Cuando uno acude a las salas de cine para un pase de prensa o a uno comercial, puede haber adquirido la costumbre de permanecer en su asiento hasta que termine las acreditaciones para comprobar si hay alguna escena poscréditos. Sobre todo, desde que el Universo Cinematográfico de Marvel nos ha hecho esperarlas casi siempre. Pero ¿las encontraremos en The Batman (Matt Reeves, 2022)?

Por asociación, tratándose de una película superheroica y puesto que el Universo Extendido de DC también las incluye en ocasiones, parece perfectamente lógico que supongamos que la nueva aventura del caballero oscuro de Gotham (Robert Pattinson), con Enigma (Paul Dano), Pingüino (Colin Farrell) o Carmine Falcone (John Turturro) causándole graves problemas, cuente con una guinda así al final.

Nos la han brindado por ahora en siete largometrajes que adaptan cómics de DC entre los dos acerca del escuadrón suicida (David Ayer, James Gunn, 2016, 2021). Sin embargo, en The Batman ocurre lo mismo que tras El hombre de acero, Batman v. Superman: El amanecer de la Justicia (Zack Snyder, 2013, 2016) y Wonder Woman (Patty Jenkins, 2017): no han añadido ninguna escena adicional.

En ‘The Batman’ no hay escena poscréditos, pero sí una despedida y un juego

DC | Warner Bros.

Pero podrían habernos dejado una si Matt Reeves (La guerra del planeta de los simios) y compañía lo hubiesen deseado. No con el rodaje de nada más de lo que ya podrán ver los espectadores en el filme, sino moviendo una escena de las últimas, la cual nos sugiere otro posible villano que participaría en las secuelas que llegarán en los años próximos, tras los créditos.

Lo único que nos colocan entonces es el cursor de texto con el signo de interrogación de Enigma en la pantalla y, acto seguido, podemos leer: “Adiós”, y tras un destello, lo que se supone que podemos identificar como la página web del villano, Rataalada.com, que Warner Bros. ha compartido durante la promoción de The Batman, y en la que tenemos la oportunidad de resolver los acertijos de rigor.

Cuando no nos regalan ninguna escena poscréditos en una película que, previéndose una buena recaudación en la taquilla mundial, seguramente tenga continuaciones, se suele deber, como mínimo, a que no se ha cerrado la historia de la siguiente por mucho que apunten a un nuevo antagonismo. Y a que esta tardará. Menos de cinco años según el productor Dylan Clark. Que sea persona de palabra.