Batman es uno de los superhéroes más interesantes. Fue creado por el guionista Bill Finger y el dibujante Bob Kane para el número veintisiete de Detective Comics, que se publicó a finales de marzo de 1939. Con él vino el ambiente tenebroso de la ciudad de Gotham, trasunto de Nueva York al que presentaron en la cuarta entrega de la serie protagonizada por el caballero oscuro, en diciembre de 1940. Y sus villanos con trastornos psicológicos, los planteamientos retorcidos que posibilitan y la traumática historia de origen de Bruce Wayne son inolvidables.

Igual que con otros seres de ficción icónicos, desde Drácula hasta Sherlock Holmes, el hombre murciélago ha sido engullido por el cine en unas cuantas ocasiones. La gran pantalla ha mostrado sus aventuras con el rostro de Adam West (Leslie H. Martinson, 1966), Michael Keaton (Tim Burton, 1989, 1992), Val Kilmer, George Clooney (Joel Schumacher, 1995, 1997), Christian Bale (Christopher Nolan, 2005-2012), Ben Affleck (Zack Snyder, 2016-2021) y, pronto, Robert Pattinson (Matt Reeves, 2022). Cada uno, con su propio enfoque psíquico y emocional.

‘The Batman’, lejos de las demás adaptaciones según Robert Pattinson

DC | Warner Bros.

“Conocí a Matt y hablé con él sobre cómo tenía la intención de retratar al personaje y de reinventar Gotham. Me gustaron sus ideas, así que acepté mucho antes de leer el guion”, ha dicho Robert Pattinson en una entrevista con The River acerca de The Batman “Y luego, cuando lo leí, sentí que era completamente diferente al de las otras películas. Es cine negro puro, una historia de detectives, como una novela gráfica. Y, al mismo tiempo, es un largo de acción llamativo, pero tiene mucho misterio y elementos de suspense. Es como una película de asesinos en serie”.

Los actores como el británico, a los que les preocupa profundizar en aquellos personajes a los que encarnan para comprenderlos mejor, y ofrecer así un trabajo interpretativo elaborado y creíble, no escatiman en buscar por los rincones de su biografía y de su carácter. Incluso en aspectos no necesariamente de mucha hondura, pero sí relevantes para la trama de una propuesta como The Batman. Por esta razón, el mayor miedo del oscuro protagonista no es una cuestión baladí, aunque Jonathan Crane o Espantapájaros no sea uno de sus enemigos esta vez.

El mayor miedo de Bruce Wayne

DC | Warner Bros.

Teniendo en cuenta la contestación de Robert Pattinson sobre ello en la entrevista para The River, intuimos que los villanos que intervienen en el filme explotarán ese miedo. “Si hay algún enemigo, se puede obtener energía de él. Aunque no es saludable. Después de todo, tal energía se convierte en energía oscura, que eventualmente hará daño”, dice el actor nacido en Londres. “Pero Bruce ha acumulado dolor durante veinte años, y esta vez será liberado. Para Bruce, ser Batman es como una extraña terapia en muchos sentidos”.

“Y él depende de ello”, continúa. “Tal vez su mayor temor es que le arranquen la máscara, revelando el hecho de que Batman es Bruce Wayne. Eso significaría algo tan poco bueno como la muerte para él. Por eso lucha como Batman. Así que es cierto que requiere una gran cantidad de energía, pero también la recibe [de la existencia de sus enemigos]”.

Conque, según las palabras de Robert Pattinson y al contrario que Joker (Heath Ledger) en El caballero oscuro (Christopher Nolan, 2008), al que le importa un pito quién se esconde tras el traje del superhéroe porque no desea que se le acabe la diversión, quizá Enigma (Paul Dano) o Pingüino (Colin Farrell) sí intenten desenmascararle en el nuevo largo de Matt Reeves (La guerra del planeta de los simios). Propósito desafortunado para él por los motivos que apunta el intérprete y porque la cruzada de Bruce Wayne en Gotham se inicia durante The Batman.