En el marco de BUILD 2022 (la conferencia anual para desarrolladores de Microsoft), la empresa norteamericana detrás de Windows ha presentado oficialmente Project Volterra, un miniordenador espiritualmente parecido al Mac mini de Apple que esconde en su interior un procesador ARM de Qualcomm.

Esta máquina está pensada para desarrolladores. Su diseño, por ejemplo, es apilable, por lo que es posible agrupar varios miniordenadores como este para que operen en conjunto y actúen como servidores o como "granjas" de procesamiento.

En el interior de Project Volterra habita un procesador Snapdragon de Qualcomm, aunque Microsoft no ha revelado qué modelo exacto es. No obstante, es probable que se trate del Snapdragon 8cx Gen 3, el más potente que la empresa norteamericana comercializa actualmente para PCs.

En lo que a puertos se refiere, Project Volterra tiene tres USB-A, un DisplayPort, un Ethernet y dos USB-C. El chasis del equipo, además, ha sido fabricado con plásticos reciclados del océano.

"Queremos que creéis aplicaciones de IA nativas en la nube", dijo Panos Panay, jefe de Windows y dispositivos en Microsoft. "Con Visual Studio nativo para ARM64, soporte para .NET y Project Volterra llegando a finales del año, estamos lanzando nuevas herramientas para ayudaros a dar los primeros pasos en este viaje".

Microsoft sigue abriendo paso a ARM

El futuro de Windows pasa por ARM. Y Microsoft es consciente de ello. Quizá no de forma exclusiva. Es decir: los equipos con chips x86 probablemente sigan existiendo durante muchos años. No obstante, es incuestionable que el porcentaje de ordenadores basados en la arquitectura de ARM crecerá notablemente en los próximos años. Más aún teniendo en cuenta lo que Apple está siendo capaz de crear con sus propios chips basados en esa misma tecnología. El nivel de rendimiento por unidad de energía que esta arquitectura permite alcanzar es, a día de hoy, muy superior a cualquier otro tipo de procesador comercialmente disponible.

No sorprende, por lo tanto, que Microsoft coquetee cada vez más con estas arquitecturas e intente hacer todo lo posible por allanar el camino tanto a los desarrolladores como a los fabricantes. Parte de la salud del ecosistema Windows depende de que estos nuevos procesadores se abran paso cuanto antes.

De hecho, Project Volterra no llega solo. Microsoft también ha anunciado en paralelo una versión nativa para procesadores ARM de Visual Studio 2022, facilitando a los desarrolladores el trabajo sobre este tipo de plataformas ARM.