Nokia es algo del pasado, pero durante años fue el fabricante más popular de teléfonos móviles. Con modelos icónicos como el Nokia 1100, el Nokia 3210 o el Nokia 3310, la compañía finlandesa se hizo con el favor del público con dispositivos económicos, resistentes y con una batería duradera. En una época en la que sólo podías llamar y enviar mensajes SMS, la telefonía móvil tenía a Nokia como principal rival a combatir. Por suerte, poco a poco se está poniendo al día sin olvidar su pasado glorioso.

Luego vendrían Apple o Samsung. El primero revolucionaría el mercado con su iPhone, cambiando para siempre el aspecto de los teléfonos y eliminando los teclados físicos por la pantalla táctil. Por su parte, Samsung se haría con gran parte del mercado ofreciendo teléfonos económicos y llenando las tiendas de modelos variados. Algo de filosofía Nokia con la tenacidad asiática.

Sea como fuere, la Nokia de los 2000 nos brindó algunos de los teléfonos más vendidos así como otras curiosidades que llamaron la atención por su excentricidad. Sin embargo, no todos ellos tuvieron el éxito deseado. Algunos incluso destacaron más por su hilaridad que por su aspecto externo.

Nokia N-Gage (2002)

Con 3 millones de unidades vendidas a sus espaldas, el Nokia N-Gage fue una apuesta arriesgada por parte del fabricante de teléfonos finlandés. Más que un teléfono, se trataba de un híbrido de teléfono móvil y consola de videojuegos portátil.

Lanzado en 2002, su aspecto recuerda a la Game Gear de Sega. Precisamente, ambas consolas de bolsillo pretendieron hacer frente a la Game Boy. En 2002, la Game Boy Advance vivía una gran época a rebufo del modelo anterior, la Game Boy Color. Gracias, especialmente, al éxito de los juegos de Pokémon.

Recibió títulos de la talla de Call of Duty, Asphalt, FIFA Football 2004, SonicN o Tomb Raider y podías jugar en multijugador vía Bluetooth. También podía emular juegos de Nokia S60. Pero la competencia de Game Boy y la salida de la PSP de Sony dos años después hicieron este proyecto inviable.

Nokia 3600 / 3650 (2002 / 2003)

Acostumbrados a las formas rectangulares de Nokia como el Nokia 3310, el Nokia 3600 y su derivado 3650 llamaba la atención por su parte inferior redondeada. Eso y su teclado circular. En vez de disponer las teclas en un cuadrado o rectángulo, números y demás botones se ordenaban alrededor de un círculo.

En lo técnico, contaba con una pantalla de 208x176 píxeles y una cámara trasera VGA de 0,3 megapíxeles. Precisamente, fue el primer teléfono con cámara integrada vendido en Estados Unidos. Además, podías ampliar la memoria con una tarjeta MMC.

Nokia 1100 (2003)

Lanzado en el verano de 2003, el Nokia 1100 es hoy en día el teléfono más vendido del mundo, en especial gracias a su éxito en países como India o Bangladesh. Un teléfono minimalista para unos mercados tan particulares como los antes mencionados.

Poco se puede destacar de su diseño. Un rectángulo minimalista que simplifica el icónico Nokia 3310 para ser más resistente, duradero y pueda rendir con redes GSM y poco acceso a la electricidad. De ahí que su batería dure hasta 400 horas en espera.

Nokia 3300 (2003)

Aunque Nokia se caracterizó durante décadas por innovar, también solía aprovechar sus descubrimientos reciclándolos en distintos modelos. Y si ves el Nokia 3300 te recordará mucho al N-Gage que vimos antes.

Teniendo en cuenta que el Nokia N-Gage servía para todo: jugar, escuchar música, ver vídeos, llamar por teléfono… Decidieron lanzar una versión específica para el tema musical. El 3300 era un teléfono y un reproductor de música, dos en uno.

Pantalla de 128 x 128 píxeles, 64 MB de espacio ampliable con tarjeta MMC, soporte para archivos MP3 Y AAC, radio FM integrada, grabadora de voz, etc.

Nokia 6800 (2003)

En una época en la que los teclados físicos estaban a la orden del día, Nokia no cejó su empeño en innovar en este aspecto. Para bien o para mal. Decidid vosotros. El Nokia 6800, por ejemplo, era un teléfono móvil muy similar a modelos anteriores como el Nokia 3310. Pero tenía una particularidad. Podías convertirlo en un teléfono con dos teclados laterales alfanuméricos. Así te sería más fácil escribir mensajes o correos electrónicos.

Simplemente levantando el teclado numérico por defecto, convertías un teléfono al uso en un móvil avanzado a su época que facilitaba la escritura de textos largos. Ten en cuenta que para escribir algo con el teclado numérico debías “jugar” con los números. Y en cada número había tres o más letras posibles. Un engorro.

La serie 6800 contó con varios modelos que compartían el tipo de teclado extensible pero con estilos de carcasa distintos. Mientras que el 6800 era de banda doble GSM, el 6810 era tribanda.

Nokia 7600 (2003)

El Nokia 7600 es posible el teléfono más raro que Nokia haya diseñado nunca. ¿Cómo definirlo? Una pantalla rodeada por un marco con botones y, finalmente, dos marcos más. Wikipedia define su forma como de lágrima o gota de agua, pero hay que echarle imaginación.

A nivel técnico, destacaba por ser el segundo teléfono 3G de Nokia. Su pantalla era de 128 x 160 píxeles. Contaba con una cámara trasera de 0’3 megapíxeles.

Nokia 7280 (2004)

Otro de los diseños de Nokia más innovadores es el del modelo 7280. Con pantalla TFT de 208 x 104 píxeles y 65.000 colores, este teléfono tenía forma de mando a palo, mando a distancia o, más exactamente, de grabadora de voz. De ahí que contara con 70 comandos de voz, grabadora de voz, radio FM estéreo, etc.

Fuente: GSMArena

Otra de sus particularidades era su cámara, oculta por defecto. Para mostrarla debías retirar parte de la carcasa, al más puro estilo de las cámaras diminutas de las películas de espías.

Nokia N90 (2005)

Como si de una cámara digital se tratara, el Nokia N90 podía mover sus componentes cual cubo de Rubik y así disponerlo para grabar vídeo cómodamente. Pero una imagen vale más que mil palabras, según reza el dicho. En concreto, la pantalla podía girar hasta 270 grados.

Con una pantalla TFT LCD de 352x416 píxeles y otra externa, también TFT LCD, de 128 x 128 píxeles, el propósito de este teléfono era hacer de cámara digital. De ahí que integrara una cámara de 2 megapíxeles con autofocus, zoom digital de hasta 20 aumentos y flash. Es más, su fabricante era Konica Minolta.

El Nokia N90 servía tanto para hacer fotos como para grabar vídeo en formato MP4 a una resolución de 352x288. Sus 31 MB de almacenamiento vienen en una memoria flash. Ampliable a 64 MB o 128 MB vía tarjeta MMC.

Nokia 3250 (2006)

Siguiendo la dinámica de partes móviles del teléfono anterior, Nokia lanzó el Nokia 3250 con un teclado que giraba 90 grados. Por lo demás seguía con la forma rectangular del clásico Nokia 3310 pero de aspecto más robusto.

Fuente: Nokia Museum

Pantalla TFT de 176x208 píxeles, cámara de 2 megapíxeles y zoom de 4 aumentos, memoria de 2 GB ampliable vía microSD… El teclado era lo más llamativo. Combinaba un teclado numérico clásico con otro formado por controles de música. Podía grabar audio y vídeo y hacer fotografías de una resolución de 1600x1200.