Pese a su disculpa pública, los tweets de Elon Musk tendrán consecuencias legales. El buzo británico Vernon Unsworth, quien participó en las labores de rescate de un equipo de fútbol de niños y su entrenador en una cueva en Tailandia, está preparando una demanda civil por difamación en su contra.

L. Lin Wood, abogado de Unsworth, envío una carta al CEO de Tesla el pasado 6 de agosto. En su mensaje, señala que hizo "declaraciones falsas y difamatorias" sobre el británico residente en Tailandia e invita a Musk o a sus representantes legales a ponerse en contacto con él para evitar la denuncia.

En la carta, que fue obtenida por Business Insider, Wood indica:

Publicó a través de tres tweets diferentes para sus veintidós millones de seguidores que Unsworth se dedica a la explotación sexual de niños tailandeses, y lo hizo en un momento en que estaba trabajando para salvar las vidas de doce niños tailandeses.

"Lo siento, tío pederasta, pero lo estabas pidiendo"

Durante las dos semanas de tensión, a principios de julio, en las que los niños y su entrenador estuvieron atrapados en la cueva, Musk intentó ayudar de diversas formas al gobierno tailandés en las labores de rescate. Desde ofrecer la tecnología de SpaceX y The Boring Company hasta enviar a sus propios ingenieros.

Al final, construyó un mini sub-marino, que Unsworth calificó como "una maniobra publicitaria" dado que "no había manera posible de que el dispositivo hubiera funcionado en un espacio tan reducido". Y cerró con un "que se lo meta por donde más le duela".

Musk le respondió a través de Twitter: "lo siento, tío pederasta, pero lo estabas pidiendo". Tras ese tweet, Unsworth ya había expresado que estaba considerando tomar medidas legales. El CEO de Tesla incluso se disculpó, como suele hacerlo, a través de la red de microblogging, y eliminó los tweets presuntamente difamatorios.

Mis palabras fueron pronunciadas con ira después de que el Sr. Unsworth dijera varias mentiras y sugiriera que yo participara en un acto sexual con el mini-submarino, el cual había sido construido como un acto de amabilidad y según las especificaciones del líder del equipo de buceo.

Los polémicos tweets de Musk

El CEO de Tesla ya ha ganado cierta fama en Twitter por sus polémicos tweets. Recientemente se puso en la mira de justicia estadounidense también por abrir la boca de más en la red de microblogging.

Después de haber publicado en Twitter que estaba considerando convertir a Tesla en una empresa privada, la Comisión de Bolsa y Valores abrió una investigación para averiguar si Musk estaba intentando lastimar a los vendedores de la compañía cuando publicó el tweet.

Luego se dio a conocer que, en el momento de la publicación del tweet, Musk no no tenía acuerdos jurídicamente vinculantes vigentes que proporcionaran fondos suficientes para convertir a Tesla en una empresa privada. Finalmente, el CEO declaró que Tesla seguiría siendo pública, aunque creía que había "fondos más que suficientes" para privatizar la empresa.