Si el mercado de los smartphones es uno que no deja de crecer, el de los procesadores no puede ser menos, teniendo que seguir el ritmo de los fabricantes y ofrecer las variantes necesarias para los nuevos segmentos que se van abriendo. En virtud de esto estrenaba Qualcomm el pasado año su línea de procesadores 700 con el Snapdragon 710, que daba alas a los incipientes terminales de gama semialta, a medio caballo entre los más modestos de gama media y los competentes buques insignia de las distintas marcas.

Ahora da el relevo a este con el Snapdragon 730, que basa su funcionamiento en cuatro pilares fundamentales, a saber: la inteligencia artificial, las capacidades de la cámara, la vertiente gaming del dispositivo y el desempeño del terminal. Aspectos clave, en definitiva, que todo usuario desea ver mejorados es mayor o menor medida en su smartphone.

Lo primero será posible gracias a la cuarta generación del AI Engine de la marca, que promete el doble de potencia en las interacciones que requieran de inteligencia artificial, como aquellas realizadas con la cámara, los juegos, la voz o la seguridad. Respecto a las bondades que llegan a la cámara, el Snapdragon 730 incluye por primera vez en esta gama el Spectra 350 de Qualcomm, que añade soporte para configuraciones triples (gran angular, estándar y telefoto), además de añadidos como la posibilidad de grabar vídeos 4K HDR en modo retrato.

Las mejoras en el apartado gaming llegan de la mano de la GPU Qualcomm Adreno 618 , la primera de esta línea de procesadores en incluir la libraría gráfica puntera Vulkan 1.1, que permite optimizar la calidad y la autonomía. Todas las mejoras, junto con la CPU Kryo 470, ofrecerán al usuario un incremento en el desempeño general de hasta un 35 % respecto a la anterior generación.

Un procesador adicional para los "jugones"

Además del Snapdragon 730 –y el Snapdragon 655, Qualcomm ha presentado también el 730G, para la gama media–, respondiendo esta letra accesoria a gaming y estando pensado este procesador para los cada vez más teléfonos enfocados de manera exclusiva al segmento de los juegos móviles. Promete unos resultados destinados a la "élite" de los videojuegos gracias al trabajo mano a mano con algunos de los desarrolladores de los títulos más demandados del mercado.

Además, incluye opciones como el HDR Gaming o la reducción de "cuelgues" y "tirones" hasta un 90 % gracias a una nueva funcionalidad introducida. Incorpora también una interesante gestión de la latencia de la conexión Wi-Fi para asegurar la estabilidad de las partidas y, en el apartado de la cámara, soporte para súper cámara lenta HD 960 fps.

👇 Más en Hipertextual