Pantalla del Huawei Nova 5T
– Nov 18, 2019, 12:57 (CET)

La astuta estrategia de Huawei con el Nova 5T: un móvil que ya conocíamos, con servicios de Google y un nuevo branding

Todavía en la pinza de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, Huawei sigue adelante con sus lanzamientos en occidente y no solo en la gama alta. Para sacar de su tierra natal los terminales más asequibles, la reedición es el comodín que estrena con el Nova 5T, un smartphone sospechosamente similar a uno de sus hermanastros. Lo probamos.

Cuando Huawei presentó los Mate 30 y Mate 30 Pro hace cerca de dos meses, quizá esperaban una resolución temprana de la situación que les permitiera llevar finalmente los servicios y aplicaciones de Google a sus nuevos lanzamientos. De momento, esto no ha ocurrido, y el despliegue de estos modelos continúa en la sombra ante un tedioso proceso de configuración que no reestablece las capacidades de las que cualquier otro terminal propio y de la competencia goza.

Pero Huawei se nutre poderosamente en España de sus primeros precios. Si la gama más alta ya se encuentra en impás más que evidente, los terminales de entrada y hasta un rango medio han de evitar a toda costa una situación similar. Para ello y de momento, parecen haber encontrado una solución provisional en el relanzamiento de dispositivos.

Nova 5T y la herencia cruzada Huawei-Honor

EMUI 9 en el Huawei Nova 5T

Muy básicamente, el Huawei Nova 5T es un Honor 20 en su versión estándar con una marca y nombre nuevo. Recordemos que hay varios modelos en una nomenclatura similar –View 20, 20 Pro y 20 Lite– que fueron lanzados previamente al veto. Huawei tiene en la manga por tanto todavía algunos terminales relativamente recientes y competentes, con las certificaciones necesarias y en la calle para sobrevivir al corto plazo.

Al medio, su estrategia pasa por reciclar los dispositivos ya en circulación, con pequeñas modificaciones, principalmente estéticas. De esta forma, puede amagar ante la compleja situación en la que se encuentra, manteniendo el tipo más allá de las fronteras chinas y renovando a ojos de los usuarios algunos dispositivos. Esta estrategia, que no será indefinida, va de la mano de la caída natural del precio de los dispositivos y acorde a las dinámicas del sector.

Se trata de algo más que una mera coincidencia de especificaciones. El propio sistema, en algunas aplicaciones de análisis, es reconocido como Honor 20, en lugar de Nova 5T. De hecho, el propio Ren Zhengfei, fundador de Huawei, reconocía recientemente los efectos del veto y esta estrategia ante él:

"Durante la primera mitad de este año, no teníamos estas sanciones. Tuvimos un crecimiento muy rápido. Tras la implementación de las medidas sancionadoras, todavía tenemos unos buenos cimientos sobre los que sostenernos. Ahora tenemos diferentes lanzamientos y versiones de los productos. El próximo año, se sentirán los resultados. Si hacia el final del próximo año tenemos un negocio saneado, significará que ya hemos resistido la crisis de supervivencia."

La multinacional asiática admite esta solución a la dependencia de proveedores estadounidenses es todavía temporal. Además, es parcial. Algunos de sus productos siguen atascados en un cierre al grifo de ciertos componentes, de fabricantes como Intel, cuyos procesadores potencian los portátiles MateBook. Esto ha hecho que muchos modelos se agoten e incluso lleguen a costar bastante más ya usados que nuevos cuando fueron lanzados.

Trasera y cámaras del Huawei Nova 5T

Pero tampoco salva a toda categoría de producto del smartphone, pues pueden ser únicamente renovados los terminales en las gamas de entrada y medias, rebajando paulatinamente su categoría y precio. En los modelos más premium, sin embargo, este proceso no parece demasiado viable, pues se enfrentan a una competencia más que digna y en constante renovación.

Por suerte para Huawei, cuenta con una marca hermana con la que cruzar su catálogo de producto. En este caso, el Honor 20 se refleja característica por característica, salvo por un acabado final ligeramente modificado en el Nova 5T. Esto es, no obstante, algo también confuso para el usuario y mezcla las identidades generadas por ambas marcas. Podemos admitir, no obstante, que la excusa de Huawei es más que suficiente en este caso.

Recordemos que Honor es la marca económica, juvenil, de distribución mayoritariamente online y menor coste, con la que no importan tanto los acabados o una sensación tan consistente en mano. Ahora simplemente se entremezclan algunos de sus productos en la gama media.

