Qualcomm no se quiere quedar atrás y está dispuesta a aprovechar el lanzamiento del Apple M1 para impulsarse en Windows. Los de la compañía estadounidense están de celebración esta semana ya que han lanzado su producto más esperado: el el Snapdragon 888, un chip enfocado en el 5G, cuyo rendimiento y consumo promete ser sorprendente y, además, estará presente en muchos de los dispositivos móviles del año próximo.

La pandemia aceleró el teletrabajo

Ahora bien, todo está cambiando en relación a ARM y Qualcomm está despierta. Esta arquitectura, que tan bien ha funcionado durante años en teléfonos, tuvo un tímido despliegue en ordenadores portátiles. ¿Recuerdan aquel Surface Pro X con ARM? Bueno, no ha terminado de cuajar por una simple razón: es compatible únicamente con una versión de Windows específicamente diseñada para este tipo de procesadores, por lo que el universo de aplicaciones y compatibilidad se reduce considerablemente. Es decir, el ecosistema aún está verde.

Pero el lanzamiento del M1 por parte de Apple está cambiando las reglas de juego en el mundo de la movilidad. Mientras se espera la llegada, en 2021, de un procesador de Intel de 10 nanómetros, el gerente general de infraestructura móvil e informática de Qualcomm, Alex Katouzian, cree que lo que hemos visto con el Apple Silicon valida todo lo que ellos han venido impulsando durante años: poner chips móviles en computadoras portátiles. «El ecosistema de Windows necesita un empujón como este, y nosotros somos el partner que lo hará posible», ha afirmado el ejecutivo, según recoge ZDNet

Qualcomm va por todo

El ejecutivo de Qualcomm está convencido de que la dinámica de trabajo que ha impuesto la pandemia continuará por varios años. Según Katouzian por el teletrabajo los usuarios necesitan mejores cámaras y mayor autonomía para trabajar desde cualquier parte. «Todas esas cosas son la validación de lo que hemos estado predicando y creo que la fuerza va a venir del hecho de que nuestra asociación con Microsoft va a ser mucho más fuerte y extendida en el futuro«, aseguró.

Katouzian remarcó ante los periodistas que Qualcomm puede ser el impulso que Windows Necesita. Ahora solo nos queda esperar un tiempo para saber qué tipo de propuestas se avecinarán para el año próximo. Lo cierto es que los responsables del Snapdragon 888 no se quedan quietos y están dispuestos a querer meter su chip en cuanto teléfono móviles exista —con la ausencia de Samsung— y ahora van a por Windows.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.