Capacidades de gama alta, costes más asequibles y mucha inteligencia artificial. Esos son, según Qualcomm, los tres pilares fundamentales de la nueva plataforma Snapdragon 710, desvelada durante el día de hoy en la ciudad de Shanghái.

  • ¿Por qué nace la familia Snapdragon 700? Qualcomm quiere cubrir las necesidades de esa emergente gama semialta que combina prestaciones de alta gama con precios atractivos.

  • ¿Cuándo estará disponible? Los primeros equipos con el Snapdragon 710 (primer miembro de la familia 700) llegarán este mismo año. El chip está disponible comercialmente desde el segundo trimestre de 2018.

Qué hay en el interior del Snapdragon 710

Como detalló Kedar Kondap (Vicepresidente de producto de Qualcomm Technologies), el nuevo chip integra muchas tecnologías que, hasta ahora, habían sido reservadas para la familia Snapdragon 800. Su interior está compuesto por los siguientes elementos principales:

  • CPU Kryo 360, con dos núcleos de alto rendimiento (2,2 GHz) y seis núcleos de eficiencia energética (1,7 GHz).
  • Procesador gráfico (GPU) Adreno 616.
  • Procesador de señales digitales (DSP) Hexagon 685.
  • Procesador de señales de imagen (ISP) Spectra 250.
  • Procesador de audio Qualcomm Aqstic.
  • Modem LTE Snapdragon X15.

Qué permitirá hacer el Snapdragon 710

Estos nuevos elementos internos, según explica Qualcomm, permitirán procesar procesos de inteligencia artificial hasta dos veces más rápido que el Snapdragon 660, la plataforma inmediatamente inferior. Además, ponen a disposición de sus partners un amplio set de herramientas que permiten optimizar al máximo las capacidades de inteligencia artificial de este nuevo chip.

Gracias a ello, los equipos que monten el Snapdragon 710 podrán ofrecer desbloqueo facial, clasificación de comidas, animojis, detectar atributos faciales, tomar fotografías con desenfoques progresivos, iluminar dinámicamente las fotografías, detectar objetos y muchos otros procesos que implican el uso de inteligencia artificial.

Los teléfonos que hagan uso de esta plataforma también podrán conectarse a redes LTE de hasta 800 Mbps, una velocidad muy superior a la que realmente ofrecen actualmente las redes 4G LTE de los principales teleoperadores del mundo. Asimismo, podrán disfrutar de la conectividad Bluetooth 5.0 que cada vez utilizan más auriculares y dispositivos inalámbricos.

En el apartado fotográfico, el nuevo chip permite aplicar técnicas más avanzadas de reducción de ruido, detectar profundidades con mayor precisión y grabar vídeo en 4K con un menor consumo energético. También amplía el número de megapíxeles con los que puede trabajar, que asciende hasta 32 (solo una cámara) o 20 (si se opta por una configuración de cámara dual).

El Snapdragon 710 estrena una nueva unidad de procesamiento gráfico capaz de trabajar un 35% más rápido que la del Snapdragon 660. Esto le permite, entre otras muchas cosas, reproducir vídeo en 4K y HDR y trabajar con pantallas de resolución 2K.

Por último, y gracias a la fabricación en 10 nanómetros, el Snapdragon 710 ofrece un consumo notablemente inferior al de su hermano menor: -40% en la ejecución de videojuegos, -40% en reproducción de vídeo 4K y -20% en streaming de vídeo.

Empoderando la gama semialta

Con el incremento de precios experimentado por el segmento más alto del mercado —que ya oscila los 1.000 euros—, cada vez son más los fabricantes que se animan a lanzar productos semi-premium en la ventana de los 500-700 euros.

Qualcomm, sin embargo, no cuenta con ningún microprocesador apto para ese segmento del mercado. Hasta ahora, los fabricantes alternaban entre Snapdragon 660 y Snapdragon 845, pero la necesidad de una nueva plataforma intermedia no hacía más que aumentar con el crecimiento de esta ventana.

La empresa norteamericana evita encasillar públicamente la nueva plataforma bajo un único segmento del mercado. Sin embargo, dado el paradigma en el que se lanza y las características del producto, resulta bastante sencillo deducir la razón del nacimiento de este nuevo microprocesador.