Microsoft, pese a todavía no cerrar la compra de Activision, ya está pensando en cómo gestionará los activos de la editora en caso de recibir luz verde por parte de los reguladores. El problema, eso sí, es que la visión de los de Redmond no coincide en su totalidad con los planes actuales de Activision. Y prueba de ello es lo que está sucediendo en torno a Call of Duty: Mobile.

La semana anterior se dio a conocer que Microsoft, en uno de los múltiples documentos presentados a los reguladores, expresó su intención de desaparecer Call of Duty: Mobile una vez sea de su propiedad. La idea de los dirigidos por Satya Nadella y Phil Spencer es que dicho título sea reemplazado por Call of Duty: Warzone Mobile, que todavía se encuentra en fase de pruebas y ultimando detalles antes su lanzamiento.

«Se espera que Call of Duty: Mobile sea reemplazado con el paso del tiempo (fuera de China) con el lanzamiento de Warzone Mobile

Microsoft.

El mensaje, desde luego, generó bastante polémica. Principalmente, entre la numerosa comunidad que disfruta Call of Duty: Mobile desde sus smartphones o tablets. ¿Por qué? Este título ofrece modalidades multijugador convencionales, no solo un Battle Royale —como Warzone—. Por lo tanto, los jugadores temen que los obliguen a migrar hacia una experiencia completamente distinta.

Ante la evidente preocupación, Activision ha salido a aclarar que Call of Duty: Mobile no pasará a mejor vida, contradiciendo así la declaración de Microsoft:

«Estamos comprometidos con Call of Duty: Mobile como una parte importante de toda la franquicia Call of Duty y nuestra estrategia general en móviles. Tenemos los mejores fans del mundo y pretendemos continuar apoyando el juego con una hoja de ruta fresca de contenido, actividades y actualizaciones a largo plazo.»

Activision.

Microsoft y Activision tienen ideas distintas por Call of Duty: Mobile

Call of Duty: Mobile

Así pues, tenemos un choque de posturas totalmente opuestas. Si Activision muestra compromiso por mantener la existencia de Call of Duty: Mobile, es porque tienen a la mano estadísticas que respaldan su decisión. En el caso de Microsoft, por el contrario, no sabemos exactamente en qué se están basando para fundamentar su plan.

Por otro lado, claro, no deja de sorprender que Microsoft esté tomando decisiones y afectando la operación de una empresa que todavía no les pertenece; por más que estén confiados en que los movimientos más recientes les ayudarán a convencer a los organismos regulatorios…

¿Qué tan confiada puede estar Microsoft sobre la compra de Activision? Bueno, la realidad es el que panorama comienza a inclinarse a su favor. Si bien en un principio los reguladores se mostraron muy estrictos, poco a poco los han convencido de aprobar la adquisición.

El movimiento clave que fue bien visto por las autoridades es que Microsoft cerró acuerdos con Nintendo y NVIDIA para llevar Call of Duty a la Switch y GeForce Now, respectivamente. Por lo tanto, queda enterrada la creencia de Sony de que los Redmond limitarán la disponibilidad de dicha franquicia cuando la tengan bajo su paraguas. La FTC de Estados Unidos y la Comisión Europea ya no pondrían más trabas al proceso, por lo que restaría buscar la aprobación de la CMA del Reino Unido.

También en Hipertextual:

La actualidad tecnológica y científica en 2 minutos

Recibe todas las mañanas en tu email nuestra newsletter. Una guía para entender en dos minutos las claves de lo realmente importante en relación con la tecnología, la ciencia y la cultura digital.

Procesando...
¡Listo! Ya estás suscrito

Deja un comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario