No se puede decir que la primera secuencia del episodio “Mourning Cloak” (7x10) de Fear the Walking Dead (desde 2015) resulte demasiado impactante. Se limita a mostrar cómo ha evolucionado la situación en la torre del Victor Strand de Colman Domingo, reconvertido en villano definitivamente desde esta séptima temporada, para ciertos personajes, a presentar a alguno nuevo y la vuelta de otros.

El joven Ali es interpretado por Ashton Arbab, al que solo habíamos visto en el episodio “Something Old” (8x23) de Cómo conocí a vuestra madre (2005-2014) o en Insidious: Capítulo 2 (2013), nada de mucha relevancia. Y de la Charlie de Alexa Nisenson, que interviene en Fear the Walking Dead a partir de “Another Day in the Diamond” (4x02), no sabíamos desde “Reclamation” (7x06).

Nos parece justo, pura decencia narrativa, que le dediquen a ella un episodio porque se trata de uno de los supervivientes más desatendidos en esta ficción de la AMC. Al menos, porque no suele ser protagonista; y ha tenido que coincidir con Lennie James, que encarna a Morgan Jones, repitiendo en la dirección tras “Welcome to the Club” (6x02) y “Till Death” (7x05), para esta oportunidad.

Imaginando un nuevo ‘crossover’ en el apocalipsis zombi

AMC

Se insiste pronto durante “Mourning Cloak” en ofrecer escenarios diferentes con una bolera polvorienta; como los showrunners Andrew Chambliss y Ian Goldberg decidieron en el capítulo anterior, “Follow Me” (7x09), con un auditorio igualmente vacío, y otros ocho lugares desde el yate Abigail entre “The Good Man” (1x06) y “Children of Wrath” (3x08). Un buen aliciente de Fear the Walking Dead.

Por otro lado, dadas las habilidades de Charlie, uno se pregunta lo que podría conseguir si hiciese equipo con la astuta Carol Peletier, a la que da vida Melissa McBride en la serie madre (desde 2010). Que las unan con un crossover gordo en el futuro no sería mala idea; en especial, porque la segunda ya ha perdido a personas a las que amaba y la adolescente podría construir otro vínculo con ella.

En concreto, la Sophia Peletier de Madison Lintz era su hija biológica, y sabe que la ha perdido en el tremendo final de Pretty Much Dead Already (2x07); y que le han arrebatado al adoptivo Henry de Matt Lintz en “The Calm Before” (9x15) con lo que se identifica como la Boda Roja de The Walking Dead, en referencia a la del capítulo “The Rains of Castamere” (3x09) de Juego de tronos (2011-2019).

Lo más decepcionante de este capítulo de ‘Fear the Walking Dead’

AMC

Las ratoneras con zombis en las que los personajes se meten, de forma voluntaria en no pocas ocasiones, son un clásico en la franquicia de la AMC, y “Mourning Cloak” reincide en él; y en la estratagema de lanzarlos de repente contra el enemigo. Así que ninguno de estos elementos puede llamarnos la atención. Únicamente, las motivaciones ocultas y el vaivén de las lealtades nos interesan.

Ambas cosas, trazadas en el libreto de la británica Nazrin Choudhury y la estadounidense Calaya Michelle Stallworth. La una ha escrito cinco episodios con este desde el mencionado “Welcome to the Club”, y la otra, también “Reclamation”, tras participar en la decena de un apocalipsis con cadáveres andantes distinto al de Fear the Walking Dead, el de la miniserie Daybreak (2019).

Nos brindan en el último tramo de este capítulo, además, algunas imágenes peculiares por su extravagancia, pero su hermosura se reduce por cierto montaje tópico de drama romanticón. Pero lo que más decepciona no es esto último ni que hagan con Ali lo mismo que con el Will de Gus Halper en “The Beacon” (7x01), sino la ingenuidad de que no haya retranca en la conducta de Charlie. Qué pena.