MR. ROBOT -- "eps2.2_init_1.asec" Episode 204 -- Pictured: Rami Malek as Elliot Alderson -- (Photo by: Michael Parmelee/USA Network)

Este repaso contiene spoilers, sí, esto es un: SPOILER ALERT!

Este sexto capítulo ha dejado muy en claro quien es el «amo» y quien el «esclavo»; cosa que hace referencia el mismo título del episodio: eps2.4_m4ster-s1ave.aes. También es un término informático que, como todos los capítulos de esta serie, llevan en el nombre un tema subyacente en la historia y, por su puesto, un genial guiño a todos los seguidores de la serie.

Es por esto que, luego del pasado episodio en el que terminamos con graves problemas para Dom y Elliot particularmente, el inicio de este sexto capítulo es fuera de lo común. Seguimos con la tendencia de explotar la nostalgia, en este caso noventera, y evasión de la realidad. Y es que el capítulo inicia con Elliot y su familia en una excursión de vacaciones, pero todo es colorido y feliz. La confusión de Elliot es mucha y bueno, sabemos desde muy pronto que todo ese artificio no es más que una evasión.

Recordemos que en el anterior capítulo Elliot se quedó a manos de Ray y sus hombres; mientras estos le daban una fuerte golpiza. Todo el color y el opening de la serie se volvieron tan retros que, incluso, vemos a Alf en escena; sí, Alf ¡volvió en forma de cameo!

Ahora bien, si se trataba de una ocasión más para hacer guiños al público, bastaban las primeras escenas y el opening. El chiste comenzó a hacerse viejo, pero bueno, lo que por fin se revela es que, efectivamente, toda esa treta noventera no era más que una evasión de Elliot. Al despertar se encuentra muy herido y con el hombre de Ray al lado y a éste último lanzando uno de sus clásicos discursos pasivo agresivos. Es entonces que surge el tema del amo y el esclavo. Vaya, este hombre siempre tiene una figura retórica para sus amenazas.

##Afirmaciones positivas

Si bien el capítulo cansa un poco al principio se convierte en uno muy tenso y emocionante al final, esto porque vemos a Ángela ayudar a la Fsociety en su empresa de hackear al FBI. Recordemos que la vimos llegar a la casa de seguridad donde se encuentra Darlene y compañía. Ahí ella ha estado practicando a más no poder los scripts necesarios para activar el hackeo.

Muy pronto la vemos arribar al famoso piso 23 donde el FBI sigue sus investigaciones. Lo que sigue de esto es una secuencia que bien vale la pena ver. De nuevo la serie nos regala mucha tensión, código, indicaciones y un par de hackers hablando con Ángela para que esta logre el cometido.

Por otro lado, hubo un par de escenas pequeñas que al parecer no dicen mucho pero seguro nos traerán buen material en el futuro. Una es cuando el CEO de ECorp habla con el que parece ser una persona del Gobierno, este le dice que de ninguna manera pedirá un rescate financiero a China luego de que en ese territorio se perpetró un ataque mortal a su equipo del FBI. Price, que por lo general no se deja abrumar esta vez sí lo hace, seguramente siente que la junta directiva tomará esto como su ultimátum.

MR. ROBOT — «eps2.4_m4ster-s1ave.aes» Episode 206 — Pictured: Portia Doubleday as Angela Moss — (Photo by: Michael Parmelee/USA Network)

La segunda escena es cuando vimos a Dom recibir órdenes de su jefe, éste le indica que debe tomar un mes de descanso y asistir a terapia psicológica. Ella, por supuesto, se niega diciendo que está bien, sin embargo, al relatar lo que sucedió en China se nota que más allá de su valentía al enfrentar a los terroristas por supuesto que está afectada.

Y ya que uno la hace fuera del panorama, ella no puede aparecer en el peor momento, al menos para Ángela. Ella está arreglando algo desde su cubículo siguiendo indicaciones de Darlene cuando Dom aparece frente a ella y le dice ¿Ángela Moss, cierto? Si en vez de esta chica inteligentísima hubiera estado cualquier otro agente los nervios no se dispararían, pero, vamos, esta chica es más astuta de lo que demuestra.

Para cerrar, Elliot es arrastrado del hospital a un cuarto mal iluminado y que parece lleno de humedad. Sin ningún tiento lo tiran al piso, ¿quién es el amo ahora, Elliot? Bien, pues esto hace que sea mucho más fácil para Elliot aventarse a los brazos de Mr. Robot, literalmente; esto, claro, significa que estos dos dejarán de estar jaloneándose el control y van a colaborar juntos.

Con este abrazo entre Elliot y Mr. Robot, regresamos a los noventa, pero no a los coloridos y con formato de comedia familiar de esa época como en la primera parte del capítulo, sino a los noventa reales de Elliot cuando su papá aún vivía, cuando este le contó que estaba enfermo y que abriría una tienda de computadoras. Su papá le dice que él será quien ponga nombre al negocio, Elliot pequeño piensa, cierra los ojos y los abre con asombro. Vaya recuerdo.

Nos queda esperar hasta la próxima semana, mientras tanto podemos ir aventurando desenlaces, repasando los mejores huevos de pascua de la serie y hacernos de mucha paciencia.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.