Para muchos cinéfilos —en especial, los interesados en las películas de superhéroes—, el universo oscuro de Gotham es el más llamativo de todos. Esta peligrosa ciudad constituye trasunto de Nueva York que se introdujo en los cómics sobre Batman en diciembre de 1940 gracias al escritor Bill Finger; y alberga a los villanos con mayor enjundia, a un justiciero sin poderes que necesita un psiquiatra y, en general, a los personajes más retorcidos. Por ello, cada vez que se anuncia una adaptación nueva en sus calles sombrías, como The Batman (Matt Reeves, 2022), hay expectación.

Con las dudas acerca de la idoneidad de Robert Pattinson (El faro) para meterse en la piel de Bruce Wayne tras Adam West, Michael Keaton, Val Kilmer, George Clooney, Christian Bale y Ben Affleck en la gran pantalla, se han confirmado a antagonistas como el mafioso Carmine Falcone (John Turturro), Selina Kyle o Catwoman (Zoë Kravitz), Edward Nashton o Enigma (Paul Dano) y Oswald Cobblepot o Pingüino (Colin Farrell). Y para este último sabemos ahora que la trilogía de El Padrino (Francis Ford Coppola, 1972-1990) ha inspirado a su actor.

El hermano despreciado de ‘El Padrino’ para un villano de ‘The Batman’

DC | Warner Bros.

Los intérpretes se sirven a menudo de referencias dramáticas para comprender y construir a sus personajes; y, según lo que Colin Farrell (Minority Report) le ha dicho a Tim Molloy durante una entrevista para MovieMaker sobre The Batman, él se ha fijado para su Oswald Cobblepot en Fredo Corleone (John Cazale), uno de los cuatro hijos de Vito (Marlon Brando), ya presente en la propia novela de Mario Puzo (1969) que Francis Ford Coppola trasladó al cine, llevándolo hacia su modernidad y consiguiendo memorables triunfos en los Premios Oscar.

“Hay una cierta cantidad de quebranto en Oz”, asegura el irlandés, para el que el ese hermano de la familia Corleone ha sido un ejemplo, “no en cuanto a actuación, sino solo emocionalmente”, según sus palabras, que continúan así: “Matt solo estaba hablando de alguien que tenía ambiciones muy reales y muy elevadas, pero que nunca tuvo la oportunidad de explorarlas, y tal vez fue visto como alguien discapacitado, ya sea psicológica o intelectualmente: Fredo estaba mal visto. Como menos que los otros hermanos, y tal vez Oz también, en su vida, fue visto como alguien que no era capaz... Y esa es una de las cosas que alimentan a Oz”.

Paramount