Muy lejos de la actividad de su negocio anterior, La Nevera Roja, la compañía liderada por Íñigo Juantegui está empezando a tomar rumbo a convertirse en unas de las compañías tecnológicas españolas mejor financiadas de los últimos años. Ontruck, una startup afincada en el sector del transporte de mercancías, acaba de levantar una ronda de 25 millones de euros.

Una tercera operación que se suma a los fondos levantados en 2016 y 2017, con 2 millones y 10 millones respectivamente, añade un nuevo fondo inversor a la lista del emprendimiento español. Liderada Cathay Innovation, el fondo franco-chino que también invirtió en otra compañía española: Glovo, en una ronda de casi 250 millones de euros. Suma también a GP Bullhound. Asimismo, los fondos que ya estuvieron en las anteriores rondas han revalidado su presencia. Atomico, el fondo de inversión que ya eligiese a Ontruck como su primera operación en Europa tras su anuncio de (un nuevo fondo de 1.000 millones de euros)[https://hipertextual.com/2017/02/inversiones-en-europa], también se encuentra en la nueva etapa de la tecnológica de transportes. Le siguen Idinvest Partners, All Iron Ventures, Total Energy Ventures y Point 9 Capital.

También Samaipata Ventures, fondo liderado por José de Barrio y un ex Nevera Roja, que se suma a las ya realizadas en 21 Buttons o CornerJob. El propio fundador de fondo añade que “esta nueva inversión muestra que vamos por el buen camino para convertirnos en la plataforma líder de transporte regional de mercancías por carretera en Europa. La recaudación nos permitirá consolidar nuestra posición en el mercado de España y Reino Unido, y ampliar nuestra presencia en Europa”. Y precisamente es Europa el foco de estos nuevos 25 millones para la compañía que ya gestiona servicios de transporte en P&G o Decathlon. Comenzando en Madrid y siguiendo en Barcelona y Valencia, el salto que busca Íñigo Juantegui dando la entrada a fondos europeos y asiáticos es poner el foco en Europa. Consolidando su presencia en España, Reino Unido (independientemente del Brexit) se posiciona como su mejor reto controlando una media 400 medianas y pequeñas empresas a través de su red de 2.200 transportistas.

¿El Uber de los camiones?

El propio CEO de la compañía rechazó ese apelativo en una entrevista a este medio; ellos prefieren definirse como el MyTaxi de los camiones puesto que toman profesionales del sector para unirlos a su plataforma. La realidad es que entendiendo la situación actual de Uber en España, el apelativo es acertado.

Ahora bien, insisten en que ellos no trabajan con los vehículos autónomos de Uber. Compañía que desde hace tiempo lleva trabajando en modelos de camión con sistemas de autoconducción. De momento, la tecnológica estadounidense no se posiciona como un gran rival a largo plazo. Primero tendría que validar su tecnología, para más tarde lograr implantarla en Europa. Un continente donde, de momento, el modelo de poner en contacto mercancías con transportistas ya está validado.