Hoy llega a nuestra sección más nostálgica un grande entre los grandes, un teléfono móvil mítico como pocos: el Nokia 3310. De él se decía —y se dice— que era indestructible; con el juego de la serpiente que incluía, el Snake II, muchos pasaron largos ratos de aburrimiento; y, gracias a que se le podían cambiar las carcasas, fue quizás uno de los terminales más camaleónicos de la historia de la telefonía móvil.

nokia-3310-telefonos-moviles-miticos

Lanzado al mercado en el cuarto trimestre de 2000 como remplaza sucesor del popular Nokia 3210, muy pronto el Nokia 3310 se hizo con el corazón de millones y millones de personas. Más concretamente, de 126 millones, que fueron las unidades de este terminal que la compañía finlandesa vendió desde su lanzamiento hasta su descatalogación.

Culto al mito

Sin duda alguna, el Nokia 3310 merece culto. En forma de meme, en forma de grato recuerdo, de comparación con iPhone o hasta con altares si se quiere, el 3310 lo merecía. Él era un teléfono móvil mítico.

Con un diseño que a muchos nos tenía enamorados, este compacto y también pesado terminal —no en vano su peso era de 133 gramos—, nos permitía ver en su pantalla monocromo de 84 x 84 utilidades como el cronómetro, la calculadora o los perfiles para preferencias; juegos como el anteriormente mencionado Snake II, el Bantumi, el Space Impact o el Pairs II; o una pequeña revolución, los SMS que multiplicaban por tres los caracteres que permitía un SMS estándar.

nokia-3310-carcasas

Carcasas intercambiables

Y como decíamos en la entradilla, el Nokia 3310 ha sido quizás uno de los teléfonos más camaleónicos de la historia de la telefonía. Este terminal permitía el cambio de las carcasas que incorporaba de serie por otras.

Cuando esta característica empezó a calar y la moda de cambiar las carcasas se extendió como la pólvora, decenas de diseños —cientos y miles incluso— llenaron las tiendas y mercadillos. Bonitas, cutres, elegantes, horteras, divertidas, horrorosas… había carcasas del Nokia 3310 para todos los gustos.

Características

Pero más allá diseño, juegos y carcasas intercambiables, el Nokia 3310 tenías unas especificaciones muy interesantes para su época …

  • Banda GSM 900/1800
  • Dimensiones de 113 x 48 x 22 mm
  • Peso 133 gramos
  • Pantalla monocromo 84 x 84
  • Vibración
  • Reloj y alarma
  • Texto predictivo
  • Marcación por voz
  • Calculadora
  • Perfiles
  • Y muchas más…

nokia-3310-el-indestructible

El indestructible

Sí, el indestructible. El Nokia 3310 podía sufrir caídas, golpes… incluso patadas o pisotones. Si no lo aguantaba todo, lo hacía casi todo. Esta gran y reconocida resistencia del Nokia 3310 era uno de sus estandartes cuando se comercializaba, y lo es ahora siendo carne para memes.

¿Quién no ha visto imágenes de un Nokia 3310 rompiendo paredes? ¿O enfrentándose a Chuck Norris? ¿O siendo utilizados por grupos policiales de operaciones especiales para derribar puertas? El indestructible Nokia 3310 sirve para todo en Internet.

El teclado más Nokia

Lo que podría ser hoy el botón Home de los iPhone, podría ser entonces el botón principal de los nokiaslos de la rayita azul—. El botón para seleccionar opciones o acceder al Menú, que se complementaba con el de la ‘C’, que servía para borrar, volver atrás o deshacer acciones; el botón de arriba y abajo, que servía para navegar y desplazarse por menús; y finalmente el habitual alfanumérico.

Nokia 3310, genio y figura

En definitiva, el Nokia 3310 era sin duda genio y figura. Un terminal como pocos que alcanzó niveles de popularidad vertiginosos y que, además, logró fijarse en la memoria colectiva de todos aquellos que lo poseyeron e incluso en la de aquellos que aunque no lo conocieron en su época, sí han sabido de su fama con posterioridad.