La tercera y última temporada de Dark (Baran bo Odar y Jantje Friese, 2017-2020) ha resuelto con habilidad e inteligencia todos los enigmas que habían planteado en las dos anteriores. Sea lo que verdaderamente está ocurriendo en Winden, cómo acaban sus personajes principales o cualquier otra explicación pendiente y ajena a su simbología y sus conceptos temporales. Excepto la relacionada con el ojo de Torben Wöller, claro, y por pura diversión. Y una de sus revelaciones ha sido el origen de la carta que el inspector Clausen (Sylvester Groth) le muestra a Aleksander Tiedemann (Peter Benedict) en la temporada dos.

Más concretamente, mediado el episodio “The White Devil” (2×07). El inspector había llegado a Winden con la excusa de investigar las desapariciones de los niños a cuenta de Noah (Mark Waschke) y Helge Doppler (Peter Schneider). Pero, en realidad, había acudido allí porque alguien le había enviado una carta misteriosa en la que le instaba a ello porque obtendría respuestas sobre su hermano, desaparecido en 1986. Durante un interrogatorio, Clausen le hace leerla de viva voz a un desconcertado Aleksander, responsable de la muerte del hermano perdido cuando se le conocía como Boris Niewald y cuyo nombre había adoptado.

Netflix

“El que tiene ojos para ver y oídos para oír se convence de que los mortales no pueden guardar ningún secreto”, lee entonces el señor Tiedemann, apellido de soltera de su mujer, Regina (Deborah Kaufmann). “Si la boca está en silencio, murmuran con las puntas de los dedos. La traición se abre camino por todos los poros de la piel”. Estas frases se hallan en Fragmento de análisis de un caso de histeria, obra que Sigmund Freud (1856-1939), padre de la pseudociencia del psicoanálisis, escribió en 1901 sobre Dora (Ida Bauer) y no fue publicada hasta 1905. Y es lo mismo que suelta de memoria un personaje de la tercera temporada.

Gustav Tannhaus (Axel Werner) es el abuelo ciego del relojero H. G. ídem (Christian Steyer), aquel que desdobla su mundo en otros dos en 1986, intentando crear una máquina del tiempo para impedir que su hijo Marek (Merlin Rose), su nuera Sonja (Svenja Jung) y su pequeña nieta Charlotte perezcan en un accidente de tráfico y, así, provoca toda la trama de Dark. Una noche de su vejez, tras la aparición de Martha Nielsen (Lisa Vicari) en 1888 para encontrarse con el adulto Jonas Kahnwald (Andreas Pietschmann), se dirige en carruaje a mandar un telegrama para que el mundo sepa que existen los viajeros temporales.

No en vano, como su progenitor, Heinrich Tannhaus (Werner Wölbern), pertenece a la sociedad secreta Sic Mundus Creatus Est, cuyos integrantes quieren acabar con el sufrimiento evitando sus causas a través de la cuarta dimensión para, así, lograr el paraíso en la Tierra. De modo que, cuando conoce a Jonas en el siglo XIX, al que ha viajado con Magnus Nielsen (Moritz Jahn), Franziska Doppler (Gina Stiebitz) y Bartosz Tiedemann (Paul Lux) desde el momento del apocalipsis en 2020, les encarga construir una máquina temporal. Pero muere mucho antes de que se pueda ver el fruto de sus esfuerzos.

Netflix

Y lo contemplamos en el prólogo de “Adam and Eva” (3×03), esa noche de camino a la oficina de telégrafos. El oscuro personaje sin nombre que se mueve por el tiempo y entre los mundos desdoblados con otras dos versiones de sí mismo (Jakob Diehl), vástago de Jonas y Martha, asesina al cochero de Tannhaus, se introduce en su carruaje y lo estrangula. Y le recita las palabras de Freud en los instantes previos, antes de dar a entender que pretende silenciarle. Conque esta acción cumple el propósito de que nada se inmiscuya en el bucle infinito al que se ven abocados los mundos paralelos, tal como lo quiere Eva (Barbara Nüsse) y Erit Lux, la contraparte de Sic Mundus.

Pero la cuestión es que, al recitar las palabras de Freud frente al viejo Tannhaus trece años antes de que el influyente charlatán las escribiera, nos indica que es él en cualquiera de sus edades el que le manda la carta misteriosa al inspector Clausen para que se presente en el pueblo en busca de pistas sobre su hermano desaparecido. Por la misma razón que mata al viejo, a Bernd Doppler (Michael Mendl) o a la secretaria Jasmin Trewen (Lea Willkowsky), compone el cuaderno con la triqueta o contribuye a que se produzca el apocalipsis en la planta nuclear de Winden. Y la autoría de la carta es otro de los enigmas resueltos en la temporada que pone fin a la fascinante Dark.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.