Aunque las cosas han cambiado mucho, el sector de los juegos para ordenador siempre se han decantado por Windows frente a Mac o Linux. Los juegos de Windows han sido mayoría frente a otras plataformas, si bien en la actualidad hay una mayor oferta de juegos en Mac gracias a la facilidad para portar juegos empleando Swift o Unity. Con todo, los principales títulos del sector suelen lanzarse en exclusiva para Windows. Y es cuestión de esperar varios años a su lanzamiento en Mac.

De soluciones a este problema hay muchas. Para empezar, disponer de un PC de juego para disfrutar de juegos de Windows y usar un Mac para el resto de tareas. O en su lugar, una consola de videojuegos. Pero ambas opciones requieren de un presupuesto holgado. Otra posibilidad, esperar a que las tiendas de juegos incluyan un porte para Mac de los juegos para Windows. Y en tercer lugar, acudir a máquinas virtuales y emuladores en un intento de jugar a determinados títulos. Pero todo tiene su lado malo.

A continuación, recopilamos todas las posibilidades para jugar a juegos de Windows si eres usuario de Mac. Ninguna te gustará al 100%, pero en ocasiones pueden ser una alternativa a dejar de jugar a ciertos juegos o ahorrarte unos euros y no necesitar un PC de gaming si simplemente quieres jugar a títulos modestos que pueden correr en tu Mac bajo emulación.

Juegos nativos y tiendas de juegos

Pero empecemos por el principio. ¿Dónde encontraremos juegos para Mac? Hoy en día tenemos varias opciones para instalar juegos compatibles con macOS directamente. La oferta es abundante y variada, gracias a los desarrolladores que cada vez son más conscientes de la necesidad de portar sus juegos a varias plataformas en vez de limitarse a lanzar juegos para Windows.

  • App Store: el primer lugar donde buscar juegos es la tienda oficial de Apple. La App Store muestra aplicaciones y juegos que puedes instalar al instante. Los hay gratuitos y de pago. Si, además, dispones de un Mac con procesador M1 o superior, a los juegos para Mac podrás añadir juegos para iPhone y/o iPad.
  • Apple Arcade: a la oferta oficial habitual hay que añadir los juegos bajo la marca Apple Arcade, disponibles a través de una suscripción adicional mensual, aunque puedes probarlo gratis temporalmente.
  • Steam: más allá de la oferta oficial, esta tienda de Valve es la principal tienda de juegos. La mayoría son para Windows, pero la oferta para macOS va en aumento y, en ocasiones, encontramos títulos importantes.
  • MacGameStore: aunque esta tienda enlaza principalmente a Steam, la destacamos porque se centra en los juegos para Mac. Además, siempre dispone de descuentos y ofertas.
  • GOG: es posiblemente la segunda tienda online más popular en venta de juegos para Windows y para Mac. Entre sus particularidades, permite comprar juegos sin DRM para no depender de instaladores o gestores adicionales.

Estas son las opciones principales para encontrar juegos para Mac nativos. Aparte, seguramente encuentres otras tiendas online con ofertas o bundles. Por lo demás, en el ámbito de los juegos disponibles en disco, todavía es posible encontrar algunos en tiendas como Amazon y similares. Pero es una búsqueda titánica con la que acabarás frustrado ante la falta de resultados.

Emuladores de Windows

Primera alternativa a los juegos nativos para Mac. Pongamos que quieres jugar a un título para Windows y no tiene porte para macOS. Si no quieres complicarte mucho, puedes probar con soluciones que emulan componentes de Windows y permiten instalar juegos para Windows en tu Mac. El resultado no es 100% efectivo y no todos los juegos son compatibles, pero si quieres recuperar títulos con varios años de antigüedad, es la solución menos problemática.

  • CrossOver: es la solución más popular de este estilo. Es de pago pero ofrece compatibilidad para juegos de Windows importantes. Consulta la lista antes de comprar este software. Está basado en Wine, como el resto, pero simplifica el proceso de instalación. Su versión más reciente es compatible con Mac con M1.
  • PlayOnMac: solución gratuita y de código abierto basada en Wine. Aquí puedes consultar la lista de juegos compatibles. También admite ciertas aplicaciones. Con su asistente, el proceso de instalación de juegos para Windows en Mac es relativamente sencillo.
  • Wine: el software original de Linux para lanzar aplicaciones y juegos de Windows en Linux y macOS. Su instalación y manejo es algo complicado. De ahí que sea más recomendable usar derivados como los antes mencionados. A la lista hay que añadir Wineskin y Winebottler.

Máquinas virtuales para instalar Windows

Otra manera de disfrutar de juegos de Windows en Mac es empleando máquinas virtuales. Se trata de una opción algo más compleja que los emuladores anteriores, ya que en esta ocasión tienes que instalar Windows. Esto implica que tu Mac correrá dos sistemas operativos a la vez. Por otro lado, tiene sus ventajas, ya que se pueden emular las condiciones de hardware necesarias.

Para empezar, descarto tres soluciones para crear máquinas virtuales como VirtualBox, UTM o QEMU. Suelo recomendarlas porque son gratuitas, de código abierto y permiten crear fácilmente máquinas virtuales con Windows y Linux. Sin embargo, aunque son muy válidas las tres, en el terreno de los juegos no son tan eficientes. Es decir, la parte gráfica la emulan bien pero no lo suficiente para ejecutar juegos. Para ello, las dos opciones principales son de pago.

  • Parallels Desktop: soporta Mac con procesador Intel y M1. Puedes crear máquinas virtuales de Linux, Mac y Windows. Tiene opciones específicas para potenciar el aspecto gráfico para vídeo, diseño gráfico o juegos. Es la opción más recomendada para un Mac con M1 en el que quieras usar Windows.
  • VMware Fusion: disponible en versión Player (gratuita) y Pro (de pago). Ambas soportan gráficos con OpenGL y DirectX 11. Permite virtualizar Linux y Windows y ejecutar juegos de Windows. Clásicos pero también algunos relativamente recientes.

Instalar Windows o SteamOS en tu Mac

Hemos visto ya casi todas las alternativas a tener un PC de gaming si quieres ejecutar juegos de Windows en tu Mac. Más allá de los títulos portados, de la emulación basada en Wine y de las máquinas virtuales, la enésima alternativa consiste en instalar Windows en tu Mac. Obviamente, esto tiene sus implicaciones, como quedarte con menos espacio en disco, ya que tienes que albergar macOS y Windows en el mismo disco.

Instalar Windows en un Mac es fácil gracias a Boot Camp, el asistente que nos guía paso a paso para hacer la instalación. Además, añadirá los controladores para que todos los componentes funcionen en Windows. ¿Lo malo? Sólo está disponible en Macs Intel. Si tienes un Mac M1, no es una opción por el momento.

Lo mismo ocurre con SteamOS. Se trata de una versión de Linux que permite lanzar juegos de Windows gracias a Proton, un software que hace de intermediario entre esos juegos y Linux. Así, con este sistema operativo, es posible jugar a la mayoría del catálogo de Steam aunque no tengas Windows instalado. ¿Inconvenientes? No hay un asistente oficial para instalar SteamOS en Mac. En principio deberás usar Boot Camp. Segundo inconveniente. No hay versión de SteamOS para Mac con M1.

En definitiva, jugar a juegos Windows sin un PC con Windows es posible. Obviamente, no es tan simple. Pero tienes distintas alternativas según quieras jugar a juegos clásicos, títulos recientes o a un juego recién lanzado al mercado. En cada caso será mejor una opción u otra. También dependerá del uso que le vayas a dar. Pero no será por opciones disponibles.