Una solución temporal

La durabilidad de este proceso es limitada, aunque no parece que haya hecho más que comenzar: Huawei relanzará parte del catálogo de Honor, y viceversa. Y todo apunta a que veremos esto con varias de sus próximas presentaciones. Como ejemplo, el Honor 20s podría llegar a Europa, para complicar las cosas un poco más, bajo un dispositivo diferente al smartphone de mismo nombre que se presentó en China. Este parece que será un Huawei P30 Lite de acuerdo a los nuevos precios.

El Huawei Nova 5T es por tanto el primero de muchos dispositivos cruzados que ya suenan desde China. Como ejemplo, el Huawei Y9 Prime es relanzado como Huawei Y9S, aunque ya se filtran otros como el Nova 5Z, el Nova 10S, el sucesor del P Smart 2019, un ya sonado Nova 6 e incluso su versión 5G, entre otros.

La solución más directa es el restablecimiento de las relaciones con Google vía una primera fase de acuerdo entre Estados Unidos y China o, más fácilmente, la concesión de unas licencias que llevan ya demasiados meses estando a punto de llegar. De no hacerlo próximamente, Huawei tendría que empezar a confiar en su tienda de aplicaciones propia, en la que no encontramos algunos de los servicios más populares, como WhatsApp, o bien paralizar algunos de los lanzamientos.

Esto último es algo que ya estamos viendo en sus gamas más altas. El Mate 30 Pro aterrizó en China hace cerca de dos meses, donde han visto también llegar más recientemente la versión vitaminada y más potente, que cuenta con un chip 5G mejorado.

Nova 5T, una experiencia conocida

Huawei Nova 5T

Utilizando el Nova 5T durante cerca de una semana, la experiencia es en la práctica idéntica a la que ya tuve con el Honor 20. La diferencia entre ambos dispositivos se encuentra en la personalización que aplican en cada una de las marcas –Huawei utiliza EMUI 9, y Honor cuenta con Magic UI 2–, aunque realmente no es grande ni significativa.

Respecto a este software, sí se echa en falta la renovada interfaz de la marca, EMUI 10, que recoge unos principios de diseño mucho más claros, actuales y similares a lo que presentó hace un año Samsung. Dicho sea, el Honor 20 ya está recibiendo su dosis de Android Q, por lo que podemos esperar aquí una actualización relativamente temprana. Y es que, al tratarse de un modelo que "ya existía" antes del veto, sí cuenta con los permisos necesarios para actualizar Android a su última versión.

En su diseño y calidad de fabricación, como avanzaba, sí que se percibe que este Nova 5T está un escalón por debajo de la calidad de construcción y ya más que decente atención al detalle que tiene Huawei en los terminales de la marca nodriza. Como referencia tenemos el P30 Lite, incluso algo más económico, que tiene un diseño mucho más trabajado.

Por lo demás, el Kirin 980 junto a 6 GB de RAM y 128 GB de memoria UFS 2.1. Una combinación más que interesante si tenemos en cuenta que el precio también se reduce desde los 499 euros del predecesor presentado un trimestre antes hasta los 429 euros. Junto a una batería suficiente –de nuevo, día asegurado de uso intenso; día y medio si es algo más light– de 3.750 mAh y un cargador rápido de 22,5 W, el Nova 5T será más que suficiente y para cualquier tipo de tareas que exijan de un terminal potente.

Lo mismo ocurre con sus cámaras. Cuatro sensores –angular, gran angular, macro y de profundidad– de nuevo aquí que, aunque están lejos de representar lo mejor de la fotografía móvil, cumplen en un buen abanico de situaciones, aunque con un procesado algo primario que en ocasiones deja que desear. Puedes pasarte por esta galería para ver algunas de las capturas tomadas con el Nova 5T, aunque también te puede interesar el análisis completo del Honor 20, en el que se comentan muchas de las características concretas desde un punto de vista mucho más exhaustivo y a fondo.

Del Nova 5T hoy a la innovación futura

Huawei Nova 5T

El Nova 5T es un terminal modesto pero competente, que cuenta con un precio de salida ya más que competitivo. Aun así, salvando pequeños aspectos en el software, se trata de un terminal idéntico al Honor 20. Por esto, si estás interesado en este nuevo modelo, es recomendable echar un vistazo a este otro, que probablemente puedas encontrar incluso a un precio más reducido.

Se desconoce cuánto va a durar el conflicto comercial que obliga a Huawei a relanzar terminales de gama media para mantener los escaparates llenos de modelos a los que poder llamar "nuevos". Mientras tanto, parece que esta será la vía por la cual veamos renovados smartphones con acceso a los servicios de Google.

Que el Nova 5T sea lo opuesto a la innovación no parece un problema más que un extra de confusión inofensiva de cara a los usuarios. No obstante, parece bastante claro que el portfolio de Huawei va a seguir expandiéndose con relativa normalidad hacia nuevos y mejores productos. El inconveniente es que, si nada cambia, en occidente vamos camino a perdérnoslo.