El Apple Watch parece haber llegado a la cima del éxito. En el trimestre de abril a junio de este año, se vendieron 3.4 millones de unidades, lo que supone una cuota de mercado del aproximadamente 49.6%.

El reloj de Apple ocupa casi la mitad de todos los relojes inteligentes vendidos en el trimestre, según datos de la empresa de investigación IDC facilitados a MacRumors. El smartwatch de Samsung ocupa el segundo puesto con 800.000 unidades y la empresa Garmin llegó a los 600.000 envíos durante el mismo período.

El mercado de los smartwatch está en auge y aumentó un 60.9% con el Apple Watch a la cabeza. Ramon Llamas, director de investigación del equipo de wearables de IDC, atribuyó esta subida de las ventas a las funciones específicas que realizan los relojes inteligentes como, por ejemplo, el seguimiento médico. "Los smartwatches registraron un crecimiento interanual de dos dígitos, con gran parte de ese aumento atribuible a un número creciente de modelos dirigidos a segmentos de mercado específicos".

Los datos de IDC chocan con otros publicados como los de la compañía Strategy Analytics, la cual afirma que se vendieron 2.8 millones de Apple Watch en el último trimestre. La cifra exacta, hasta el momento, solo es conocida por la empresa de Cupertino.

A diferencia del iPhone o iPad, el número exacto de ventas del smartwatch es más difícil de obtener porque se agrupa dentro de la categoría "Otros productos", donde se incluye la Apple TV, los Airpods o el iPod. Estos productos aportaron unos 2.70 mil millones de dólares en ingresos a Apple, lo que supone una subida de un 23% respecto al mismo período de 2016.

La única información oficial de la compañía sobre las ventas del Watch fue la facilitada por Tim Cook, quien afirmó este mes de agosto que "las ventas de Apple Watch subieron más de 50% en el trimestre de junio, y es el número uno en ventas de smartwatch en el mundo por un margen muy amplio".

El diagnóstico o seguimiento de enfermedades se posiciona como el futuro de los wearables, complementando con las otras funcionalidades ya disponibles en los antiguos modelos de smartwatch dedicados al seguimiento de rutinas deportivas.

Apple está apostando por este tipo de innovaciones médicas a través de sus dispositivos. El pasado mes de julio, la empresa de Cupertino anunció el primer implante coclear compatible con su sistema operativo.

Hasta ahora, el Apple Watch parece llevar la iniciativa en el mercado de los relojes inteligentes, pero tendrá que competir con el nuevo Samsung Gear Sport o el nuevo Ionic de Fitbit. Sin embargo, el nuevo Apple Watch con conexión celular LTE se lanzará el próximo 12 de septiembre, así como el iPhone 8 y el Apple TV con resolución 4K.