No suelen conceder entrevistas: prefieren centrarse en el negocio, dicen. Con esta técina poco o nada se sabe de los entresijos de la compañía y todo apunta a que no habrá novedades al respecto. Pero, la realidad es que la atención de los inversores es toda suya. En menos de un año han conseguido cerrar tres rondas millonarias. Hablamos de 21 Buttons, la popular red social de moda, que acaba de anunciar su quinta ronda de financiación por 17 millones de dólares.

Liderada por Idinvest Partners, los también inversores de OnTruck, la operación también ha incluido a los antiguos inversores: Kibo Ventures, Breega, Samaipata de José del Barrio, JME VC, 360 Capital Partners y Sabadell VC. Con esta ya son 30,7 millones de dólares financiados - 10 millones en la operación de octubre, anunciada durante el South Summit- y 3 en febrero del pasado año. En el pasado también queda su acuerdo de media for equity con Mediaset en un contrato similar al recién anunciado de Fever con Atresmedia y siguiendo la estela de otros grandes emprendimientos en España: Wallapop o Spotahome.

Fundada en 2015 en Barcelona por Marc Soler Obradors, consultor de McKinsey, y alejada de cualquier concepto de emprendedor de moda, 21 Buttons está concebida como una red social. Con detalles que pueden parecerse a Pinterest o Instagram, su objetivo es poder monetizar la actividad de influencers de moda o, incluso, de personas corrientes. Vinculando prendas de ropa a webs, la realidad es que para muchas intagramers ha sido una gran fuente de ingresos; algo que la red social por excelencia, Instagram, no había abordado hasta hace bien poco. Y también para la compañía: por cada venta se genera una comisión por afiliados.

Con casi 2 millones de usuarios, principalmente en España y sin resultados financieros a la vista, la compañía popularizada por Dulceida también ha abordado el mercado de Italia, Alemania y Reino Unido. La inyección de capital Serie E tiene el objetivo de seguir creciendo en Europa y, por fin, poner rumbo a Estados Unidos: la cuna de las influencers.