La inglesa ARM se encontró entre el primer grupo de empresas que, cuando se anunció el embargo del Gobierno estadounidense a Huawei, paralizó todo acuerdo comercial con el gigante de las telecomunicaciones chino. En un primer momento se llegó a barajar el KO técnico de Huawei, que no podría renovar sus procesadores en varias líneas de producto, especialmente smartphones.

Cinco meses más tarde, y con los Kirin 990 ya presentados, ARM afirma ahora que continuará proporcionando su propiedad intelectual a Huawei, a pesar del embargo.

ARM y Huawei, despejando dudas

ARM retoma de forma decidida relaciones con el que es ya el segundo fabricante de smartphones a nivel mundial, además de otras tecnologías de consumo, y primer fabricante de equipamiento de redes.

Esto no estaba nada claro hasta ahora, pues los SoCs Kirin hacen uso de los diseños de 2018, debido a supuestas dificultades de los diseños más recientes para alcanzar frecuencias más altas en el último proceso de TSMC, 7nm+ bajo la técnica EUV.

Dejaba así a un lado tanto los núcleos de CPU, Cortex A77, como los de GPU, Mali G77, contrastando contrasta con la reciente presentación del Exynos 990 de Samsung, desvelado esta semana y que aterriza utilizando la propiedad intelectual más reciente de ARM.

ARM es una empresa originalmente británica, adquirida por el conglomerado nipón SoftBank en 2016. A pesar de ello, se vieron obligados a paralizar sus relaciones con Huawei el pasado mayo cuando el Departamento de Comercio de Estados Unidos anunciaba el veto a las empresas estadounidenses a establecer relaciones comerciales con Huawei.

Y es que parte de los diseños de ARM han visto la luz en los centros de desarrollo de la tecnológica en Estados Unidos. Según fuentes de ARM de acuerdo a Reuters, "ARM v8 y v9 son tecnologías con origen en Reino Unido":

"ARM puede proveer a HiSilicon soporte para la arquitectura ARM v8-A, así como la próxima generación de esa arquitectura, siguiendo una revisión exhaustiva de ambas arquitecturas, que han sido determinadas como originarias de Reino Unido."

Esta última sigue incluida en la llamada 'lista negra' o Entity List del gobierno estadounidense, por lo que algunas –entre las que se encuentra Google– no pueden establecer nuevos lazos comerciales sin aprobación previa. Hasta ahora el gobierno estadounidense no ha concedido ninguna de estas licencias –si bien afirma que serán resueltas pronto, según el NYT–, a menos de un mes de que venza la segunda prórroga sobre la entrada en vigor del veto de forma completa.

Huawei presentaba recientemente unos resultados en los que mantiene cierta inercia sobre los primeros nueve meses de 2019. En estos, sigue creciendo hasta un 24% sobre los resultados del mismo periodo del año pasado. También esta semana, Huawei anunciaba que había distribuido en lo que va de 2019 más de 200 millones de smartphones.

👇 Más en Hipertextual