Uno de los mayores dolores para un cineasta es tener que suprimir escenas que ya se han rodado porque la duración del filme les resulta excesiva a los productores o porque, sencillamente, quitándolas mejora el ritmo de la narración. De este hecho concreto nos estuvo contando en una entrevista el director español Mario-Paul Martínez por el montaje de su documental Arcadeología (2021); y, por ejemplo, al metraje mejorado que vimos de El resplandor (Stanley Kubrick, 1980) fuera de su país de origen le habían podado lo superfluo. Es la situación más normal, y el James Gunn (Guardianes de la Galaxia) también ha tenido que pasarle las tijeras a El escuadrón suicida (2021).

Sin embargo, lo que no suele ocurrir es que por recortarlas haya alguna cosa sin explicación que permanezca en la versión final de la película. Pero, por lo que se ve, en la divertidísima aventura de este grupo de villanos reconvertidos por obligación en antihéroes, hay un pequeño detalle que solo explica una de las escenas eliminadas.

Una herida sin explicación alguna en ‘El escuadrón suicida’

Warner Bros.

Algunos nos percatamos de ello en el pase de prensa; pero supusimos que James Gunn lo justificaría más adelante con un flashback y, después, no volvimos a pensar en el asunto. El caso es que, en cierto momento de El escuadrón suicida, Cliff Carmichael o el Pensador (Peter Capaldi) reaparece con una oreja vendada, y desconocemos cómo se ha producido tal herida.

Por fortuna, esa herramienta estupenda de comunicación, tan denostada por muchos, que es Twitter nos ha resuelto el enigma. El propio James Gunn ha respondido a la pregunta en esta red social. Durante una escena que se desgajó del montaje estrenado, pero que encontraremos en el Blu-ray del filme, el Pensador intenta manipular a Abner Krill o Polka-Dot Man (David Dastmalchian) para que le ayude pero, justo cuando da la impresión de que está a punto de ceder, le dispara con sus poderes, lacerándole esa oreja. Cuidadito con Abner, señoras y caballeros.