Gracias al proyecto Wine instalar aplicaciones de Windows en Mac sin tener que cambiar de sistema operativo ni hacer molestas y lentas virtualizaciones es posible. Pero claro utilizarlo puede ser un poco engorroso o confuso. Por ello mismo hoy os vamos a hablar de una solución, como puede ser WinneBottler, que nos dará una manera más sencilla aún de utilizar las aplicaciones de Windows en OS X.

WinneBottler

Wine, como el equipo desarrollador indica, no es un emulador sino que consiste en una capa de compatibilización. Esto nos ahorra bastante esfuerzo a la hora de tener que saltar de un sistema operativo a otro con los inconvenientes que acarrea u obligar a nuestra máquina a que virtualice el sistema operativo, lo que supone una dura carga de trabajo. El único problema con Wine es que para los usuarios que menos avanzados usar Wine o alguna de las aplicaciones relacionadas, puede ser un tanto confuso. Nosotros vamos a hablar especialmente de WinneBottler, una App gratuita y muy sencilla para poder disfrutar de todo lo que nos ofrece Wine.

Algunas de las aplicaciones disponibles

WinneBottler
CrossOver de CodeWeavers es una de las aplicaciones diseñadas para funcionar como si trabajásemos en Windows. Es uno de los proyectos que más tiempo llevan funcionando y tiene una lista de aplicaciones enorme a su disposición. Cuenta con un sistema de feedback donde podemos ver la calidad de estas “portabilidades”, por llamarlo de alguna manera. $65,45 | 48€

WinneBottler
Burdeaux es otra versión comercializada de Wine. Esta soluciona varios errores y le da su propio soporte a ciertas aplicaciones. En esencia es lo mismo que la anterior pero que ofrece distinto rendimiento de diferentes aplicaciones aunque se ha quedado un poco obsoleto hemos de admitir que el precio es asequible. Por lo demás, es más importante como proyecto que como solución para el usuario medio. $12,50 | 9,17€

WinneBottler
WineBottler es, en nuestro caso, una elección segura. Primeramente es gratuito, segundo es muy sencillo y, por último, es bastante potente. Podemos instalar de forma automática un número creciente de paquetes que ya nos ofrecen desde WinneBottler. Por supuesto, como en otras App, podemos incluir paquetes propios para hacerlos funcionar. Es muy sencillo, bien diseñado y bastante ligero. Gratis

Cómo usar WinneBottler paso a paso

En primer lugar debemos descargar WinneBottler. Mientras se instala, lo que tardará algunos minutos, hemos de familiarizarnos con algunas nocienoes básicas. En primer lugar hay que tener en cuenta que no todas las aplicaciones de Windows están disponibles para ser usadas con Wine. Lo que hace Wine, grosso modo, es utilizar todos los archivos, fuentes librerías que necesita la aplicación objetivo en otro sistema operativo distinto a Windows. Para ello “empaqueta” las aplicaciones en una carpeta que No todas las aplicaciones de Windows funcionan con Wineelijamos, como un documento cualquiera más. Al contrario que las Apps de OS X, esta carpeta contiene unos archivos fácilmente accesibles y cuyo borrado o modificación pueden suponer que la aplicación deje de funcionar o que perdamos todos los datos.

Por ello mismo, WinneBottler viene con su propio gestor de Apps para que podamos desinstalar sin miedo ni problema cualquier aplicación, dejándolo todo limpio y sin restos. Otro detalle importante que tenemos que tener en cuenta es que no podemos esperar el mismo rendimiento en OS X que en windows. Es algo obvio, y la experiencia de usuario puede cambiar. Uno de los apartados más usados para Wine es el de los videojuegos, los cuales funcionan bastante bien, hemos de admitir, aunque cada día es menos necesario usar WinneBottler u otros para ello. Una vez que tenemos todo esto claro, vamos a proceder a instalar alguna aplicación:

WinneBottler

  1. Abrimos WineBottler

  2. Vamos al apartado Download

  3. Seleccionamos una Aplicación y pulsamos en “Install

  4. Elegimos, entonces, dónde queremos instalarlo y cómo queremos llamarlo. Aceptamos y listo

Podemos tener una carpeta especial para todas nuestras aplicaciones si queremos, así no las tendremos desperdigadas aunque por defecto la carpeta es “Docmuentos”. Otro detalle importantísimo es que las descargas pueden fallar si ha desaparecido el archivo o el servidor que lo alojaba. Se abrirá entonces la consola para advertirnos por que no se pudo completar la instalación. En este caso o en caso de que queramos instalar otro programa no disponible desde el catálogo de WinneBottler, la cosa es también bastante sencilla:

WinneBottler

  1. Abrimos WineBottler

  2. Vamos al apartado Advanced

  3. En el apartado “Program to Install” seleccionamos la ruta del archivo de instalación

  4. Pulsamos en “Install“, abajo

  5. Elegimos dónde queremos instalarlo y dejamos a WineBottler que haga su trabajo

La gran mayoría de veces, sobre todo dependiendo de la sencillez del programa, funcionará. Lo que hará será, básicamente, reunir todos los archivos de la instalación necesarios en una carpeta, como en los paquetes anteriores, para que funcione. También, para los más avezados, podemos probar con programas ya Podemos usar programas ya instalados o utilizar nuestras propias libreríasinstalados u otros que tienen otras dependencias más complejas para lo que vemos varias opciones, muy simplificadas, de lo que WineBottler puede hacer.

Entre otras cosas, con WinneBottler podemos copiar el programa, el ejecutable y no el instalador, directamente. O podemos pedirle que copie el programa y todos los archivos en la misma carpeta dentro del directorio que elijamos. Podemos además incluir otro tipo de librerías y archivos necesarios y hacer con ellos un paquete cerrado para que la instalación sea aún más cómoda en las sucesivas ocasiones. También podemos utilizar nuestras propias librerías y archivos de desarrollo que se superpondrán a los ficheros nativos. Como vemos, WinneBottler es una aplicación sencilla, en crecimiento y muy potente para que podamos usar los programas típicos de Windows de una manera mucho más sencilla.