Twitter alcanzó su límite con Donald Trump y, tras un par de días de demasiada tensión, han bloqueado la cuenta del mandatario de forma permanente por el riesgo de que siga incitando a la violencia. Trump no podrá recuperar su actividad en la red social, al menos no en el perfil que todos conocemos. Así lo dio a conocer la compañía a través de un comunicado en el que explicaron todos los motivos de su decisión. Se trata, desde luego, de un hecho histórico para Twitter. No olvidemos que Trump sigue siendo presidente de Estados Unidos.

«Después de una revisión detallada de los tweets recientes de la cuenta de @realDonaldTrump y el contexto que los rodea, hemos suspendido permanentemente la cuenta debido al riesgo de una mayor incitación a la violencia«, mencionó la empresa. Y agregaron: «En el contexto de los horribles eventos de la presente semana, dejamos claro el miércoles que las violaciones adicionales a las reglas de Twitter podrían resultar en este mismo curso de acción».

Donald Trump ignoró la última advertencia

Twitter, tras suspender la cuenta de Donald Trump por 12 horas hace un par de días, lanzó una última advertencia al presidente: si volvía a violar la normativa de la red social, perdería su cuenta para siempre. Trump regresó para compartir un vídeo en el que prometía facilitar la transición hacia la administración de Joe Biden. Sin embargo, horas más tarde publicó lo siguiente:

Los 75.000.000 grandes patriotas estadounidenses que votaron por mí, por AMERICA FIRST, y que HACEN QUE AMÉRICA SEA GRANDE OTRA VEZ, tendrán una VOZ GIGANTE en el futuro. No se les faltará al respeto ni serán tratados injustamente de ninguna manera.

Twitter consideró que el polémico tweet, además de defender a aquellos simpatizantes que asaltaron el Capitolio, nuevamente podría provocar un acto de violencia. Tras la lamentable jornada que se vivió el pasado martes, Estados Unidos no puede permitirse otra exhibición tan vergonzosa y peligrosa. Así pues, Twitter pone fin a una tensión que se desarrolló durante varios años. Desafortunadamente, el bloqueo permanente a Donald Trump llega a pocos días del cambio de administración.

«Nuestro marco de interés público existe para permitir que la audiencia escuche directamente a los funcionarios electos y líderes mundiales. Se basa en el principio de que las personas tienen derecho a mantener el control de la cuenta. Sin embargo, dejamos en claro hace años que estas cuentas no están por encima de nuestras reglas y no pueden usar Twitter para incitar a la violencia. Seguiremos siendo transparentes en torno a nuestras políticas y su aplicación», concluyó la red social dirigida por Jack Dorsey.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.