma inalámbrica y con una velocidad superior a otros métodos de transferencia.

Una producto muy prometedor que aún debe probar su valía

Samsung Galaxy S20

Para emitir un juicio certero sobre los nuevos Galaxy S20 habrá que recurrir al paso del tiempo y su preciada perspectiva. Por un lado, áreas como la cámara requieren de cierto periodo de prueba para su correcta evaluación. Y, por otro, no hay que olvidar que el Galaxy S20 es el primero de toda una hornada de dispositivos móviles de alta gama que serán presentados a lo largo de las próximas semanas. Calificarlo como "el mejor" o como "un desastre", por lo tanto, sería, a día de hoy, bastante imprudente.

Sin embargo, no sería irresponsable asegurar que las primeras impresiones de la familia Galaxy S20 son, honestamente, muy prometedoras. Más, incluso, que en años anteriores. Y es que, como comentaba al inicio de este artículo, Samsung ha puesto la carne en el asador justo donde más lo necesitaba. Lo que ahora queda por ver si el preciado bistec satisface a los comensales tanto como su excelente olor nos ha hecho creer durante estos días.