– Ene 23, 2020, 11:46 (CET)

Todo lo que debes saber sobre el brote de coronavirus originado en China

El brote de coronavirus originado en China ha encendido las alarmas en todo el mundo. Te explicamos, en pocas palabras, todo lo que debes saber sobre esta enfermedad.

El coronavirus originado en China está dando mucho que hablar en los últimos días, tanto por lo misteriosa que fue su aparición como por la velocidad a la que está comenzando a extenderse, ya no solo por China, sino también por otros países del mundo.

Cada día aparecen noticias nuevas al respecto, dando lugar a una vorágine de información en la que a veces es difícil desenvolverse.

Esta maraña de datos puede aumentar aún más los temores de muchas personas, que siguen la noticia aterrados por lo que pueda estar por llegar. Por eso, hemos elaborado este resumen con lo básico que debemos saber al respecto. Porque antes de que cunda el pánico, es necesario tener claro lo que está ocurriendo.

¿Qué es un coronavirus?

Los coronavirus son un género de virus de ARN, lo cual significa que su material genético está compuesto por este tipo de molécula, en vez de por ADN, como ocurre en nuestras células. Recibe su nombre de las espículas o prolongaciones de su envoltura, que le dan el aspecto de una corona.

Suelen infectar a las células epiteliales del tracto respiratorio, causando enfermedades que van desde el resfriado común hasta el SARS, cuyo nombre recuerda al brote, también surgido en China, que mató a 774 personas entre 2002 y 2003.

Esta vez no se trata del mismo coronavirus, sino de uno menos letal, que no había sido descrito hasta el momento y que ha sido bautizado como 2019-nCoV.

¿Dónde se originó?

Según explican en la web de la Clínica Universidad de Navarra, los coronavirus pueden infectar a humanos, ratones, cerdos, perros, vacas y ratas. También se conoce que pueden ser transmitidos por otros mamíferos, como el dromedario que en su día fue reponsable de un brote de otro coronavirus, llamado MERS, o la gineta y el murciélago, principales transmisoras del SARS. Además, también es posible que utilicen algunos reptiles como vectores.

Los primeros casos, que se anunciaron oficialmente el pasado 31 de diciembre, procedían en su gran mayoría de trabajadores de un mercado de marisco ubicado en la ciudad china de Wuhan. Aparte de estos alimentos, algunos puestos de dicho lugar también se dedican a la venta de animales vivos, de ahí que en un principio se apuntara a que el brote pudo haber empezado en algunos de ellos. No obstante, recientemente se ha llevado a cabo un nuevo estudio en el que se señala como principal candidata a alguna de las especies de serpiente cuya carne se vendía en estos puestos.

¿Cuáles son los síntomas que presenta?

En brotes como este es importante detectar la enfermedad a tiempo. Por eso, aquellas personas que hayan viajado a China o hayan estado en contacto cercano con personas que lo hayan hecho deben prestar atención a síntomas característicos de las infecciones del sistema respiratorio, como tos, fiebre o dificultad para respirar.

En casos más graves es posible que la afección se complique, llegando a generar una neumonía que, en personas inmunodeprimidas, puede terminar causando la muerte.

Aun así, es importante que no cunda el pánico, pues este es un virus mucho menos letal que el SARS y las personas fallecidas hasta el momento lo han hecho por tener edad avanzada o enfermedades previas que hayan mermado su sistema inmunitario.

¿Cómo se contagia?

Hasta hace solo unos días se creía que el contagio era solo de animales a humanos. No obstante, esta semana se dio a conocer que también podía producirse de humano a humano y que, de hecho, varios trabajadores de los centros sanitarios en los que se encuentran ingresados los enfermos habían contraído la enfermedad. A falta de más datos, se cree que el contagio se puede producir, al igual que en otros virus respiratorio como la gripe, por el contacto con las pequeñas gotitas emitidas por los enfermos al estornudar, toser o incluso hablar.

Por eso, para evitar el contagio se aconsejan actos como el uso de mascarillas y el lavado regular de manos, con agua y jabón o, si no es posible, con jabones a base de alcohol.

¿Cuál es el tratamiento?

Aunque se está considerando el uso de los antivirales disponibles, no existe ningún tratamiento específico para 2019-nCoV y tampoco una vacuna que lo prevenga. Una vez detectada la enfermedad, se procede a ingresar y aislar a los enfermos, para evitar contagios. No obstante, en la mayoría de casos la evolución es buena y se les da de alta una vez remitidos los síntomas.

¿Cuántas personas se han infectado hasta el momento?

Aunque algunos expertos aseguran que la cifra podría ser mucho mayor, hasta el momento hay 82.164 casos confirmados, la mayoría de ellos en la provincia de Hubei, en la que se encuentra Wuhan. De todos ellos, a día de hoy se conoce que han muerto 2.801 y que se han dado de alta 32.897.

¿A qué países ha llegado este coronavirus?

Por el momento se han confirmado 894 casos en Japón(incluye a las personas de diferentes nacionalidades del Diamond Princess), 40 en Tailandia, 1.595 en Corea del Sur, 32 en Taiwán, 16 en Vietnam, 93 en Singapur, 60 en Estados Unidos, 11 en Canadá, 23 en Australia, 18 en Francia, 22 en Malasia, 1 en Nepal, 1 en Camboya, 27 en Alemania, 1 en Sri Lanka, 13 en Emiratos Árabes, 453 en Italia, 2 en Rusia, 3 en Filipinas, 3 en la India, 13 en Reino Unido, 13 en España, 2 en Suecia, 1 en Bélgica, 1 en Egipto, 139 en Irán, 2 en el Líbano, 2 en Israel, 26 en Kuwait, 33 en Bahrein, 4 en Omán, 1 en Afganistán, 5 en Irak, 2 en Austria, 1 en Suiza, 1 en Croacia, 1 en Brasil, 1 en Argelia, 2 en Pakistán, 1 en Noruega, 1 en Georgia, 1 en Macedonia del Norte, 1 en Grecia, 1 en Rumanía y 2 en Finlandia. Algunos países tienen ahora mismo a pacientes en observación que podrían confirmarse como nuevos infectados por este coronavirus, pero por ahora solo esos son los confirmados.