Elon Musk sigue dando de qué hablar en cuanto a los rescatistas de Tailandia, quienes el fin de semana lograron terminar de sacar de una cueva a un equipo de fútbol de niños y su entrenador tras estar atrapados durante unas dos semanas.

Después de que el pasado lunes llamó "pedófilo" a Vern Unsworth, uno de los buceadores que participaron en el rescate, el británico residente en Tailandia informó que estaba valorando tomar medidas legales en contra de Musk por sus acusaciones. Este miércoles, el CEO de Tesla se ha disculpa indirectamente a través de Twitter.

"Como sugiere este artículo bien escrito, mis palabras fueron pronunciadas con ira después de que el Sr. Unsworth dijera varias mentiras y sugiriera que yo participara en un acto sexual con el mini-submarino, el cual había sido construido como un acto de amabilidad y según las especificaciones del líder del equipo de buceo", dijo Musk en respuesta a una persona que lo etiquetó a un artículo en el cual, como menciona, lo cuestionaba sobre sus verdaderas intenciones al haber enviado el mini-submarino, que muchos sugirieron era inservible para el rescate y más bien un acto publicitario y oportunista de su parte, y agregó:

Sin embargo, sus acciones en mi contra no justifican mis acciones contra él, y por eso le pido disculpas al señor Unsworth y a las compañías a las que represento como líder. La culpa es mía y solo mía.

El fundador y CEO de Tesla y SpaceX ha estado en el centro de atención de los medios por sus diversos intentos de ayudar en el rescate, desde ofrecer la tecnología de The Boring Company al Gobierno tailandés hasta el envío de sus propios ingenieros y, finalmente, la construcción del mini-submarino en cuestión.

Unsworth dijo que "todo lo relacionado con el mini-submarino de Elon Musk no fue más que una maniobra publicitaria" y que "no había manera posible de que el dispositivo hubiera funcionado en un espacio tan reducido", concluyendo "que se lo meta por donde más le duela".

Como suele hacerlo, Musk recurrió a Twitter para responder a la declaración del buzo. Al final comentó en una clara referencia a Unsworth y sus palabras: "lo siento, tío pederasta, pero lo estabas pidiendo". No obstante, nada asegura que la disculpa indirecta del CEO de SpaceX sea suficiente para el rescatista británico. Así que si la polémica ha quedado aquí o continuará aún está por verse.