Se esperaba para esta semana o principios de la próxima, pero se ha adelantado unas cuantas horas. También se esperaba una ronda de unos 100 millones de euros, pero la cifra ha terminado ascendiendo hasta los 115 millones de euros. Finalmente, Glovo ha cerrado su sexta ronda de financiación Serie C para afianzarse en el mercado europeo, de Oriente Medio y África; en esta ocasión, el mercado de Latinoamérica no ha salido a colación. Convirtiéndose en el referente tecnológico al sur de Europa, la compañía con sede en Barcelona también tiene previsto reclutar a más de 100 ingenieros para el crecimiento de su plataforma. Con esta, además, se suman 6 rondas de financiación que suman unos 155 millones de euros.

La realidad es que está siendo un inicio de verano muy activo en lo que a rondas de financiación se refiere. Por un lado, los 17 millones de dólares a 21 Buttons, los 20 millones de Fever o una posible compra de Cabify por 3.000 millones. Se añaden los 40 millones de euros para Spotahome y, ahora, los 115 de Glovo posicionando a la compañía de riders como una de las mejor financiadas en el panorama inversor en España.

La estela de Uber en el mundo empieza a ser muy grande y poderosa, y sus miembros comienzan a estar pendientes de algunas compañías en España. Si Travis Kalanick ya forma parte de la junta de inversionistas de Spotahome, ahora Niall Wass, antiguo vicepresidente de Uber y actual asesor de Glovo, pasa a convertirse en el Presidente del Consejo de la compañía.

La alargada sombra de los inversores

En la aportación de los 115 millones de euros han estado los fondos que ya apoyasen a Glovo en sus rondas previas.

Por un lado Rakuten, el inversor japonés de Cabify, ha revalidado su apuesta. Seaya Ventures, posiblemente uno de los fondos más activos en España, también ha vuelto a aportar capital en la compañía después de haber aportado fondos en Pompeii, Clintu o la propia Spotahome. Cathay Innovation, también inversora de OnTruck, vuelve a participar en la tecnológica.

Sin embargo, esta ronda ha contado con nuevas caras para la compañía. AmRest, una de las mayores empresas del sector de la restauración con KFC o La Tagliatella en su cartera, sería una de ellas. El fondo europeo, partner del OnTruck de Juantegui y 21 Buttons, Idinvest Partners y GR Capital, participada en Deliveroo.

Según La Información, 2018 representaría unas pérdidas brutas de unos 40 millones de euros para Glovo, aunque la previsión para 2019 es que los ingresos alcancen los 400 millones de euros. Algo muy en sintonía con la valoración actual de Glovo que se sitúa en unos 200 millones de euros aproximadamente.

El cerco de los riders

Pese a la alegría central de la nueva inyección de capital en una de las tecnológicas más destacadas del panorama emprendedor español, la sombra de la duda sigue persiguiendo a compañías como Glovo. La polémica de los riders sigue estando en el centro de la mesa; una batalla que, de momento, se ha desarrollado en el campo de Deloveroo, pero que amenaza con trasladarse también a la española.

Con los sindicatos en contra de la actividad de los riders y su catalogación como empleados autónomos, varias asociaciones luchando por los derechos de este gremio, una serie de posibles inspecciones de trabajo y Hacienda la realidad de la situación podría empañar la actividad de la compañía. De hecho, Italia ya ha empezado a legislar en contra de este tipo de actividades que, desde su puesto de vista, considera un abuso por parte de eso que denominan "nueva economía".