Elon Musk por fin se ha pronunciado sobre su renuncia como CEO de Twitter. Y, para sorpresa de nadie, ha sido de la forma más «Elon» posible. «¡Renunciaré como CEO en cuanto encuentre a alguien lo suficientemente tonto para aceptar el trabajo!», aseguró el magnate en un tweet. «Después de eso, solo llevaré los equipos de software y servidores», continuó.

Liderar el equipo de software de una empresa como Twitter equivale, en realidad, a tener el control de su rumbo. Musk, además, es el propietario de la compañía, por lo que tiene influencia sobre la misma incluso si no ostenta un cargo ejecutivo. En otras palabras: no importa si Elon Musk renuncia o no como CEO. De una forma u otra, va a seguir siendo el director de la orquesta. Ciertas decisiones o responsabilidades quizá dejen de estar en su mano, pero seguirá siendo él quien defina el futuro de la red social.

Elon Musk, protagonista de las polémicas en Twitter durante las últimas semanas

La encuesta publicada por Elon Musk –en la que consultó si debía renunciar como CEO de Twitter– ha sido la guinda de un pastel compuesto por múltiples polémicas, todas acumuladas durante las últimas semanas. Entre ellas:

Tras esta montaña rusa, Elon Musk consultó a sus seguidores si debía seguir liderando la compañía. Y la encuesta, según especificaba, sería vinculante. El resultado fue claro: el 57% de los 17 millones de participantes votaron a favor de su renuncia como CEO de Twitter.

En paralelo, la acción de Tesla continúa cayendo en bolsa pese al buen desempeño de la compañía en términos económicos. Los accionistas temen que Elon Musk no sea capaz de compaginar sus labores en Twitter con las de Tesla –así como el resto de compañías– sin que el fabricante de automóviles se resienta.

Participa en la conversación

2 Comentarios

Participa en la conversación, deja tu comentario

  1. Elon, sólo tú sabes los objetivos, propósitos, sueños, intereses con este medio de comunicación. Es bueno escuchar comentarios para mejorar en nuestro Interior y ser Mejor Persona, pero nunca hacer lo que otros quieren a menos que sea de tu Interés.

  2. Elon Musk – si fue un tonto al adquirir Twitter – Por eso busca a otro tonto para achacarle las deficiencias de Twitter