Google cumple su promesa. Tanto el Pixel 6 como su variante Pro llegan a España en estos primeros compases de 2022, tal y como la marca reveló cuando lo presentó oficialmente en octubre. Eso sí: tendrás que darte prisa si quieres adquirir uno. Michiel van Eldik, Vicepresidente de Dispositivos y Servicios para EMEA, ha indicado que pondrán a la venta "una cantidad limitada" que esperan "vender muy rápido".

Tanto el Pixel 6 como el Pixel 6 Pro, además, están disponibles únicamente en la Google Store. Ningún otro distribuidor lo venderá oficialmente en España. Tampoco será posible escoger entre diferentes colores o capacidades.

La compañía, además, venderá únicamente las versiones de 128 GB y en grafito del Pixel 6 y el Pixel 6 Pro. Es decir: los llamativos colores en los que se comercializan estos teléfonos en otros mercados no estarán disponibles en España. Los precios son los siguientes: 649 euros para el Pixel 6 y 899 para el Pixel 6 Pro.

El lanzamiento de los Pixel 6 marca la vuelta de los teléfonos de Google a España

Tanto el Pixel 6 como el Pro representan un reinicio para la familia, que, aunque siempre ha fascinado por las prestaciones de sus cámaras, nunca ha terminado de cuajar en lo que a ventas se refiere. Por una parte, la leve inferioridad técnica respecto a otros teléfonos coetáneos de alta gama (principalmente en diseño o pantalla) le hacía partir con algo de desventaja; por otra, la limitada inversión en marketing y distribución por parte de Google siempre dificultó que el producto se conociera y llegara a manos de los clientes, algo vital teniendo en cuenta lo feroz que es el mercado de la telefonía móvil en estos momentos.

En España, la situación de los Pixel ha sido peculiar. El primer modelo no llegó a venderse en el país. Sin embargo, la situación cambió con el Pixel 2, Pixel 3 y Pixel 4, así como con las variantes económicas Pixel 3a y Pixel 4a. Ninguno de ellos, eso sí, resultó un éxito y Google nunca se hizo un hueco entre las cinco marcas principales del país.

Con el Pixel 5 (y sus diferentes variantes), Google optó por no traer el citado modelo a la región. En parte, porque en aquel momento se encontraban en un proceso de transición hacia lo que es ahora el Pixel 6, considerado una especie de nuevo comienzo para la línea de teléfonos de Google.

En el comunicado de prensa, Google asegura que el lanzamiento del Pixel 6 es un "primer paso que trae de vuelta Pixel a España e Italia". Una frase que invita a pensar en que, en el futuro, los teléfonos de la compañía norteamericana continuarán llegando a la península.