El sexto capítulo de Euphoria parece dejar algo claro: alguien morirá. Se trata de una premisa arriesgada, pero definitiva. Y al parecer inevitable. Ya sea que Nate (Jacob Elordi) terminé por cumplir su destino violento, Maddy (Alexa Demie) busque venganza o Rue (Zendaya) la muerte. Lo evidente es que la serie se dirige a una conclusión dura y en especial, una que romperá el delicado equilibrio de su argumento. Si hasta ahora, Euphoria había sido un retrato de la generación Z, la serie comienza un recorrido hacia lugares más oscuros y agresivos. Lo que podría cambiar por completo lo que podemos esperar en la tercera temporada. 

Por supuesto, la serie siempre ha sido una historia que tiende a los extremos. Pero en el sexto capítulo de Euphoria fue evidente que ese extremo roza una conclusión dolorosa hacia algo más violento. Ya no se trata de la concepción del drama global que sostiene la connotación sobre las sombras de la adolescencia. El sexto capítulo de Euphoria dejó claro que el grupo de personajes está a punto de confrontar algo más que sus dilemas existenciales y personales. Y que de hecho, es probable que en sus siguientes episodios, la violencia directa llegue a su premisa principal. 

Hay al menos dos escenarios que podrían mostrar una nueva percepción de Euphoria. Ambos cambian por completo la forma de entender la serie y rebasan sus invisibles límites sobre cierta cualidad doméstica de los conflictos. Tanto una posibilidad como la otra, enlazan en la versión sobre el hecho de que Euphoria se conviertan en un recorrido hacia lugares más complicados. También que empuje a sus personajes a una inevitable madurez. Esa idea podría terminar por transformar a la venidera tercera temporada en una versión por completo nueva de la historia. 

¿Cuáles podrían ser las dos visiones que cierren la temporada de Euphoria, tachada de irregular y poco concisa por la prensa especializada? Cualquiera de los siguientes a continuación.

Nate Jacobs y Maddy Pérez: en medio de un conflicto sangriento

Uno de los grandes arcos de temporada ha sido el triángulo amoroso entre Cassie (Sydney Sweeney), Nate y Maddy. En el capítulo cinco de Euphoria, la situación alcanzó su punto álgido en medio de la crisis de Rue que terminó por revelar la infidelidad. El resultado fue una extrañísima reacción por parte de Nate, Maddy y Cassie, que incluyó una ruptura, amenazas e incluso armas. Y un giro que podría ser el punto más tenso y al final peligroso del venidero final de temporada. 

Una y otra vez, el argumento enfatiza la percepción que lo más probable es que Nate esté a punto de perder el control

El personaje de Nate se ha convertido en un desagradable punto de atención en Euphoria. En medio de una tensa situación doméstica, Nate asume todo el rencor contra sus padres, en un comportamiento agresivo cada vez más incontenible. No solamente amenazó a Maddy con un arma, aunque luego asegurara no tenía balas. También parece dispuesto a expresar toda la furia y la frustración contenida a través de una temporada inquietante, a través de la violencia. Eso, mientras Maddy habla sobre adolescentes que parecían “perfectamente normales” que matan a disparos. Y por supuesto, con la presión de su madre (Paula Marshall) sobre el enrarecido ambiente familiar.

En una de las escenas centrales del sexto capítulo de Euphoria puede verse a Nate escuchándola mientras Marsha se queja de su vida matrimonial. Pero lo que es aún más inquietante, deja entrever que toda la rabia de Nate proviene de su enfrentamiento con Cal (Eric Dane). Una y otra vez, el argumento enfatiza la percepción que lo más probable es que Nate esté a punto de perder el control. 

¿En qué sentido lo hará? ¿Habrá un enfrentamiento con Maddy, aterrorizada y quizás consciente del peligro que corre? La omnisciente voz en off de Rue insistió durante el sexto capítulo de Euphoria que Nate teme a la lealtad y a las reacciones de su exnovia. Y el personaje ha pasado una buena cantidad de tiempo acumulando todo tipo de sentimientos incontrolables contra Nate. Ahora, con una ruptura vergonzosa y con Cassie ocupando su lugar. ¿Hacia dónde podría encaminarse la serie? 

Rue, en medio de la tormenta del sexto capítulo de Euphoria 

Otra posibilidad que se dejó entrever en el capítulo seis de Euphoria es la muerte de Rue. Por supuesto, se trata de una idea que acompaña al personaje y a la serie desde la primera temporada. Ya sea por los paralelismos del programa original en que se basa o porque el personaje se desploma a los infiernos. El hecho es que buena parte del argumento del sexto capítulo de Euphoria dejó claro que Rue no quiere vivir. Tanto como para insistir una y otra vez que no solo no lo desea, sino que además “no está en sus planes” sobrevivir. 

La muerte de Rue — su posibilidad o el hecho quizás, que ya haya ocurrido como el gran truco argumental de la serie —  es motivo de debate. Un hecho semejante cambiaría por completo la dinámica de la serie, pero también, podría explicar algunos de sus puntos misteriosos. Desde la voz omnisciente de Rue hasta la concepción cada vez más singular de su personaje. El hecho que su recuperación (a medias y tambaleante) de una recaída violenta parezca el principio del final, podría ser el anuncio de lo inevitable. Mucho más aún, cuando el personaje atravesó buena parte de la temporada rompiendo cada lazo emocional con quienes le rodean. 

Ahora bien, la muerte de Rue podría convertir a la tercera temporada en conclusiva y retrospectiva. ¿Es lo que podemos esperar de la serie? Solo resta esperar.