Con el auge de Xiaomi y Huawei en el segmento intermedio del mercado europeo, Samsung se ha visto obligada a reimpulsar su gama media con un nuevo portfolio de productos que abarca desde los usuarios más económicos –Galaxy A10 y Galaxy A20e– hasta los más exigentes –Galaxy A80–.

El más interesante de todos –juzgando únicamente su tecnología, no su relación entre calidad y precio– es, sin duda, el A80, máximo exponente del nuevo portfolio. Como propuesta, el A80 podría calificarse como lo más llamativo y sólido que Samsung ha presentado en la gama media durante los últimos años. Tiene un fantástico microprocesador Snapdragon 730 –el más poderoso del catálogo moderno de Qualcomm, a excepción del Snapdragon 855–, 8 GB de memoria RAM –más que la mayoría de teléfonos de gama media– y una pantalla Super AMOLED que, pese a no ser la más vanguardista en calidad de imagen, ocupa la totalidad del frontal y genera una sensación de inmersión muy poco habitual en el sector.

Sin embargo, todo lo positivo en torno a este nuevo modelo –que es bastante–, se ve ligeramente atenuado por algunas dudas de peso –como el precio– que afectan a ciertos ejes de la nueva propuesta.

  • El mecanismo que hace rotar y deslizar el módulo fotográfico es muy llamativo, funciona con velocidad y puede convertirse en un sólido argumento de venta para la compañía. Pero, ¿será duradero? Es una pregunta que también envuelve a productos como el Mi MIX 3 o el Oppo Find X –con sistemas móviles–, y la respuesta, desafortunadamente, solo llegará con el tiempo.

  • La grabación de vídeo con “enfoque dinámico” es algo que solo Huawei había intentado hasta ahora. Con el A80, Samsung se apoya sobre la cámara 3D situada en la región posterior para medir distancias con precisión, pero los resultados tienen margen de mejora. Es posible que las unidades finales monten un software más pulido o una versión refinada del hardware, pero, los equipos a los que Hipertextual ha tenido acceso, no resolvían con efectividad el citado desenfoque.

https://hipertextual.com/2019/04/samsung-galaxy-a80

  • La cámara rotatoria asegura unas buenas fotografías en modo selfie, pero, ¿qué ocurre con las imágenes nocturnas? La apertura f/2,0 del objetivo es significativamente más pequeña que el f/1,5 del Galaxy S10+, lo que se traduce, instantáneamente, en una menor cantidad de luz. ¿Ha compensado Samsung esa inferioridad con un sensor más sensible o un avanzado algoritmo de procesamiento de imagen? Para comprobarlo, será necesario trasladar el equipo hacia un escenario más complejo y diverso que la zona de demostración del evento –mayoritariamente iluminada–.

  • ¿Y el precio? Esa es, probablemente, la mayor incógnita en torno al Galaxy A80. El Galaxy A50 se comercializa en España por 350 euros, por lo que el nuevo modelo, tecnológicamente más avanzado, debería superar dicha cifra en las tiendas. Su competencia –en España, el Xiaomi Mi 9, el OnePlus 6T y los futuros OnePlus 7 y Honor 20– oscila entre 450 y 550 euros, por lo que una etiqueta de precio por encima de esa ventana podría dejarlo en fuera de juego dentro del mercado –salvo promociones junto a operadoras o descuentos acentuados tras el lanzamiento–. ¿Ocurrirá?

https://hipertextual.com/2019/04/huawei-amenaza-reinado-samsung-puede-ser-ano-sorpasso

👇 Más en Hipertextual