Con el exitazo que han tenido los dos primeros episodios de Obi-Wan Kenobi, la serie dirigida por Deborah Chow para Disney+ cuyo estreno se ha convertido en el de más visionados desde que existe la plataforma, uno no puede menos que desear que tenga la fuerza dramática de la que, por lo pronto, carece. Aunque se supone que la intervención del Anakin Skywalker de Hayden Christensen como el icónico Darth Vader ayudará en esa tarea. Y así es.

De hecho, la última imagen del segundo capítulo es suya. Tras la gran conmoción que provoca la Reva de Moses Ingram, inquisidora insubordinada, al revelarle al protagonista de Ewan McGregor que su antiguo padawan no ha muerto, nos muestran a este en el interior de lo que barruntamos que es un tanque de bacta, similar al que ya aparece en El libro de Boba Fett (desde 2021) para la recuperación física del personaje al que encarna Temuera Morrison.

La secuencia inicial del tercer episodio, en la que Obi-Wan Kenobi vuelve a llamar a su difunto maestro, el Qui-Gon Jinn de Liam Neeson, mientras oye en su cabeza frases de su pasado que le torturan, se sirve de un digno montaje paralelo con la preparación del villano sith y del apoyo de la adecuada banda sonora compuesta por Natalie Holt. Su objetivo es producir en los espectadores un estado emocional de asombro, con la nostalgia en ristre, ante la visión del mayor mito de Star Wars.

El esperado regreso de Darth Vader en ‘Obi-Wan Kenobi’

obi-wan kenobi 1x03 crítica ewan mcgregor darth vader star wars disney+
Lucasfilm | Disney+

Su intervención amenazante cuadra con la actitud y el modo de hablar que le conocemos desde Una nueva esperanza (1977); pero no podemos eludir la sensación de lo ingenuo en su solemnidad, de la que se libra su impresionante participación en Rogue One (2016) por silenciosa. Nuestra época, un tanto cínica, de desmontaje de leyendas así, en la que el Luke Skywalker de Mark Hamill puede desprenderse de su sable de luz con desprecio en Los últimos Jedi (2017) como contrapunto, afecta a nuestra perspectiva.

Por otro lado, los viajes interestelares que vemos en Obi-Wan Kenobi, igual que en las demás entregas de la saga o en la de su prima en la space opera Star Trek (desde 1966), con su aspecto de la rutina social que frecuentamos en cualquier rincón de nuestro planeta, siempre nos hace pensar en si el futuro humano podrá ser así tras la correspondiente expansión por la galaxia. Con trabajadores que van a lo suyo y autostopistas como la dicharachera Leia Organa de Vivien Lyra Blair.

Bajo el dominio del Imperio, Obi-Wan Kenobi emprende una misión trascendental

Ya disponible en Disney+

Además, las alucinaciones sobre el joven Anakin Skywalker, con ese primer plano de Deborah Chow y su director de fotografía, Chung-hoon Chung, tambaleante y que parece que se va a convertirse en el torcido holandés, quizá se deban al estrés psíquico que sufre el jedi de Ewan McGregor; pero se sienten chocantes en Star Wars. Por la falta de costumbre, al menos. Y porque las consideramos más normales en tramas de fantasía lúgubre o de thrillers psicológicos.

Por fin chocan de nuevo los sables de luz

obi-wan kenobi 1x03 crítica ewan mcgregor darth vader star wars disney+
Lucasfilm | Disney+

Qué reconocible, por otra parte, un tipo como el Freck del posible Zach Braff, colaboracionista con el totalitarismo imperial; y los términos acerca del “orden” en los que trata de justificarse. Tan propios de los que han defendido y defienden dictaduras de toda laya; desde el franquismo español hasta cualquiera de la historia que se nos pueda ocurrir. Y bienvenida la Tala Durith de Indira Varma, actriz a la que recordamos por su Ellaria Sand en Juego de tronos (2011-2019).

Y, si temíamos un primer plano aberrante con las alucinaciones de Obi-Wan Kenobi, este llega cuando percibe que Darth Vader está muy cerca. Su reencuentro, con la lógica de añadir el capítulo de la búsqueda para vengarse de quien le destrozó el cuerpo en La venganza de los Sith (2005) y la tensión palpable en medio de una oscuridad que ilumina el sable de luz resplandeciente del jedi, nos satisface de veras.

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

Las palabras intercambiadas por ambos esconden un curioso parecido con ciertos detalles de la relación entre Bruce Wayne y Joker en Batman (1989); de lo que no sabemos si son conscientes los guionistas Joby Harold, Hossein Amini, Stuart Beattie y Hannah Friedman. Sí, desde luego, del espectáculo gustoso que nos ofrece la lucha de espadas láser, tan propio de Star Wars, de triste resultado. Porque la resurrección del héroe de Ewan McGregor aún no ha ocurrido de verdad.

Obi-Wan Kenobi

Todo sobre Obi-Wan Kenobi, lo nuevo de Disney+