Hace apenas una semana, Twitter reactivó la cuenta de Donald Trump tras una encuesta promovida por Elon Musk en su empuje por la «libertad de expresión». Sin embargo, la decisión podría explotarle en la cara al magnate, porque el expresidente de Estados Unidos no piensa retirar su demanda contra la red social por la suspensión de su perfil. No por ahora, al menos.

Bloomberg explica que la restitución de la cuenta de Donald Trump se realizó sin un acuerdo previo entre las partes para terminar la disputa judicial. Por ende, el exmandatario republicano no tiene intención de dar marcha atrás con la apelación a un fallo de mayo de 2021, cuando se le negó el regreso a la plataforma.

Recordemos que el político y empresario estadounidense no solo mantiene una batalla legal contra Twitter, sino también contra Facebook y Google. En su momento las acusó de ejercer «censura ilegal e inconstitucional», cuando los ánimos todavía estaban bastante caldeados por el Asalto al Capitolio, que el propio Trump instigó con sus denuncias de fraude electoral tras perder la presidencia con Joe Biden.

«Estamos exigiendo el fin de la prohibición, el fin del silenciamiento, el fin de las listas negras, la desaparición y la cancelación», había asegurado.

Pero el litigio entre Donald Trump y las principales redes sociales nunca fue solo por la restitución de sus cuentas. El dinero también era una pieza clave de esta situación. No olvidemos que el expresidente estadounidense reclamaba daños punitivos contra Twitter y las demás redes sociales que bloquearon sus perfiles.

Donald Trump puede ser otro gran dolor de cabeza para Twitter y Elon Musk

Donald Trump | Elon Musk | Twitter

El caso de Donald Trump parece tener todos los ingredientes para convertirse en un nuevo dilema de gran calibre para Elon Musk durante la gestión de Twitter. Es que la hipotética vuelta del exmandatario a la red social puede convertirse en un gran problema de moderación —más allá del discurso de libertad de expresión—; y, encima, en un dolor de cabeza económico.

Todo esto, alimentado por el impulsivo comportamiento del nuevo dueño de la red social. Es que John Coale, abogado de Trump, le explicó a Bloomberg que Twitter en ningún momento se puso en contacto con su cliente para comentarle sobre la posibilidad de restituir su cuenta. O para analizar el retiro de la demanda, siquiera. Lo que nos lleva a preguntarnos: ¿Sabía Elon Musk que Donald Trump mantenía un litigio contra su nueva compañía?

«No solo haces las cosas por tu cuenta, debes hablar con el otro lado o esperar. Hay más en esto que solo dejarlo regresar, así que queremos hablar para ver si podemos resolver algo», dijo el representante legal de Trump.

También se debe tener en cuenta que la reactivación de su cuenta no necesariamente es garantía de que Donald Trump vuelva a tuitear. Desde su restitución, el exmandatario no ha vuelto a utilizar su perfil. De hecho, su última publicación data del 8 de enero de 2021, cuando anunció que no asistiría al acto de asunción de Joe Biden.

Según Coale, Trump le aseguró que hoy no le interesa volver a Twitter, pero que eso «podría cambiar» en el futuro. Por lo pronto, el republicano parece comprometido a tratar de exprimir las posibilidades de Truth Social, su propia red social. Y no sorprende, considerando que allí puede interactuar directamente con sus seguidores sin hacer concesiones.

Deja un comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario