La compra de Activision por Microsoft no escapa de los reflectores y el capítulo más reciente de esta novela tiene que ver con Reino Unido. La Autoridad de Competencia y Mercados (CMA) publicó un reporte donde asegura que la adquisición disminuiría la competencia en consolas, servicios de suscripción y juegos en la nube. El documento pone énfasis en Call of Duty, quien según el regulador británico, sería capaz de marcar una diferencia material en el éxito de las plataformas de juego de los rivales.

La CMA cree Microsoft podría convertir a Call of Duty en juego exclusivo de Xbox o Game Pass o degradar el acceso a sus rivales (Sony) con lanzamientos retrasados o un aumento en el precio de licencia. El regulador expresó que hay pocos juegos de calibre o popularidad similares al que tiene la franquicia de Activision Blizzard. Ante esto, Microsoft criticó el reporte y aseguró que la CMA se basa en declaraciones que exageran significativamente la importancia de Call of Duty.

Microsoft comentó a GamesIndustry.biz, que la sugerencia de la CMA no es creíble, y que si todos los jugadores de Call of Duty que juegan en PlayStation emigraran a Xbox, la base restante de jugadores en la consola de Sony sería significativamente mayor que la de Xbox.

La Decisión de referencia se basa incorrectamente en declaraciones interesadas de Sony que exageran significativamente la importancia de Call of Duty y no tienen en cuenta la clara capacidad de Sony para responder competitivamente. Si bien es posible que Sony no acepte una mayor competencia, tiene la capacidad de adaptarse y competir. Los jugadores se beneficiarán en última instancia de esta mayor competencia y elección.

Microsoft

El regulador británico quiere proteger el liderato de Sony, acusa Microsoft

PlayStation

Microsoft acusó a la CMA de adoptar las quejas de Sony "sin el nivel adecuado de revisión crítica" y sugirió que su reporte parece estar escrito de un modo en que buscan proteger el liderato de PlayStation en la industria. Sumado a eso, la compañía mencionó que retirar Call of Duty y otros juegos de Activision Blizzard de las consolas de Sony no sería viable.

Mantener Call of Duty en PlayStation es un imperativo comercial para el negocio de Xbox y la economía de la transacción. [...] Microsoft ha dejado claro que cuenta con los ingresos de la distribución de los juegos de Activision Blizzard en Sony PlayStation.

Microsoft

De acuerdo con The Verge, Microsoft tomó una posición más relajada al describirse como una empresa incapaz de competir actualmente. La tecnológica respondió a la CMA que es el último lugar en la lista de fabricantes de consolas y séptimo en el PC. También dijo que no tiene intenciones de afectar o degradar otros servicios de juegos en la nube, ya que Microsoft es uno de los que fomenta un cambio en la mentalidad del consumidor para adoptar esta tecnología.

La compra de Activision por Microsoft ya fue aprobada por Brasil y Arabia Saudita. Europa es el principal obstáculo para la transacción, ya que sumado al reporte de la CMA, la Unión Europea anunció que iniciará una investigación profunda del caso en las próximas semanas.

Call of Duty sería suficiente para ganar una generación de consolas

Call of Duty: Modern Warfare 2

El regulador británico sugiere que Call of Duty sería suficiente para ganar una generación de consolas.

Actualmente, PlayStation tiene una mayor participación en el mercado de juegos de consola que Xbox, pero la CMA considera que Call of Duty es lo suficientemente importante como para perder el acceso (o perder el acceso en términos competitivos) podría afectar significativamente los ingresos y la base de usuarios de Sony.

Es probable que este impacto se sienta especialmente en el lanzamiento de la próxima generación de consolas, donde los jugadores toman nuevas decisiones sobre qué consola comprar. La CMA cree que la fusión podría, por lo tanto, debilitar significativamente al rival más cercano de Microsoft, en detrimento de la competencia general en los juegos de consola.

Autoridad de Competencia y Mercados.

Tras la publicación del reporte, la CMA emitirá las conclusiones preliminares de la segunda fase de la investigación en enero de 2023, mientras que el informe final se publicaría el 1 de marzo de 2023. Por su parte, la Comisión Europea comunicará su decisión preliminar el próximo 8 de noviembre antes de iniciar una investigación de cuatro meses. Mientras tanto, la Comisión Federal de Comercio de EE. UU. también revisará el caso antes de emitir un veredicto.

Aunque es poco probable que la FTC bloquee la compra de Activision, los reguladores de Reino Unido y Europa podrían vetarla. También existe la posibilidad de que la CMA o la Comisión Europea impongan condiciones para aprobar la transacción. Ante esto, Sony pide que la Comisión obligue a Microsoft a ofrecer garantías de que podrán acceder a todos los juegos "en igualdad de condiciones y a perpetuidad".

Pese a contar con múltiples estudios reconocidos, incluido Bungie — creador de Halo y Destiny —, Sony no se considera capaz de crear una franquicia que rivalice con Call of Duty.

También en Hipertextual: