Kevin Feige reveló los planes de la fase 5 y la fase 6 del Universo Cinematográfico de Marvel ante sorpresa de todos durante la Comic-Con 2022. Rumores apuntaban a que la participación del presidente ejecutivo del estudio sería "anecdótica", y que los anuncios grandes llegarían más adelante durante la D23 2022.

Los reportes no solo estaban equivocados, sino que los anuncios fueron grandes, amplios y marcan el camino que seguirá Marvel Studios con sus series y películas en los próximos años. De aquí hasta finales de 2025, cuando la fase 6 culmine con Avengers: Secret Wars.

Si tomamos en cuenta que la fase 4 del Universo Cinematográfico de Marvel acaba con Black Panther: Wakanda Forever, tiene sentido hablar de producciones que se estrenarán en 2023 y constituyen la quinta fase. Pero la decisión de detallar todas y cada una de las series y películas que veremos, e incluso hablar de la sexta fase, fue inesperado.

Cuando preguntaron a Feige por qué, el directivo explicó que necesitaba comunicar un punto de guía. Es decir, hacerle saber a los fans que todo lo que hemos visto hasta ahora tiene un propósito y nos llevará hacia algo en concreto. En otras palabras, aceptando que, hasta ahora, la cuarta fase del Universo Cinematográfico de Marvel ha sido un poco un desastre.

Kevin Feige en la Comic-Con 2022 / Universo Cinematográfico de Marvel
Kevin Feige en la Comic-Con 2022

Los problemas de la fase 4 del Universo Cinematográfico de Marvel

Es una de las principales críticas —además de la baja calidad de algunas películas y series—. La aparente desconexión entre producciones a lo largo de la cuarta fase del Universo Cinematográfico de Marvel. Además, cada vez hay un grupo más grande de superhéroes creando nuevas situaciones, prioridades distintas y complejidad a la hora de integrar todo en una gran historia.

Sumado a eso, Marvel Studios, como el resto de Hollywood, ha sufrido mucho con la pandemia. Retrasos en las grabaciones, ausencia de audiencia en cines y los retos de afrontar una superproducción con medidas de seguridad para evitar contagios de COVID-19.

La realidad es que hay una situación un tanto dispareja en las temáticas de las producciones de la fase 4 del Universo Cinematográfico de Marvel. Poquísima conexión, por ejemplo, entre Eternals y Falcon y el soldado de invierno. Aunque Spider-Man: No Way Home y Loki se interconectan por la apertura del multiverso, es hasta ahora que entendemos hacia donde nos dirigimos.

Pero con la Saga del Infinito, los diez primeros años de la franquicia cinematográfica de Marvel, la coherencia era mucho mayor. Y Feige no se vio en la necesidad de detallar planes tan a futuro y tan pronto. Anunciar Avengers: The Kang Dinasty y Avengers: Secret Wars fue tranquilizador para muchos, que nos hemos visto por momentos un tanto decepcionados con el nuevo rumbo —en términos de calidad— que han tomado.

La apertura a un gran grupo de nuevos superhéroes, sin duda, ha traído muchas cosas buenas a las producciones de la cuarta fase del Universo Cinematográfico de Marvel. Muchísima más inclusión, nuevos puntos de vista, y un alejamiento sano del clásico superhéroe hombre, blanco, estadounidense, que no tiene un solo átomo de maldad en su cuerpo y que salva al mundo por encima de todas las cosas. Esta nueva generación de personajes son más humanos, un poco más ambiguos y diversos.

Solo queda esperar a que las series y películas que veamos a partir de 2023 dejen de sufrir en calidad. Que Black Panther: Wakanda Forever sea todo lo que quisiéramos, y más. Que sea el homenaje a Chadwick Boseman que se merece. Y que la culminación de todo esto sea un evento cinematográfico tan emocionante como lo fue Infinity Wars y Endgame.